Noticias | Circuitos

Ford optimista ante Spa-Francorchamps

El equipo Ford Chip Ganassi Racing competirá en la penúltima ronda de la que es una auténtica maratón de la Súper Temporada del Campeonato del Mundo FIA de Resistencia. Las 6 horas de Spa-Francorchamps es esta prueba que, además, significa el ensayo final antes de las 24 horas de Le Mans. Es, por lo tanto, el evento perfecto para dejar todo a punto de cara a Le Mans en un circuito montañoso que es una contundente prueba para piloto y mecánica.

Los dos Ford GT de Ford Chip Ganassi Racing regresan a Spa con sus habituales pilotos, el alemán Stefan Mücke y el francés Olivier Pla en el Ford GT nº 66, y los británicos Andy Priaulx y Harry Tincknell en el Ford GT nº 67. Para las 24 horas de Le Mans, ambos equipos se reunirán con los estadounidenses Billy Johnson y Jonathan Bomarito.

“Spa es un gran circuito para asegurarnos de tener todo preparado para Le Mans", dijo Mark Rushbrook, director global de Ford Performance Motorsports. "También es una carrera importante por sí misma, así que vamos a correr con nuestros ojos puestos en conseguir el escalón más alto del podio. Hemos pasado por altibajos en Spa, con victorias, pole position y un par de grandes accidentes. Así es Spa: una pista de todo o nada".

Las 6 horas de Spa-Francorchamps se presentan dos veces en el calendario actual del WEC. La carrera abrió la Súper Temporada en mayo de 2018 y el equipo de Mücke-Pla-Johnson, con el Ford GT nº 66, se llevó la victoria en la categoría GTE Pro. Mücke hizo un movimiento decisivo para acceder al liderato en la primera curva, pero los tres pilotos tuvieron que luchar por cada centímetro de asfalto durante las seis horas de carrera. Olivier Pla tenía a todos de pie cuando hizo el gran movimiento de la carrera, adelantando a un Porsche y accediendo al liderato en el famoso viraje Eau Rouge, en la hora final de la carrera.

"La carrera del año pasado fue divertida para mí", dijo Pla. “¡Salir al frente después de correr tan fuerte es la razón por la que hacemos esto! El Ford GT se adapta a Spa y a todos nos encanta correr allí, por lo que es el desafío perfecto para nosotros. Espero que este año podamos repetir nuestra actuación. ¡Ciertamente tenemos el coche y el equipo para hacerlo!”.

El equipo Priaulx-Tincknell, con el Ford GT nº 67, tiene asuntos pendientes en Spa. Compitiendo contra Tony Kanaan en 2018, se clasificaron en la pole position y estaban listos para luchar por la victoria pero todo terminó cuando Tincknell se estrelló en Raidillon en la segunda hora de competición.

"Todo comenzó bien en Spa el año pasado", dijo Tincknell. "Nos clasificamos en la pole y todo se veía bien hasta el choque, así que tengo algunos demonios para hacer descansar la primera vez que atraviese Eau Rouge. Sabemos que el coche siempre ha sido rápido en Spa, que es donde obtuvimos nuestro primer podio WEC en 2016, así que tengo buenos recuerdos de eso. La razón por la que el GT va bien en Spa es porque cuenta con buena eficiencia aerodinámica. Siempre tienes que comprometerte si quieres configurar una baja carga aerodinámica para las partes más rápidas de la pista, pero también hay algunos giros cerrados allí donde ésta solución no va tan bien. Es como Le Mans, donde quieres una velocidad absoluta en las rectas, pero luego necesitas un poco de agarre para atravesar las curvas de Porsche”.

"Es bueno volver a una pista en la que sabemos que somos fuertes, pero nunca es fácil estando al frente. Ha sido una temporada difícil para nosotros en cuanto a resultados, pero el ritmo, nuestra estrategia y el esfuerzo del equipo siempre han sido acertados".

Las 6 horas de Spa-Franchorchamps se pondrán en marcha el sábado 4 de mayo a las 13:30 CET.