Noticias | Fórmula 1

¿Dónde está el límite?

La jornada del pasado domingo nos ha deparado dos escenarios en el viejo continente donde aplicar el título de este billete de opinión a dos deportes muy diferentes, el tenis y el automovilismo. Y como ustedes son lectores de Infomotor, dejaremos a un lado la décimotercera victoria de D. Rafael Nadal Parera en Roland Garros, que le permite alcanzar los 20 Grand Slam de Roger Federer, y nos centraremos en la hazaña de Lewis Hamilton en el Gran Premio de Eifel logrando igualar las 91 victorias en grandes premios de Fórmula 1 de Michael Schumacher.

Para recordar el momento en el que el Kaiser alcanzó esa cifra tenemos que viajar en el tiempo a 2006. Fernando Alonso llegaba líder a Shanghai a falta de tres citas para acabar la temporada y el Kaiser se sacaba de la manga el último as que le quedaba, empatando en la clasificación del mundial con el asturiano con la que a la postre sería su última victoria en un gran premio. El resto creo que no hace falta que se lo recuerde. Schumacher abandonó en Japón por avería en su Ferrari y el asturiano se coronó en Brasil con su segundo entorchado mundial.

La hazaña del británico ayer no pudo tener mejor colofón que el emotivo gesto que tuvo Mick Schumacher mientras que David Coulthard le hacía la entrevista oficial de la FIA tras la carrera. El joven piloto alemán, heredero del heptacampeón, se acercó al photocall donde Hamilton respondía a las preguntas del escocés y le regaló un casco de los que su padre utilizó en su última época en la Fórmula 1, la que pilotó para Mercedes. Y es que Mick se encontraba en Nürburgring porque se iba a subir el viernes al monoplaza de Alfa Romeo para hacer su debut oficial en la Fórmula 1 aprovechando los libres 1, algo que impidió la climatología local. Eso sí, el líder de la F2 suena ya en todas las quinielas para compartir garaje el año que viene con Kimi Raikkonen en la filial de Ferrari. De ser así, se juntará un debutante con el piloto que más parrillas de salida a afrontado en su carrera al haber logrado ayer superar la marca de Rubens Barrichello y alcanzar las 324 participaciones en un gran premio.

Algo parecido al gesto de Mick con Lewis ya sucedió en el Gran Premio de Canadá de 2017 cuando la familia de Ayrton Senna le entregó un casco del brasileño al alcanzar las 65 poles, una marca que el propio Schumacher había dejado como récord en 68 mejores clasificaciones, y que el británico ha logrado subir este año hasta las 96. Una cifra también estratosférica.

Pero si el récord alcanzado el domingo por Hamilton es tan grande, se debe a dos razones fundamentales. Por un lado, cuando Schumacher logró su última victoria la cifra de 91 triunfos parecía algo que quedaría para los anales de la historia. En aquel momento el podio del registro de victorias lo ocupaban Alain Prost con 51 y el malogrado Ayrton Senna con 41. Había por lo tanto 40 victorias hasta el segundo clasificado y parecía por lo tanto imposible que nadie pudiera igualar ese récord. Han pasado solo 14 años y un piloto que debutó en la categoría reina justo al año siguiente de que el Kaiser se retirase por primera vez en 2006 ha logrado alcanzar la misma meta. Pero, por otra parte, lo más extraordinario es que todos en el paddock saben que esta no será la última victoria de Lewis Hamilton en la Fórmula 1 y que la cifra seguirá engordando.

El pupilo de Ron Dennis no solo es dos años más joven que el alemán cuando este alcanzó su último triunfo. Se encuentra además en un momento dulce en su trayectoria deportiva y va camino de lograr este año igualar al Kaiser también en títulos mundiales. Tras la carrera de ayer y con el abandono de Valtteri Bottas, el británico supera al finlandés en 69 puntos a falta de seis carreras. Con lo que, teniendo en cuenta que el máximo que un piloto puede conseguir en una cita son 26 puntos en el caso de vencer y llevarse la vuelta rápida en carrera, podemos estar hablando que Hamilton podría proclamarse heptacampeón mundial a falta de tres carreras de seguir el mismo ritmo de resultados.

Y, por si fuera poco, la pandemia que vivimos ha dado un año más de moratoria al cambio de reglamentación que estaba previsto inicialmente para el año que viene, con lo que la temporada 2021 el piloto de Stevenage volverá a ser el máximo favorito a la victoria de nuevo antes de saber donde se coloca cada equipo cuando la nueva normativa entre en vigor en 2022. Cierto es que Hamilton aún no ha renovado con Mercedes para la temporada que viene, pero entendemos que eso es algo que se hará realidad en poco tiempo y que es una incógnita a la que pueden apostar sus ahorros con tranquilidad si alguna casa de apuestas les acepta el reto.

Pronosticar dónde está el límite de los logros del piloto de Woking es ahora mismo una tarea imposible. Pueden pasar aun varios años para que deje la Fórmula 1, con lo que puede barrer las cifras que ahora ostenta. No en vano, el heptacampeón abandonó el mismo año que alcanzó su última victoria con 37 años, pero volvió en 2010 tras estar tres años retirado, y se mantuvo en la competición tres temporadas con Mercedes. Una época esta que muchos recuerdan como algo innecesario en su carrera deportiva. Y probablemente piensen eso porque en esas tres temporadas con los monoplazas de la estrella de plata el Kaiser solo se subió una vez al podio y fue como tercer clasificado en el Gran Premio de Europa en Valencia, con una épica victoria de Alonso con el Ferrari, ¿la recuerdan? Personalmente no creo que le sobrasen esos años al heptacampeón. Demostró que se podía competir con 43 años en este deporte y no quiso desaprovechar la oportunidad de pilotar para la marca que le apoyó antes de su ingreso en la Fórmula 1 y que volvía a la categoría reina tras 55 años de ausencia por el fatal accidente en Le Mans donde murieron el piloto Pierre Levegh y 83 espectadores. El mayor desastre de la historia del automovilismo. Además, ese proyecto estaba liderado por un gran amigo de su época en Ferrari, Ross Brawn, con lo que era imposible decir que no al ofrecimiento de volver a pilotar un Fórmula 1. Por cierto, esos tres años tuvo de compañero a Nico Rosberg, y anunció su retirada definitiva cuando el equipo hizo público el fichaje de un británico. ¿Recuerdan quien fue el elegido? Pues nada más y nada menos que el mismo que ha igualado su récord de victorias.

@luismanuelreyes            

 

 

CLASIFICACION
1.-Lewis Hamilton (Mercedes) 60 - 1:35'49.641 
2.-Max Verstappen (Red Bull/Honda) 60 - 1:35'54.111
3.-Daniel Ricciardo (Renault) 60 - 1:36'04.254
4.-Sergio Pérez (Racing Point/Mercedes) 60 -1:36'05.711
5.-Carlos Sainz (McLaren/Renault) 60 - 1:36'11.546
6.-Pierre Gasly (AlphaTauri/Honda) 60 - 1:36'12.407
7.-Charles Leclerc (Ferrari) 60 - 1:36'20.455
8.-Nico Hülkenberg (Racing Point/Mercedes) 60 - 1:36'22.237
9.-Romain Grosjean (Haas/Ferrari) 60 - 1:36'28.722
10.-Antonio Giovinazzi (Alfa Romeo/Ferrari) 60 - 1:36'29.676
11.-Sebastian Vettel (Ferrari) 60 - 1:36'30.451
12.-Kimi Räikkönen (Alfa Romeo/Ferrari) 60 - 1:36'31.117
13.-Kevin Magnussen (Haas/Ferrari) 60 - 1:36'39.226
14.-Nicholas Latifi (Williams/Mercedes) 60 - 1:36'44.090
15.-Daniil Kvyat (AlphaTauri/Honda) 60 - 1:36'45.229

ABANDONOS
Lando Norris (McLaren/Renault) 42 - 1:06'15.551 - Unidad de potencia
Alexander Albon (Red Bull/Honda) 23 - 36'51.535 - Unidad de potencia
Esteban Ocon (Renault) 22 - 35'10.341 - Hidráulico
Valtteri Bottas (Mercedes) 18 - 28'59.777 - Unidad de potencia
George Russell (Williams/Mercedes) 12 - 19'37.453 - Colisión