Cinco generaciones de un pionero todocamino

Infomotor, 22 May 2020

Cuando se presentó la primera generación del Toyota RAV4 en el Salón del Automóvil de Ginebra en marzo de 1994, pocos podían haber pronosticado que aquel nuevo y audaz concepto de automóvil cambiaría el mercado tal como se conocía. Además de abrir las puertas a un nuevo tipo de vehículo, incorporaría nuevas tecnologías y crearía todo un nuevo mercado en torno a los todocaminos compactos, ágiles y versátiles, adaptados a la perfección a la vida moderna. Hoy día, después de cinco generaciones y 26 años de historia, el RAV4 supera los 10 millones de unidades vendidas en todo el mundo.

El RAV4 era un vehículo original, que anunciaba una nueva era para los 4x4; la respuesta fue inmediata y muy positiva. Desde el comienzo, se planteó como un modelo global: las ventas empezaron en Japón en mayo de 1994, llegando a Europa, África, Australia y Latinoamérica al mes siguiente. El debut en Norteamérica llegó en enero de 1996.

EL ORIGEN

Las ideas en que se basó el RAV4, cuyas siglas provienen de ‘Recreational Active Vehicle with 4-wheel drive’ —vehículo activo recreativo con tracción a las 4 ruedas— se expresaron por primera vez en el prototipo RAV-FOUR, presentado en el Salón del Automóvil de Tokio de 1989, un concept que mostraba el interés de Toyota en crear un modelo compacto con tracción a las cuatro ruedas. Era solo un estudio de diseño, sin los detalles necesarios para un modelo de desarrollo real, pero fue acogido con gran entusiasmo por el público. En 1991, el proyecto recibió la luz verde y comenzó el trabajo de desarrollo.

DE MODELO DE NICHO A VEHÍCULO GLOBAL

El mercado de todocaminos compactos creado por Toyota prosperó rápidamente. Toyota vendió alrededor de 53.000 unidades de RAV4 en 1994, una cifra que se duplicó y luego se triplicó en los dos años siguientes. Las ventas siguieron creciendo con cada nueva generación, a pesar de que casi todos los competidores fueron sacando sus propios modelos al mercado. En 2019, las ventas del RAV4 en todo el mundo multiplicaron por más de 17 el total registrado durante su primer año en el mercado.

Ese éxito tan prolongado se debe en gran parte a la mejora constante del producto por parte de Toyota. Con cada nueva generación, ha ido prestando atención a los comentarios de sus clientes y ha ido adaptando las dimensiones, la funcionalidad, el rendimiento y el diseño del vehículo a las preferencias y las necesidades cambiantes del mercado.

Así, por ejemplo, en la tercera generación se quitó la rueda de repuesto del portón trasero, lo que confirió al vehículo una imagen más sofisticada. Más adelante, con la cuarta generación, se estandarizó la distancia entre ejes en todo el mundo. Para aquel entonces, el modelo de tres puertas ya había dejado de producirse, de modo que el RAV4 era exclusivamente un modelo de cinco puertas, más espacioso que nunca antes.

EXCELENCIA TÉCNICA

Toyota también siguió incorporando avances técnicos en el RAV4, introduciendo nuevas plataformas y desarrollando sistemas inteligentes de tracción a las cuatro ruedas, que combinaban un mejor tacto de conducción con un rendimiento más eficiente, tanto en carretera como fuera de ella. Incluso durante el ciclo de vida de la primera generación del modelo, Toyota se dio cuenta de que la tracción a las cuatro ruedas no era indispensable para todos los clientes, y consiguió expandir su atractivo con la variante de tracción delantera.

En lo que se refiere a motorizaciones, se adaptó la gama a las demandas de los diferentes mercados, con motores tanto diésel como de gasolina, de hasta 3.5 litros de cilindrada. También se prestó especial atención a la eficiencia y el rendimiento que cabía esperar del vehículo como todocamino urbano, perfecto para las familias, pero también ideal como compañero de quienes llevan estilos de vida activos.

EL PRIMER HÍBRIDO

En 2016, Toyota presentó el primer RAV4 hybrid, un vehículo que conservaba todas las cualidades de la cuarta generación del modelo, e incorporaba además las ventajas de un sistema Toyota Electric Hybrid. Su condición de primer híbrido combinado del segmento en Europa, gracias al sistema Full Hybrid de Toyota, reforzó el atractivo del RAV4 con unas emisiones y un consumo de combustible líderes en la categoría, junto con un rendimiento suave y potente, al contar con un eficiente sistema de tracción eléctrico a las cuatro ruedas.

HOY DÍA

La actual generación del RAV4, la quinta, se lanzó en Europa en 2019, principalmente como modelo híbrido eléctrico en los mercados de Europa occidental. Se trata del primer todocamino desarrollado sobre la plataforma modular GA-K de Toyota, que, con un bajo centro de gravedad y una carrocería considerablemente más rígida, contribuye a unos niveles superiores de tacto de conducción y confort de marcha, con un interior amplio y un espacio de carga líder en la categoría. La nueva plataforma también otorgó al equipo de diseño más libertad para crear un diseño llamativo con unas líneas del techo y el capó más bajas.

El sistema Toyota Electric Hybrid de RAV4 con el nuevo motor de gasolina 2.5 Dynamic Force, que desarrolla 218 CV DIN en la versión de tracción delantera y 222 CV DIN en la de tracción total. Supone un paso más allá en potencia, respuesta y eficiencia. El sistema de tracción total eléctrica inteligente (AWD-i)— ha sido mejorado para ofrecer la mejor capacidad a la hora de circular por cualquier tipo de vía, con un rendimiento muy superior en las condiciones más duras y la mejor respuesta sobre superficies deslizantes.

EL SIGUIENTE CAPÍTULO: RAV4 PLUG-IN HYBRID

A partir del éxito de RAV4 como pionero de la tecnología híbrida eléctrica entre los todocaminos, Toyota va a extender los beneficios de esta tecnología con el lanzamiento del RAV4 Plug-in Hybrid durante la segunda mitad de 2020. El nuevo integrante de la gama híbrida eléctrica de Toyota no solo promete más potencia sino también menos emisiones y consumo que cualquier otro modelo de su segmento.

El RAV4 Plug-in Hybrid ofrecerá a los clientes una solución con lo mejor de dos mundos: la más moderna tecnología de los modelos híbridos eléctricos de Toyota, con más potencia y mejor dinámica de conducción, y la opción de funcionar como un auténtico EV sin tener que preocuparse por la autonomía ni por la necesidad de parar a recargar la batería.

Toyota ha aprovechado el plus de rendimiento que puede ofrecer el motor eléctrico para hacer posible un incremento considerable de la potencia respecto a versión híbrida no enchufable de RAV4, montando una nueva batería de ion-litio de alta capacidad y añadiendo un convertidor de voltaje mejorado a la unidad de control de la energía del sistema híbrido. El motor de gasolina 2.5 Dynamic Force se basa en la unidad montada en el RAV4 Hybrid, con mejoras para alcanzar los requisitos de rendimiento del sistema híbrido enchufable.

Con una potencia total de 306 CV DIN, permite al RAV4 Plug-in Hybrid acelerar de 0 a 100 km/h en apenas seis segundos, mientras que los datos estándar de ciclo WLTP de Toyota, previos a la homologación, indican las emisiones de CO2 más bajas de la categoría.

El RAV4 Plug-in Hybrid tendrá además una autonomía superior en modo EV, sin consumo de gasolina ni emisiones. El conductor podrá alternar fácilmente entre conducción híbrida y 100% eléctrica, con el potencial de cubrir mayores distancias que cualquier otro todocamino híbrido de la competencia solo con energía eléctrica —si la carga de la batería y las condiciones de la conducción lo permiten—, muy por encima de los 50 km de media que recorren diariamente los europeos para ir y volver del trabajo. Por otra parte, puede alcanzar una velocidad de hasta 135 km/h sin intervención alguna del motor de combustión interna, ni siquiera al acelerar a fondo.