Estreno mundial del GTI Clubsport de 300 CV

Infomotor, 16 Octubre 2020

El nuevo Golf Mk8 sigue ganando velocidad. Tras el lanzamiento del GTI y el GTE, Volkswagen presenta ahora la siguiente estrella de la familia de modelos deportivos GTI: el nuevo GTI Clubsport. El vehículo abre un nuevo capítulo para los tradicionales GTI de alto rendimiento de la marca: el primer GTI Clubsport se lanzó en 2016, para conmemorar el 40 aniversario del icónico coche deportivo. Ahora le sucede el nuevo GTI Clubsport, un deportivo compacto y moderno que, no solo impresiona por la alta potencia de su motor, sino también porque establece un nuevo máximo en dinámica de conducción.

Con el estreno mundial del nuevo GTI Clubsport, Volkswagen está escribiendo el siguiente capítulo de la exitosa historia del Golf, que con una potencia de 300 CV, es el nuevo modelo insignia de la octava generación del GTI. Con su motor turboalimentado mejorado, su nuevo chasis plenamente conectado y un nuevo perfil de conducción marca un nuevo hito en materia de dinámica de conducción entre los coches deportivos con tracción delantera.

Excelente dinámica de conducción

Muchos de los detalles del GTI Clubsport han sido mejorados, incluyendo el motor turboalimentado (EA888 evo4) más ágil, que ahora entrega 300 CV y 400 Nm de par motor, y el nuevo chasis equipado combinado con Gestor Dinámico de Marcha. En el nuevo Golf GTI, un nuevo gestor dinámico de marcha integra estrechamente el control del bloqueo electrónico del diferencial (XDS) y los componentes de dinámica lateral del control del chasis adaptativo DCC opcional. Incluso a este nivel, esta característica aporta mejoras notables al rendimiento. En el nuevo Golf GTI Clubsport, sin embargo, el diferencial de bloqueo electromecánico de serie del eje frontal se integra ahora, por primera vez, bajo el control del Gestor Dinámico de Marcha.

Un Clubsport genuino

Es obvio desde el principio que el nuevo GTI Clubsport también tiene su lugar en los circuitos de carreras: su frontal personalizado resulta muy impactante. La parte baja del parachoques parece casi abierta - solo la parrilla del radiador con el diseño en forma de panal de abeja típico de los modelos GTI y los alerones aerodinámicos de mayor tamaño ofrecen resistencia al viento de cara. En la parte trasera, el alerón del techo de dos piezas llama la atención, y es una característica distintiva reservada exclusivamente al GTI Clubsport. El faldón delantero y el alerón trasero son mucho más que detalles de diseño - incrementan de forma significativa la carga aerodinámica que se ejerce sobre el coche. El GTI Clubsport sale de la línea de producción de Wolfsburg con llantas de aleación de 18 pulgadas equipadas de serie. Un difusor especial, una carrocería 10 milímetros más baja y unos umbrales laterales más anchos refuerzan la imagen deportiva general. Otra nueva característica: en el sistema de escape deportivo, unos tubos de escape ovalados sustituyen la versión redonda, con un tubo situado a la derecha de la carrocería y otro a la izquierda.

El interior del vehículo se ha personalizado con innumerables detalles específicos del GTI, como los asientos deportivos premium de ArtVelours, que ofrecen apoyo incluso girando a alta velocidad, además de un volante deportivo con zonas de agarre de cuero perforado y levas para la transmisión de doble embrague (DSG) de 7 velocidades de serie. Los pedales con acabado de aluminio y otros detalles de calidad superior completan el exclusivo diseño interior.

Un breve vistazo al pasado

Volkswagen continúa con la tradición de sus modelos GTI de alto rendimiento con el nuevo GTI Clubsport. En 2016 se lanzó el primer GTI Clubsport con motivo del 40 aniversario del icónico coche deportivo. El miembro original de la serie Clubsport entregaba 265 CV y podía generar 290 CV mediante una función turbo. Ese mismo año llegó el Clubsport S, una edición limitada de 400 unidades con una potencia constante de 310 CV. Al volante del GTI Clubsport S, el piloto de carreras profesional Benjamin Leuchter batió un nuevo récord de vuelta para vehículos con tracción delantera en el circuito Nordschleife de Nürburgring, en mayo de 2016. Su tiempo fue de 07:49:21 minutos.