Noticias | Dakar

Dirección de carrera decide no readmitir a Isidre Esteve

Por primera vez en sus cinco participaciones en coche, Isidre Esteve ha tenido que despedirse antes de tiempo del Dakar. Este lunes, la dirección de carrera no le ha admitido en la categoría ‘Dakar Experience’, decisión que impedirá al Repsol Rally Team tomar la salida de la etapa de mañana, tal como pretendía tras no completar la de ayer.
El prototipo BV6 del ilerdense se quedó sin turbo hacia el kilómetro 150 de la séptima etapa y, a partir de ahí, vivió una auténtica odisea, al ser remolcado por un camión de asistencia durante 8 horas en las que sólo pudieron recorrer un centenar de kilómetros. Justo antes de afrontar la zona final de dunas, ya de noche, la organización les aconsejó continuar por carretera hasta el campamento, donde llegaron entrada la madrugada.
El equipo de Isidre Esteve había logrado reparar la avería con el propósito de reengancharse al Dakar 2020 mañana martes. La intención era seguir dentro de la categoría ‘Dakar Experience’, creada en esta edición para que los pilotos que no finalizan una etapa puedan continuar, aunque en una clasificación paralela. El Repsol Rally Team ha realizado hoy todos los trámites pertinentes, pero dirección de carrera ha optado por no admitirle, debido a su condición de piloto de élite.
“Nos salimos de la pista porque nos aconsejaron por el iritrack no pasar las dunas de noche por un tema de seguridad. Les hicimos caso y llegamos al campamento por carretera, creyendo que habían pensado una solución y que podríamos seguir compitiendo. Así lo hemos solicitado, pero esta tarde nos han comunicado que el reglamento no nos lo permitía. El error fue nuestro por confiar en una posibilidad que nunca ha existido”, resumía con resignación Isidre Esteve.
Una vez asumido el abandono, el ilerdense reconocía que “ha sido una verdadera lástima porque el equipo había trabajado muy duro para reparar la avería a tiempo para poder tomar la salida. Nuestro deseo era completar las etapas que faltan y llegar a la meta, para acumular el máximo de kilómetros posibles de cara a próximas ediciones del Dakar”.
Pese al varapalo que ha supuesto el inesperado abandono, el piloto del Repsol Rally Team hacía una lectura positiva de su paso por el Dakar 2020 de Arabia Saudí: “Hemos demostrado que, si no tenemos problemas ni cometemos errores, somos competitivos, lo que nos hace ser optimistas de cara al futuro”.