La 89ª edición de las 24 Horas de Le Mans estaba prevista inicialmente para el 12 y 13 de junio, sin embargo, el Automóvil Club del Oeste ha reprogramado el evento para el 21 y 22 de agosto, cuando habrá posibilidades de que los espectadores puedan asistir a la carrera, en estricto cumplimiento de las medidas de salud y seguridad aplicables.

El Automóvil Club del Oeste, organizador de las 24 Horas de Le Mans, en colaboración con el Campeonato Mundial de Resistencia (FIA WEC) y la Federación Internacional del Automóvil (FIA), ha pospuesto las 24 Horas de Le Mans.

La ACO ha tomado esta decisión a principios de la temporada para dar a los competidores, socios y espectadores la mayor visibilidad posible y para mantener el calendario actual de la FIA WEC. Las fechas de las demás carreras y eventos que se celebrarán en el circuito de Le Mans permanecen sin cambios en la actualidad. La ACO está trabajando en estrecha colaboración con los organizadores de los diversos eventos que podrían verse afectados por este cambio. La carrera de este año verá a los nuevos Hypercars hacer su debut en la pista y, por lo tanto, el ACO sigue muy interesado en que los aficionados asistan.

La información sobre las entradas y los detalles completos sobre el formato de la carrera se publicarán a finales de abril.

Pierre Fillon, presidente del Automóvil Club del Oeste: “Aunque fue una decisión difícil de tomar, es la correcta. Sería impensable celebrar las 24 Horas de Le Mans a puerta cerrada por segundo año consecutivo. Por lo tanto, estamos haciendo todo lo posible para evitar que eso suceda y para que los competidores tengan una visión clara de toda la temporada. Estamos trabajando muy duro para organizar un evento seguro, con todas las precauciones de salud necesarias en su lugar. La carrera de este año promete ser otro hito cuando la nueva clase Hypercar haga su debut".