Muller, Frijns o Rast: tres pilotos de Audi luchan por el título del DTM

Sprint final en el DTM: después de una breve pausa, en los próximos ocho días se disputarán cuatro carreras (10, 11, 17 y 18 de octubre) en el Circuito Terlamen de Zolder, en Bélgica, que podrían ser decisivas en la disputa del título de pilotos ante la última cita de la temporada en Hockenheim (6-8 noviembre).

Tres pilotos de Audi luchan por el prestigioso título del DTM: el actual líder, Nico Müller (242 puntos); su compañero Robin Frijns (224 puntos); y el defensor del título, René Rast (195 puntos). Matemáticamente, hasta cuatro pilotos más pueden lograrlo. Pero el sábado, después de la primera de las cuatro carreras que se celebrarán en Zolder, las posibilidades de luchar por el campeonato podrían reducirse a los tres mejores de la temporada.

“En Nürburgring vimos lo rápido que se pueden perder los puntos”, explica Nico Müller, que ganó dos de las cuatro carreras en el Eifel, pero también fue quinto en dos ocasiones por un problema en un sensor y una colisión. El hecho de que Robin Frijns, su rival más en forma en la lucha por el título actualmente, sea su compañero de equipo en el Audi Sport Team Abt Sportsline, no es un problema para el suizo, sino todo lo contrario: “Robin y yo somos amigos y hemos sido capaces de manejar bien esta situación hasta el momento. Creo que el hecho de que trabajemos de una forma tan cercana nos hace muy fuertes en comparación con el resto de equipos”.

“Todavía quedan tres fines de semana para acabar la temporada: son seis carreras y hay muchos puntos en juego. Puede pasar cualquier cosa”, añade Robin Frijns. “Tenemos que continuar trabajando duro y ver dónde estamos después del segundo fin de semana de Zolder. Después de eso, sólo nos quedará Hockenheim”.

René Rast, piloto del equipo Audi Sport Team Rosberg, está a 47 puntos de Nico Müller y a 29 de Robin Frijns. “La diferencia ha sido más o menos la misma en las últimas carreras, no nos estamos acercando”, comenta el bicampeón del DTM. “Solo quedan tres fines de semana de competición y todavía pueden pasar muchas cosas. Aún hay tiempo suficiente para alcanzar a Nico y a Robin. Así que, por supuesto, no nos rendimos”.

 

 

A los tres candidatos al título les gusta este trazado, también conocido como Terlamen. “El año pasado, Zolder era nuevo para mí”, declara Nico Müller. “Es un circuito al estilo de la vieja escuela, emocionante, un desafío real y verdaderamente espectacular con nuestros coches del DTM. Han puesto un nuevo asfalto este año, así que probablemente tengamos más agarre y nos divertiremos más pilotando”.

En Zolder, Robin Frijns juega “en casa”. “Vivo a solo 30 minutos de allí y conozco bien el circuito”, explica el piloto holandés. “Zolder es como un pequeño Nordschleife que no permite errores. Me gusta. En clasificación necesitas hacer una buena vuelta, porque adelantar es muy complicado. Fui rápido allí el año pasado y junto con el buen rendimiento que he tenido este año en clasificación, puedo ser optimista”. Frijns ha conseguido cinco pole position en 2020 y es el único piloto que ha salido entre los tres primeros en las doce carreras celebradas hasta el momento. En lo que llevamos de temporada, Frijns ha sumado 26 puntos solo en clasificación. Müller lleva 21 y Rast, 17.

El alemán, vigente campeón del DTM, también guarda buenos recuerdos de Zolder: “Gané aquí la carrera del domingo del año pasado. El circuito es genial, está en medio de la naturaleza. Apenas hay escapatorias. Estoy de acuerdo con Robin: es un poco como el Nordschleife”, declara Rast.

Para Loic Duval, Mike Rockenfeller y Jamie Green, la temporada está teniendo de todo hasta el momento. En Zolder, los tres salen con el objetivo de conseguir el máximo número posible de puntos. “Tanto el circuito como el ambiente me gustaron el año pasado”, declara Duval. “Sobre todo la segunda carrera, el domingo, la competición fue muy buena”, recuerda Rockenfeller. “Conseguí la tercera posición en Zolder el domingo en 2019, con un adelantamiento espectacular en la última vuelta”, añade Green.

“Espero que volvamos a ver carreras fascinantes en Zolder”, declara el Director de Audi Motorsport, Dieter Gass. “El año pasado BMW se mostró fuerte aquí. Ahora que no nos pueden arrebatar el campeonato de fabricantes ni el de equipos, se trata de aseguramos también el título de pilotos. Sería un fin perfecto para la era Clase 1 del DTM, que ha estado dominada por Audi”.

La marca de los cuatro aros ha ganado 22 de las 30 carreras disputadas con el actual RS 5 DTM desde 2019, logrando 69 de 90 podios posibles, 24 pole position (19 de ellas consecutivas) y 23 vueltas rápidas en carrera. Gran parte de estos impresionantes registros se debe al nuevo motor TFSI de dos litros y cuatro cilindros que fue desarrollado para la temporada 2019, cuyo consumo a altas revoluciones mejoró un diez por ciento en comparación con el anterior V8. La tecnología TFSI, exitosa en competición, garantiza una mayor eficiencia y, por tanto, rebaja las emisiones de CO2 también en numerosos modelos de calle de Audi.