El Audi RS 5 DTM, preparado para Spa

Infomotor, 30 Julio 2020

El próximo fin de semana comenzará la temporada del DTM más corta de todos los tiempos: todas las carreras se concentrarán en apenas 100 días, con el banderazo de salida en un circuito muy especial. Por primera vez, el Audi RS 5 DTM competirá en el circuito de Spa-Francorchamps (Bélgica).

Hasta el momento, el DTM solo ha corrido una vez en Spa Francorchamps: en 2005, cuando Mattias Ekström y Tom Kristensen consiguieron para Audi Sport un doble podio con el A4 DTM. Entonces, un coche del DTM desarrollaba aproximadamente 460 CV. Hoy en día, con el push-to-pass, los técnicos de Audi extraen más de 610 CV del compacto y altamente eficiente motor turbo de cuatro cilindros del RS 5 DTM. Esto equivale a una potencia adicional de alrededor del 30 por ciento y, al mismo tiempo, con una reducción significativa del consumo de combustible.

Benoit Tréluyer se quedó impresionado tras haber tenido el privilegio de probar el Audi RS 5 DTM actual durante un día de julio en Las Ardenas. “El RS 5 parece estar hecho para Spa”, asevera el piloto francés. “Es un sueño conducir este coche a gran velocidad por Eau Rouge. Los continuos cambios de dirección también son divertidos. Los pilotos adorarán Spa y también lo harán los aficionados desde casa frente a las pantallas de televisión. Espero que sean carreras muy especiales, voy a estar sentado frente a la pantalla para verlas”.

Los seis pilotos de Audi están ansiosos por el regreso del DTM a Spa. La mayoría de ellos tienen una relación muy especial con el circuito belga. Nico Müller ganó aquí su primera carrera en 2008. “Fue en la Fórmula Renault, en mi cuarto fin de semana de carreras”, rememora el subcampeón de la temporada 2019 del DTM. “Tengo un montón de muy buenos recuerdos de este circuito. Poder pilotar el Audi RS 5 DTM en Spa es un sueño y estoy feliz de que se haga realidad. Va a ser espectacular”.

El mejor momento de Spa para Robin Frijns proviene de ese mismo período. “Entonces, pilotaba en la Fórmula BMW y gané la carrera tras adelantar por el exterior al líder hasta ese momento”, agrega el holandés. “Siempre hay buenas carreras en Spa. En este bello y fluido circuito de alta velocidad hay algunos buenos puntos para adelantar”.

Loic Duval celebró su primera victoria como piloto de Audi en Spa. “Fue en el WEC, en 2012. Era en mi segunda carrera para Audi e inmediatamente conseguí la victoria junto a Marc Gené y Romain Dumas. Fue la típica carrera de Spa con condiciones cambiantes: a veces seco, a veces mojado. Espero que tengamos más suerte con el tiempo a principios de agosto. Tengo muchas ganas de competir en el que es uno de los mejores circuitos de Europa”.

Mike Rockenfeller también recuerda con cariño una carrera en Spa. “Competir contra Peugeot en las Le Mans Series de 2008 con el Audi R10 supuso una gran experiencia”, recuerda Rocky. “Pero también mi victoria en las 24 horas de Spa en 2005. Estoy ansioso por que empiece ya la temporada del DTM en un circuito tan magnífico, pero también será un gran desafío intentar optar a todo de inmediato sin mucha preparación”.

A René Rast le ilusiona especialmente recordar sus dos victorias en las 24 horas de Spa. “En 2014 pude ganar la carrera tras adelantar al líder 15 minutos antes del final. Llegué a la línea de meta completamente deshidratado”, cuenta el defensor del título del DTM. “La anticipación con que el DTM finalmente se pondrá en marcha es enorme, más aún en Spa, uno de mis circuitos favoritos. Es una pista realmente desafiante con curvas en las que debes ser valiente, especialmente durante la clasificación. Será una prueba genial”.

Jamie Green es el único piloto del equipo actual que ha participado en Spa en el DTM, en su debut en 2005. También conoce el trazado por el simulador y con el Audi R8 LMS: “He pilotado en las 24 Horas de Spa en tres ocasiones hasta ahora y me he clasificado para el Top 20 Super Pole en cada una de ellas”, expone el piloto británico.