Noticias | Ferrari

El nuevo súpercoche de producción en serie

Infomotor, 03 Junio 2019

Ferrari abre un nuevo capítulo en la historia del Cavallino Rampante con la presentación de su primer vehículo de producción en serie PHEV (vehículo eléctrico híbrido en chufable), el SF90 Stradale, cuyas im ágenes, videos e información puede verse en el web site específico: SF90stradale.com. El nuevo modelo es un coche extremo en todas sus vertientes y supone todo un cambio de paradigma, al brindar prestaciones únicas para un coche de producción en serie. Cifras como 1.000 CV, una relación peso potencia de 1.57 kg/ CV, y 390 kg de carga aerodinámica a 250 km / h, no solo colocan al SF90 Stradale en la parte superior de su segmento, sino que también colocan al modelo V8 en el tope de gama por primera vez en la historia de la marca.

El nombre del automóvil sintetiza el verdadero significado de todo lo que se ha logrado en términos de prestaciones. La referencia al 90 aniversario de la creación de la Scuderia Ferrari subraya el fuerte vínculo que siempre ha existido entre circuito y carretera en todos los Ferrari. Además de toda una brillante apuesta por las tecnologías más avanzadas desarrolladas en Maranello, el SF90 Stradale es también la demostración perfecta de cómo Ferrari traslada inmediatamente a todos sus coches el conocimiento y las habilidades que adquiere en la competición.

El SF90 Stradale tiene un motor turbo V8 de 90° capaz de entregar 780 CV, la potencia de salida más alta de todos los 8 cilindros en la historia de Ferrari. Los 220 CV restantes se suministran con tres motores eléctricos, uno ubicado entre el motor y la nueva transmisión de doble embrague de 8 velocidades en el eje trasero, y dos en el eje delantero. Sin embargo, este sofisticado sistema no hace que la experiencia de manejo sea más complicada. Todo lo contrario. De hecho, el conductor simplemente tiene que seleccionar uno de los cuatro modos de unidad de potencia, y luego concentrarse en la conducción. La sofisticada lógica de control se encarga del resto, gestionando el flujo de energía entre el V8, los motores eléctricos y las baterías.

El SF90 Stradale es también el primer automóvil deportivo de Ferrari equipado con 4WD, un paso necesario para permitir que la increíble potencia liberada por el propulsor híbrido obtenga su máximo rendimiento y convierta este automóvil en una nueva referencia en aceleración, pasando de 0-100 km/h en 2.6 segundos y de 0-200 km/h en apenas 6.7 segundos.

Los ingenieros de Ferrari pudieron ampliar aún más el espectro de controles dinámicos al introducir el RAC-e (regulador electrónico de configuración en curva). Además de exclusivamente proporcionar   propulsión en modo eléctrico, los dos motores delanteros controla independientemente la entrega de par a las dos ruedas, ampliando el concepto de Vectorización de Par. Plenamente integrado en las dinámicas de control del vehículo, el RAC-e gestiona la distribución de par, lo que hace que sea mucho más fácil y seguro conducir al límite.

La introducción de esta arquitectura híbrida fue un desafío con respecto a la gestión del peso adicional que se resolvió mediante la atención obsesiva en todos los detalles que permitiesen reducir el peso, optimizando así en conjunto todo el automóvil. Para obtener el máximo rendimiento en términos de peso total, rigidez y centro de gravedad, el chasis y la carrocería del SF90 Stradale son completamente nuevos, construidos con tecnología de materiales múltiples, incluyendo, por ejemplo, la fibra de carbono.

El desarrollo de un automóvil híbrido de este tipo exigió la aplicación de toda una serie de soluciones aerodinámicas innovadoras. Por un lado, el aumento significativo en el rendimiento de la unidad de potencia trajo consigo un aumento en la cantidad de energía térmica que se disipa y requirió que el equipo de desarrollo realizara una revisión en profundidad de los flujos aerodinámicos en las masas radiantes. Por otro lado, también exigió el desarrollo de nuevas soluciones para aumentar la fuerza aerodinámica de manera eficiente y garantizar la máxima estabilidad en todas las velocidades y condiciones de conducción.

Sobretodo destaca el innovador shut-offGumey, un sistema activo patentado ubicado en la parte trasera del automóvil que regula el flujo de aire sobre la parte superior de la carrocería reduciendo la resistencia en altas velocidades, y que junto a dinámicas de carga lateral más bajas, incrementa la carga aerodinámica en el paso de curva, tanto en situaciones de frenada como durante los cambios de dirección.

El nuevo coche supone todo un cambio de época desde una perspectiva estilística, ya que en lugar de inspirarse en los supercoches de Ferrari, reescribe completamente las proporciones de los Ferrari berlinettas deportivos con motor central trasero presentadas hace 20 años en el 360 Modena. Un buen ejemplo es la cabina, que tiene una sección frontal más pequeña y se coloca más cerca de la parte delantera del automóvil para reducir la resistencia. Todo ello logrado sin afectar su confort a bordo.

La filosofía derivada de la pista "ojos en la carretera, manos en el volante" inspira todo el interior del vehículo, influyendo significativamente en la ergonomía y su estilo. El resultado es un concepto de HMI (Huma-Machine Interface) y diseño de interiores completamente redefinido respecto a otros modelos anteriores.

Otra innovación importante es el volante, que ahora tiene un panel táctil y una serie de botones apticos que le permiten al conductor controlar virtualmente todos los aspectos del automóvil con solo sus pulgares. El grupo de instrumentos central es ahora completamente digital con la primera pantalla HD curvada de 16 pulgadas en el mercado, completamente configurable y controlable usando los controles del volante.

En el túnel central, la ergonomía ha mejorado sustancialmente fusionándose con un elemento del pasado, la caja de cambios automática que ahora se accionan mediante una función de estilo de rejilla que hace referencia al legendario cambio de marchas manual de Ferrari. Así, el pasado y el presente son hábilmente integrados para inspirar a los nuevos Ferrari del futuro.

El SF90 Stradale también ve el debut de la nueva llave de encendido con su nueva tecnología integral keyless personalizada con el nombre del modelo, y que será gradualmente ampliada al resto de la gama. Gracias a un compartimento especial en el túnel central, se convierte en parte integral del estilo del automóvil.

Además de la versión deportiva, que hace referencia a la forma y el color de la distintiva insignia del Cavallino rectangular que lucen los automóviles de carretera de Ferrari , también habrá una versión más elegante de color metálico.

Por primera vez en un Ferrari, los clientes pueden elegir entre el automóvil estándar y una versión con una configuración y orientación más deportiva. La version Assetto Fiorano incluye mejoras significativas, con amortiguadores Multimáticos especiales GT-Racing, elementos extra ligeros en fibra de carbono (paneles de puerta, inferior de carrocería) y titanio (amortiguadores, línea de escape) permitiendo todo ello un ahorro de peso de 30 kg. Otra diferencia es el alerón trasero en fibra de carbono de alta carga aerodinámica que genera 390Kg de carga aerodinámica a 250 km/ . El Assetto Fiorano incluye neumáticos Michelín Pilot Sport Cup2 diseñados específicamente para mejorar el rendimiento en la pista en seco, con un compuesto m ás s uave y menos ranuras que los neumáticos de serie.