Noticias | Citroën WRC

Los C3 WRC en el paraíso invernal

Mientras que el campeonato del mundo de esquí se celebra en Suecia, este país también se prepara para acoger esta semana a otros talentos. Equilibristas como Sébastien Ogier- Julien Ingrassia y Esapekka Lappi-Janne Ferm, los tripulantes que compiten en los dos C3 WRC del Citroën Total World Rally Team, tendrán que luchar en los bosques de Värmland durante la segunda prueba del campeonato del mundo de rallyes, la única que se disputa exclusivamente sobre nieve y hielo.

El Rallye de Suecia, dominado por los pilotos escandinavos en sus veintiocho primeros años en WRC, solo lo han ganado tres veces pilotos no nórdicos desde 1973. Vencedores por primera vez en 2013, Sébastien Ogier y Julien Ingrassia son los únicos que lo han conseguido hacer tres veces (sus otras dos victorias fueron en 2015 y 2016), lo que sugiere que saben moverse en estas pistas de alta velocidad. Se trata de un ejercicio que año tras año cambia debido a la cantidad de nieve y hielo que hay en el trazado, y que además puede variar mucho de un año al otro. Después de conseguir Citroën Racing la histórica 100ª victoria en el pasado Rally de Montecarlo, y la 45ª de su carrera, Sébastien y Julien tendrán la dura tarea de salir primeros en los tramos de Suecia con el C3 WRC y marcar el trazado para el resto de los competidores si hay nieve fresca sobre la superficie. Otra dificultad adicional siempre presente en esta prueba.

Esapekka Lappi y Janne Ferm comenzaron a competir en lagos helados desde muy jóvenes, como la mayoría de los pilotos nórdicos, y a pesar de que solo han disputado dos rallyes de Suecia hasta la fecha, tienen una sensibilidad especial para pilotar en este tipo de condiciones en las que se necesita contar con una gran habilidad al igual que valentía. Solo hace falta mirar cómo lo hicieron en 2018, cuando en la etapa del domingo se clasificaron a solo 1,3 segundos del líder y ganaron dos especiales, incluida la Power Stage. Gracias a lo bien que fueron al final del rallye, se clasificaron cuartos de la general, por lo que serán unos serios contendientes en la lucha por el podio este año, ya que en los tramos saldrán décimos.

Después de clasificarse segundo tras una dura lucha el año pasado, el C3 WRC ha recibido mejoras en sus amortiguadores y la geometría de la suspensión. Para poder adaptar la nueva configuración de la manera más efectiva posible a esta superficie, que solo se encuentra una vez en la temporada, y permitirles continuar adaptándose a su nueva montura, cada una de las tripulaciones del Citroën Total WRT pudieron disputar de dos días de test previos a la prueba, en unas condiciones tan difíciles como las que podrán encontrarse el próximo fin de semana.