El Rally Team Spain sin suerte en Polonia

Infomotor, 02 Julio 2019

Efrén Llarena y Sara Fernández estaban disputando con ahínco la victoria del ERC3 Junior, a bordo del Peugeot 208 R2 alineado por la Real Federación Española de Automovilismo, cuando una salida de carretera a tres tramos del final los dejó fuera de carrera.

El Rally Team Spain continuó el pasado fin de semana su andadura continental en Polonia, escenario de la cuarta cita valedera para el ERC3 Junior, la categoría destinada a nuevos talentos donde se encuadra el programa de promoción de jóvenes pilotos que tutela la Real Federación Española de Automovilismo.

Gracias a la victoria que lograron en Azores, el podio de Canarias, y el cuarto puesto con el que saldaron su debut en Letonia, Efrén Llarena y Sara Fernández llegaron a los tramos polacos como líderes del Europeo, a lomos del Peugeot 208 R2 gestionado por la estructura deportiva de Mavisa Sport. Una posición de privilegio que salieron decididos a preservar en la última prueba sobre tierra del calendario.

Para ello, el equipo español contó con un motor de última evolución, fabricado por Peugeot Sport, que les aportó un plus de velocidad a la hora de afrontar el vertiginoso Rally de Polonia, donde se requiere rodar a un ritmo endiablado en cada tramo, como Efrén Llarena y Sara Fernández habían tenido ya ocasión de comprobar el pasado año, cuando disputaron hasta los kilómetros finales el triunfo de la exigente prueba con sede en Mikolajki.

El guión se repitió al comienzo de esta edición, y los abanderados del Rally Team Spain volvieron a acreditar desde la etapa del sábado el ritmo necesario para aspirar nuevamente a la victoria del ERC3 Junior. Su rendimiento al volante del Peugeot 208 R2 inscrito por el equipo español fue sensacional. Al término de la primera etapa, les separaban tan solo 4 segundos del liderato. Una exigua diferencia que se mostraron decididos a recuperar durante las especiales del domingo. Pero, lamentablemente, esta vez, la suerte no estuvo con ellos.

Después de sufrir un pinchazo en el segundo tramo de la jornada, Efrén Llarena perdió el control de su coche cuando encaraba una zona a fondo del TC-12, en quinta velocidad, protagonizando un aparatoso accidente que, por fortuna, se saldó sin daños físicos para el joven burgalés y su copiloto, Sara Fernández.

A pesar de este contratiempo, y de haber podido sumar únicamente 6 puntos en esta ocasión, el dueto del Rally Team Spain mantiene intactas sus opciones de luchar por el título del ERC3 Junior. Un objetivo prioritario para ellos, que seguirán persiguiendo con tesón, a bordo de su Peugeot 208 R2, en las dos últimas citas del calendario, Roma y Barum; ambas, sobre asfalto.
Efrén Llarena: "Hemos demostrado un año más que teníamos el ritmo necesario para poder ganar en un terreno tan atípico para nosotros como el de Polonia. Corrimos muy bien el sábado, y sabíamos que al día siguiente teníamos opciones de luchar por la victoria, aunque, para ello, nos vimos obligados a atacar con todo desde el primer kilómetro. Me colé un poco al acometer una curva a derechas, de quinta velocidad, y dimos varias vueltas de campana. Fue un susto importante, pero, afortunadamente, no nos pasó nada. Vamos a analizar las cosas con calma, y a ver qué podemos hacer para los próximos rallyes".