28 de Septiembre 2020

Los seguidores del DTM vuelven al circuito

Infomotor, 04 Septiembre 2020

El DTM competirá este fin de semana en el famoso Circuito de Assen (Holanda). El trazado, conocido sobre todo por las carreras de motos, entusiasmó a los pilotos de Audi en su debut en el calendario, que tuvo lugar el año pasado. La expectación por Assen es mayor aún esta temporada, puesto que por primera vez en lo que va de campeonato los aficionados podrán vivir las carreras en directo desde las gradas.

“En su estreno el año pasado, Assen se convirtió en uno de los mejores momentos de la temporada”, explica Dieter Gass, Director de Audi Motorsport. “El promotor hizo un trabajo excelente y muchos aficionados asistieron al circuito. El ambiente fue fantástico y las dos carreras resultaron emocionantes. Aunque las gradas no estarán tan llenas como entonces debido a las estrictas normas de seguridad e higiene, es fantástico que el DTM pueda celebrarse de nuevo ante la afición, algo que sucede por primera vez este año”.

Los pilotos de Audi están de acuerdo. “Holanda cuenta con una afición que ama las carreras”, declara el líder del campeonato, Nico Müller. “El hecho de que los espectadores puedan estar presentes en el DTM por primera vez este año hace que la cita de Assen sea muy especial para nosotros. El DTM también ha visitado Zandvoort durante muchas temporadas y con Assen ha encontrado un nuevo hogar en Holanda. El circuito es espectacular y tiene un trazado muy dinámico. En 2019 luché por la victoria en las dos carreras y este año quiero hacer lo mismo”.

El vigente campeón, René Rast, se enfrentó a dos carreras complicadas en 2019. El sábado, bajo la lluvia, fue tercero tras Marco Wittmann (BMW) y Nico Müller. El domingo fue el líder de la carrera hasta que un pinchazo le relegó al noveno puesto, aunque al final pudo acabar quinto. “Espero que las cosas vayan mejor este año. Me gustan los circuitos rápidos, Assen tiene una de las curvas del calendario en las que conducimos a más de 255 km/h”, comenta Rast. “El hecho de que 10.000 espectadores puedan acceder al circuito cada día es un buen signo para la competición del motor en general”.

Holanda siempre tendrá un significado especial para Rast: en 2016 realizó su inesperado debut en Zandvoort cuando Adrien Tambay sufrió una lesión y no pudo participar en la carrera del domingo. La llamada que iba a cambiar la trayectoria de Rast llegó el sábado por la tarde. “Estaba celebrando con mi novia su cumpleaños cuando mi teléfono sonó sobre las nueve y media”, recuerda el piloto de Audi. “Me preguntaron si quería participar en una carrera del DTM. Yo acepté inmediatamente, por supuesto. Afortunadamente llevaba el casco en el maletero”.

Rast nunca había pilotado el Audi RS 5 DTM antes. Aún así dejó tan buena impresión en su debut en el DTM sin ninguna preparación previa que también fue llamado para sustituir a Mattias Ekström en la última carrera de la temporada. El resultado: una sexta posición y sus primeros puntos, lo que le llevó a ganarse un asiento para disputar una temporada completa con Audi en el DTM. A esto le siguió el título en su debut en 2017 y un segundo campeonato en 2019, así como varios récords en esta competición.

Robin Frijns es el héroe local en Assen. El holandés ha salido desde la pole position en cuatro de las seis carreras previas que el DTM ha disputado este año y en Assen quiere conseguir por fin su primera victoria. “El hecho de que las cosas hayan ido bien en Lausitzring me da confianza”, dice Frijns. “Lausitzring nunca ha sido particularmente bueno para mí. Assen, sin embargo, es perfecto, aunque el año pasado tuve mala suerte. El circuito es muy dinámico, comparable a Spa. Es duro para los neumáticos, pero tenemos mucha experiencia en este sentido. Es genial que se permita la entrada a los aficionados. El silencio cuando estás en la parrilla sin fans es muy extraño”.

Loïc Duval, Jamie Green y Mike Rockenfeller también están deseando competir en las dos carreras del DTM en la “Catedral de la velocidad”. Rockenfeller ganó la carrera del domingo del año pasado en Assen, en la que la gestión de los neumáticos jugó un papel decisivo. “Ya no tendremos que competir sin aficionados”, dice Rockenfeller. “Espero que todo vaya bien y que los fans creen un ambiente agradable”.

Su compañero, Loïc Duval, también define la pista como “divertida y fluida”. El piloto francés declara: “El año pasado era un territorio inexplorado para todos nosotros. Esta temporada tenemos más datos. Tengo muchas ganas de ir a Assen y a Holanda. Este país ama el deporte de motor”.

Jamie Green tuvo dos sesiones de clasificación difíciles el año pasado. “Bajo la lluvia del sábado pude abrirme paso hacia las posiciones delanteras”, dice el británico, que es uno de los ocho pilotos de Audi que ya han ganado una carrera de DTM en Holanda: en 2016, Green se impuso en la carrera del domingo en Zandvoort, uno de sus circuitos favoritos.

Mattias Ekström, con cuatro victorias, es el piloto de Audi más exitoso en las carreras del DTM disputadas en Holanda. El sueco logró su primera victoria en el DTM en Zandvoort en 2002. El mismo día, Laurent Aiello ganó el título con el Abt-Audi TT-R, saliendo desde el último puesto de la parrilla. La marca de los cuatro aros logró un total de once victorias en Zandvoort entre 2002 y 2018.

“Audi ha cosechado muchos éxitos en Zandvoort”, declara el director de Audi Motorsport, Dieter Gass. “Fuimos capaces de continuar con esta sensación en Assen el año pasado. Vimos que el circuito es extremadamente duro para los neumáticos. Por eso nos centraremos en ello durante los entrenamientos”.

Las dos carreras del DTM en Assen del sábado y domingo comenzarán en el horario habitual, a las 13:30h.