Noticias | Slalom

Los cántabros dominan en la primera de la temporada

Le tocaba al slalom asturiano iniciar la temporada 2019, y lo hacía como ya es clásico en los últimos tiempos con la disputa del Villa de Navia, que llegaba a su duodécima edición, donde dominaron los pilotos cántabros encabezados por Alejandro Gutiérrez.

La prueba naviega hacía cambios importantes en el recorrido puesto que la meta de ediciones precedentes se sustituía por la salida, lo que proporcionaba otro aspecto diferente al recorrido, a los 28 participantes inscritos, entre los que se encontraban seis llegados desde Cantabria así como todos los campeones asturianos de la temporada pasada y el grupo incondicional a los slalom que necesita que se sumen más participantes para impulsar esta especialidad.

La jornada fue de una climatología excelente y el desarrollo como es habitual se iniciaba con la manga de entrenamientos, donde ya se apreciaba por donde se iba a decantar el resultado puesto que los cántabros marcaron los cinco mejores registros, ya que Diego Vidal y Alejandro Gutiérrez, compartiendo el mismo Mini, dejaban una impresionante forma de caminar. Tras ellos se situaba Francisco Díaz a los mandos de un no menos eficaz Peugeot 205, copando las dos siguientes plazas, Alberto Saiz y Jairo Gómez compartiendo en este caso un AX.

El primer asturiano era nada menos que José Alberto Rodríguez con el BMW 316, seguido de Aarón González (AX), a continuación lo hacía el alma mater de la prueba naviega Hugo González (325), completando los diez primeros Jorge Sanz, que retorna a la especialidad tras mucho tiempo ausente con todo un clásico de los rallyes como un Mazda 323 y Eduardo Llano con su ya habitual 325 E30.

Mala suerte para Javier Otero que se le rompían los espárragos de una rueda y llevaba un susto importante, sin mayores consecuencias.

A renglón seguido se ponía en marcha la primera oficial donde nuevamente los pilotos del Mini copaban las dos primeras posiciones, ahora bien el mejor crono era para Alejandro Gutiérrez por una décima respecto a su compañero Diego Vidal. Tras ellos hacían lo propio Alberto y Jairo, siendo este último quien lo hacía más rápido pero por cuestión de 4 décimas. Completaba el grupo Francisco Díaz, dando tiempo a Fernando Ouro que marcaba el sexto mejor tiempo, con el AX, seguido de Manuel Pedrayes (325i), Javier Otero (Saxo), Eduardo Llano y Hugo González.

En la segunda manga oficial repetían en las dos primeras posiciones Alejandro y Diego, y nuevamente la diferencia era cuestión de décimas, tras los cuales lo hacía Francisco Díaz y Alberto Saiz, y a continuación nada menos que cinco BMW, lo que a las claras estaba que el circuito era más rápido que en otras ocasiones estos vehículos aprovechaban la circunstancia ya que José Alberto, Manuel Rodríguez, Manuel Pedrayes, Eduardo Llano y Hugo González, entre los cuales se metía un espectacular “Junior” como Christian Morán o Felipe García.

Con estos resultados el dominio de los participantes cántabros fue manifiesta con Alejandro Gutiérrez y Diego Vidal haciendo correr el Mini amarillo de forma impresionante. Completaba el podio Francisco Díaz con otro afinado 205, al que seguía jairo Gómez y Alberto Saiz.

Habría que ir hasta la sexta plaza para encontrar el primer asturiano que era nada menos que José Alberto Rodríguez, el cual al mismo tiempo que lideraba el Trofeo de Propulsión. La séptima era para otro cántabro como Manuel Rodríguez, haciéndolo seguidamente Fernando Ouro, el vendedor en al Trofeo Junior, Christian Morán y completando los diez primeros, Manuel Pedrayes.

En el apartado relativo al certamen Femenino, Marta Menéndez, era la vencedora, en un podio que estuvo completado por Andrea Vázquez y Greti Hernández.