Noticias | DFSK

El primer SUV Coupé chino con aire premium por 26.495 euros

Infomotor, 16 Octubre 2020

El F5 es el modelo elegido por DFSK para inaugurar la cuarta generación de su familia de SUV, con la innovación, funcionalidad, calidad y un imbatible precio como principales baluartes, mientras estilísticamente presenta un diseño completamente rupturista con sus antecesores.

DFSK pertenece a Dongfeng Motor Group (DFM), que es el 2º mayor fabricante de automóviles de China y el 10º a nivel mundial, con una producción aproximada de 3,8 millones de unidades al año y la fabricación en exclusiva para el mercado chino de modelos de Citroën, Peugeot, Kia, Honda y Nissan. Desde 2003 DFSK se ha convertido en una marca que en su amplia gama cuenta con turismos, vehículos comerciales ligeros y motocicletas. Está presente en más de 70 países y, en España, su gama de turismos se compone del SUV compacto de 7 plazas DFSK 580 así como del recién llegado SUV Coupé medio DFSK F5.

El F5 es el primer modelo de la cuarta generación de la familia de SUV de DFSK, con el diseño, la innovación, funcionalidad, calidad e imbatible precio como principales fortalezas. Está pensado para cumplir las expectativas de las familias jóvenes a nivel global, que se fundamentan en tres pilares: estilo SUV Coupé, conectividad y un elevado nivel de calidad a un precio asequible para un gran público. Para plantear los bocetos definitivos de su diseño se han invertido más de doce meses de trabajo. Atesora los mejores atributos del mundo de las berlinas, los coupés y los SUV. Su aspecto robusto, con elevada línea de cintura, su llamativo perfil descendente desde el pilar B y su elegante vista lateral le confieren una gran personalidad.

Los grupos ópticos delanteros están integrados, junto a su característica parrilla estrellada, en la línea de cintura para expresar un efecto visual más fuerte al tiempo que los intermitentes dinámicos –tanto en la zona delantera como en la trasera– advierten de su gran carga tecnológica y lujo por el detalle. Toda su iluminación recurre a tecnología Led, con luz diurna (DRL) y faros Full Led con secuencias específicas para dar la bienvenida al conductor cuando se aproxima al vehículo y desbloquea las cerraduras; a las que se suma la luz que se proyecta bajo los espejos retrovisores exteriores con el logotipo de la marca para alumbrar el suelo en la zona de acceso. En la zaga, los pilotos traseros se unen a lo largo de toda la anchura del portón mediante una tira lumínica que ejerce como luz de posición así como por un embellecedor cromado. Su interior también cuenta con una atractiva luz ambiente de Led.

El portón trasero de serie dispone de accionamiento eléctrico, que permite su apertura o cierre desde el salpicadero, con el propio botón bajo el portón o desde el mando a distancia. El techo panorámico con accionamiento eléctrico, que está fabricado por Webasto, sobresale por su gran calidad, sumándose a su extenso equipamiento de serie. Las llantas de 18” en gris ahumado y sus dobles salidas de escape trapezoidales ensalzan su deportividad.

Calidad, ergonomía y confort

La sensación inicial de alta tecnología, completo equipamiento y elegancia en su diseño aumentan exponencialmente al acceder a su interior para comprobar tanto sus cuidados ajustes como por su amplitud. Dispone de dos pantallas táctiles, una de 10,25” en la zona central superior del salpicadero, donde se controla todo lo relativo al sistema de infoentretenimiento –con conexión MirrorLink–, y otra inferior, en la consola central, destinada en exclusiva al sistema de climatización; que también se puede operar desde la superior.

Su cuidada ergonomía y gran habitabilidad son notas destacadas en un interior que transmite un indudable aire premium. Como muestran las molduras en negro piano así como la tapicería de fino y sedoso cuero napa, disponible en tres combinaciones (negro, burdeos o azul/negro), que está confeccionada según las técnicas empleadas por las grandes firmas textiles francesas. Los asientos delanteros disponen de calefacción y regulaciones eléctricas; en diez vías para el del conductor y cuatro para el pasajero delantero. Unos asientos delanteros que sobresalen por confort y capacidad de sujeción junto a un deportivo volante de tres radios, con su zona inferior ligeramente achatada, forrado también en cuero napa.

Pese a la acusada línea descendente del techo desde el pilar B, su habitabilidad en las plazas traseras es sorprendente. Con una distancia para las piernas de 880 mm y una cota de altura de 970 mm, que permiten el acomodo real de tres adultos de gran talla, y un suelo completamente plano sin la intromisión del clásico túnel de transmisión presente en la mayoría de sus rivales.

Ultra resistente

El chasis y carrocería del DFSK F5 ofrecen una elevada rigidez, que aporta precisión y un elevado dinamismo. Esta estructura, que recurre al empleo de aceros de ultra alta resistencia, resulta vital para su seguridad activa que se complementa con diferentes ayudas electrónicas a la conducción. Su estructura de deformación programada, así como a su equipo de airbags delanteros y laterales, también aporta una buena seguridad pasiva, que le ha permitido obtener 5 estrellas en las pruebas de choque C-NCAP. La cámara integrada tras el parabrisas, que graba todo lo que sucede durante la conducción, puede ser de gran utilidad ante un accidente, una denuncia por infracción o, simplemente, como recuerdo de un tramo que nos gustó especialmente en un viaje.

La cámara de aparcamiento de alta definición y los sensores volumétricos emplazados tanto en el paragolpes delantero como en el trasero facilitan enormemente tanto las maniobras a baja velocidad como el aparcamiento.

Cualidades premium para rivalizar con marcas generalistas

En marcha sus cortos voladizos y generosa batalla, con 2,79 m de longitud, aseguran tanto un gran aplomo en vías rápidas como una gran agilidad en los trazados más revirados. Todo ello sin menoscabo de un gran confort gracias a su suspensión independiente en ambos trenes, así como a la baja rumorosidad que se registra en su habitáculo. No en vano, los ingenieros de DFSK han acometido un gran esfuerzo para reducir lo máximo posible el nivel de NVH (ruidos y vibraciones); que se encuentra en los valores más bajos del segmento premium.

Para propulsar al F5, DFSK recurre a un motor 1.5 turbo de 4 cilindros en línea con 137 CV y 220 Nm de par de origen Mitsubishi. Está disponible en versión de gasolina o bifuel, que puede funcionar tanto con gasolina como con Gas Licuado del Petróleo (GLP), por lo que cuenta con la etiqueta Eco de la DGT; que le otorga beneficios fiscales y de movilidad. Además, al disponer de dos depósitos –uno para la gasolina y otro para el GLP– aumenta su autonomía en ciclo combinado a 1.107 kilómetros con un coste por kilómetro de 0,07 euros al funcionar con GLP.

Para la transmisión se recurre a un sedoso cambio automático por variador continuo (CVT) del reputado fabricante alemán ZF Friedrichshafen, con una palanca selectora de estilo aeronáutico que permite un manejo secuencial con 6 posiciones fijas al desplazarla hacia la derecha al carril secuencial. En ella se integra el botón “P” de aparcamiento, próximo al del freno de estacionamiento eléctrico y al Auto Hold. Desde un mando en el interior el conductor puede seleccionar tres modos distintos de uso: Normal, Sport o Winter.

La gama se compone de dos versiones: Classic por 28.995 euros (26.495 euros con financiación) y Eco por 30.846 euros (28.346 euros con financiación) ambas con un completo equipamiento que sólo contempla la pintura metalizada como opcional (590 euros). Todos los DFSK a la venta en España incluyen una garantía de 4 años ampliable a 7 años o 100.000 km.