Noticias | Fórmula 1

Mismo perro con distinto collar

Infomotor, 29 Marzo 2021

Cada año cuando llega marzo tanto deseamos que se inicie la Fórmula 1 que cuando vemos la primera carrera estamos exultantes, aunque esta no haya sido emocionante. Para los que amamos este deporte los meses de invierno se hacen muy duros, y más desde que hace años los test invernales se han ido reduciendo a la mínima expresión como los que hemos visto esta pretemporada en Bahréin con solo tres días de prácticas en la pista de Sakhir. Sin embargo, la carrera de ayer encima de devolvernos la rutina de las carreras nos ha dejado un grato sabor de boca con emoción en la lucha hasta el final, aunque el vencedor haya sido el de siempre en la última década, Sir Lewis Hamilton.

Desde que en 2014 arrancaron los motores híbridos, el dominio de Mercedes ha sido insultante. Realmente no sabemos aún que va a pasar este año, pero con lo exhibido en el circuito de Sakhir este fin de semana parece que los chicos de Toto Wolff no lo van a tener tan fácil, y eso si es que vuelven a imponer su particular dictadura en la pista.

Aunque la presente temporada iba a ser el del gran cambio de normativa, el COVID 19 dejó la mayor parte de las modificaciones congeladas hasta 2022. Sin embargo, las pocas novedades que ha introducido la FIA en la normativa parece que han acortado las distancias entre los Mercedes y los Red Bull. Los recortes en el fondo plano y la reducción del difusor han hecho que los vehículos con un ángulo de picado mayor, “rake” como denominan los que manejan la lengua de Shakespeare, salgan beneficiados. No hay más que ver las imágenes de este fin de semana para comprobar que precisamente los coches de la bebida energética son los que más levantada llevan la trasera, mientras que los Mercedes son los que van más planos y paralelos al suelo.

Esa modificación que debería de haber servido para que Max Verstappen iniciase la temporada como líder no fue suficiente. Le sirvió para dar un golpe en la mesa el sábado y llevarse la pole por casi cuatro décimas sobre el británico, pero para ganar en la Fórmula 1 hay que tener atadas en corto todas las variables, y los de Horner no las tenían.

Y es que, tener en frente a un heptacampeón del mundo con una infraestructura como la de Mercedes supone un muro difícil de rebasar. Para empezar, los de Wolff tiraron de estrategia para levantarle la primera posición en carrera al holandés con un “undercut” de libro. O sea, entrar a cambiar neumáticos primero que el coche que te precede para superarle cuando él tenga que ir al pit. Tampoco sirvió de nada que los mecánicos de Red Bull volvieran a bajar de los dos segundos en la segunda parada en boxes del holandés. Ni si quiera que su carácter se haya domesticado y ahora escuche las órdenes de su ingeniero. En esta ocasión bastó un simple error en el adelantamiento a Hamilton para que sus opciones de triunfo se fueran al garete.

Y es que como luego confirmó Christian Horner, en el briefing antes de la carrera se había avisado que si un piloto ganaba ventaja por salirse de los límites de pista en la curva número cuatro el piloto tendría que devolver la posición. Y eso fue justo lo que le pasó a Max. Cuando adelantó a Hamilton a falta de cuatro vueltas y con todo de cara para iniciar el campeonato como líder se fue largo y sacó todo el coche de los márgenes de la pista, con lo que dirección de carrera ordenó a su equipo que devolviera la posición. Y para colmo de males, la suciedad que cogieron sus gomas en esa salida además del incremento de temperatura que sufrieron le arruinaron las opciones de lanzar un segundo ataque sobre un Hamilton que ya no sabía que hacer para contener el empuje del holandés.

La conclusión es que el hijo de Jos ha perdido una oportunidad única de ponerse al frente de la clasificación del mundial, pero en su favor, y sobre todo la de su equipo, parece que este año si tendrán opciones de plantar batalla a los Mercedes en el certamen y no solo en dos o tres carreras como han hecho los últimos años.

Y por detrás de esta emocionante lucha por la victoria hemos tenido de todo menos aburrimiento. El segundo pelotón parece que lo van a integrar los McLaren, los resucitados Ferrari, y los sorprendentes Alpha Tauri. Y es que la decisión de Honda de dejar la Fórmula 1 a finales de año ha provocado que el desarrollo previsto para 2022 se haya introducido este año, con lo que parece que los hermanos pequeños de los Red Bull también han recibido las vitaminas que necesitaban para pelear por los puestos de honor. Este será un grupo a seguir la presente temporada al contar con seis pilotos que optan a subirse a un podio cuando alguno de los cuatro titulares de los dos equipos de cabeza falle. Si Norris, Ricciardo, Leclerc, Sainz y Gasly han sido animadores las últimas temporadas, la llegada de Yuki Tsunoda ha sorprendido a propios y extraños demostrando unas tablas que le permitirán pelear al pequeño nipón de tú a tú con ese repóquer de aspirantes al podio.

Curioso ha sido hasta ahora el segundo pelotón de perseguidores. Y es que, si eliminamos de la ecuación a los Haas y a los Williams, que tiene pinta que lucharán por no llevarse la cuchara de madera, por delante de ellos nos quedan tres equipos cuyos pilotos titulares suman los mismos títulos mundiales de Fórmula 1 que Hamilton, siete. Por el momento parece que Aston Martin con Stroll y Vettel parten con una cierta ventaja sobre los Alfa Romeo de Raikkonen y Giovinazzi, y los Alpine de Alonso y Ocón. Ayer los tres campeones mundiales protagonizaron varias vueltas atractivas con luchas sobre todo entre el alemán y el asturiano.

Aún es muy pronto para saber dónde va a estar cada uno esta temporada. Más si solo hemos tenido tres jornadas de test este invierno y solo se ha disputado una carrera, encima en el mismo trazado que los test. Pero realmente no parece que la película de este año vaya a ser muy diferente de lo que hemos visto este fin de semana. Hagan sus porras y entreténganse con sus amigos porque vamos a tener una temporada muy atractiva. Si yo tuviese que apostar volvería a hacerlo por Hamilton, pero ya no estaría tan seguro en el apartado de constructores porque la dupla Verstappen – Pérez puede acabar dando más puntos que el binomio Hamilton – Bottas. Y en cuanto a los españoles, lo normal es que Sainz acabe pescando algún podio y Alonso tiene pinta que tendrá que esperar. El plus que aportó el fin de semana a la heredera de Renault no les ha servido de momento más que para meterse en la Q3, ya que ni si quiera pudo acabar la carrera por problemas en los frenos traseros. Parece que habrá que esperar para volver a ver al asturiano pelear por un podio.

@luismanuelreyes

 

 

CLASIFICACION
1.-Lewis Hamilton (Mercedes) 56 - 1:32'03.897
2.-Max Verstappen (Red Bull/Honda) 56 – a 0.745
3.-Valtteri Bottas (Mercedes) 56 – a 37.383
4.-Lando Norris (McLaren/Mercedes) 56 – a 46.466
5.-Sergio Pérez (Red Bull/Honda) 56 - a 52.047
6.-Charles Leclerc (Ferrari) 56 - a 59.090
7.-Daniel Ricciardo (McLaren/Mercedes) 56 - a 1'06.004
8.-Carlos Sainz (Ferrari) 56 - a 1'07.100
9.-Yuki Tsunoda (AlphaTauri/Honda) 56 - a 1'25.692
10.-Lance Stroll (Aston Martin/Mercedes) 56 - a 1'26.713
11.-Kimi Räikkönen (Alfa Romeo/Ferrari) 56 - a 1'28.864
12.-Antonio Giovinazzi (Alfa Romeo/Ferrari) 55 - 1 vuelta
13.-Esteban Ocon (Alpine/Renault) 55 - 1 vuelta
14.-George Russell (Williams/Mercedes) 55 - 1 vuelta
15.-Sebastian Vettel (Aston Martin/Mercedes) 55 - 1 vuelta
16.-Mick Schumacher (Haas/Ferrari) 55 - 1 vuelta
17.-Pierre Gasly (AlphaTauri/Honda) 52 - 4 vueltas
18.-Nicholas Latifi (Williams/Mercedes) 51 - 5 vueltas

ABANDONOS
     Fernando Alonso (Alpine/Renault) 32
     Nikita Mazepin (Haas/Ferrari) 0