Noticias | Rallycross

El desafío en Eau Rouge a la espera del Mundial de Rallyscross

El Campeonato Mundial de Rallycross de la FIA abre nuevos caminos cuando visita Bélgica este fin de semana y presenta un desafío en el afamado Eau Rouge.
Al igual que el circuito Yas Marina en Abu Dhabi, sede de la primera ronda, el icónico Circuito de Spa-Francorchamps, ubicado en la cordillera de las Ardenas, hace su debut en el calendario World RX, con circuito de 913 metros diseñado para tal fin, con el paso a través de Eau Rouge, que enfrentará a los 20 pilotos inscritos para el evento.
Y, si pensamos que ya no volveríamos a ver a Mattias Ekstrom en el campeonato mundial, estábamos equivocados. El campeón del mundo 2016, vuelve a incorporarse para la tercera prueba, para tal fin utilizará el Audi S1, ganador del título, del equipo JC Raceteknik.
El sueco, de 40 años, admite que ver los dos primeros rounds de World RX en la televisión hizo que sus jugos competitivos fluyeran nuevamente. “Estando en el sofá en casa mirando Abu Dhabi, comencé a imaginar correr de nuevo y atravesar Eau Rouge a 200 km de lado. Empezó a ser muy tentador”, explica.
En una brillante carrera de cinco años dentro del rallycross mundial, Ekstrom ha registrado 10 victorias en pruebas y ha subido al podio en 22 ocasiones. También es dos veces campeón del DTM.
Ekstrom se une al equipo JC Raceteknik,el cual dispone de otro vehículo para Enzo Ide, un especialista en resistencia de GT que ganó la Copa Sprint de la serie GT de Blancpain en 2016. Él conoce cada centímetro del circuito de Fórmula 1 al competir en las 24 Horas de Spa, en 2012, pero la pista de World RX es un asunto totalmente diferente.
Spa-Francorchamps brindará la posibilidad de que se rompa el dominio del Equipo Hansen MJP.
El mayor de los hermanos Hansen admite que la visita a Bélgica presenta desafíos únicos. "Estamos compitiendo en el lugar más emblemático del automovilismo", dijo. "Por lo que he visto de las fotos, parece un circuito muy interesante, especialmente a través de Eau Rouge y la horquilla”.
“Siempre es una gran prueba ir a un circuito nuevo para todos. Va a ser difícil aprender el diseño rápidamente, así que tenemos que estar en alerta”,
agregó.

Al preguntarle cuántas vueltas caminará por la pista para conocerla, "unas 100", dijo.
Además de Ekstrom, hay otras incorporaciones a la lista de inscritos. El belga Gregoire Demoustier con un Peugeot 208. Demoustier compitió en el mundial de rallycross en 2017-2018 combinado con el mundial de turismos.
El finlandés Joni Wiman también regresa después de su última aparición en World RX hace cuatro años. Wiman se une a GRX con un Hyundai i20. "Es una gran cosa volver al World RX y estoy agradecido con el equipo y los patrocinadores, que hicieron que esto sucediera", dijo Wiman.
Wiman estaba listo para unirse a una alineación de GRX de tres autos junto a Niclas Gronholm y Timur Timerzyanov. Sin embargo, Gronholm, quien es segundo después de Kevin Hansen en la clasificación de pilotos, no saldrá por enfermedad.
Timerzyanov está disfrutando de competir en Spa. "Estoy muy emocionado de que World RX vaya al famoso Circuito de Spa-Francorchamps, y el hecho de que salgamos por el legendario Eau Rouge, ya me pone la piel de gallina", dijo el ruso, sexto en la clasificación general, dijo.
"Pero dejando a un lado la parte emocional, es un lugar nuevo para todos por lo que se reducirá a los que sean capaces de descubrir la configuración correcta en las pocas vueltas de práctica libre".
Una incorporación tardía a la lista de inscritos es Francois Duval. El belga reemplaza a Rokas Baciuska en el ESmotorsport - Labas Gas Skoda Fabia. El ex piloto del Campeonato del Mundo de Rallyes de Ford, trabaja en apariciones en World RX en Bélgica, Francia y Letonia desde 2014-2018, así como en varias carreras europeas.
Ha sido cuatro veces piloto belga del año 2004 y 2008. El fin de semana pasado registró una victoria en el Campeonato de Francia de Rallycross en Chateauroux.
"Estoy muy feliz de finalmente estar presente en este primer evento mundial de rallycross en la pista de Spa-Francorchamps", dijo. "Todo se hizo en el último minuto. Sé que no será fácil competir contra los mejores equipos y los mejores autos, pero conduciré sin presión, esencialmente por diversión y para mis fanáticos".