Noticias | Duelo de traseras

No hay quinto malo

El primer domingo de septiembre está resultando ser una cita ineludible del deporte del motor en Asturias desde hace ocho años, cuando empezó como una muestra particular y diferente de lo que es el automovilismo competitivo, y más concretamente en esa parcela de la espectacularidad, resultando que Navia y su “Duelo de Traseras” lleva un recorrido de éxito, donde todas las ediciones fueron acompañadas de una climatología magnífica, con un público que ha desbordado todas las previsiones, y si bien en este último caso la intensa lluvia en sus inicios, parecía que pudiera restar aforo al evento, no ha supuesto ningún inconveniente para que una vez más todo el recorrido estuviera cubierto de público.

En esta ocasión se contaba con diez participantes, de los cuales alguno repetía, como Julien Bidaud (BMW 325i), Pablo López (Ford Escort MKII), Txus Jaio (BMW M3), Andoni Urdanoz (Fiat 131 Abarth) así como el portugués José Freitas (Opel 1204 SL) o el vasco Iñigo Olabe (BMW M3), además se contaba con otro portugués Rui Pinheiro (BMW M3) o el asturiano Iván Rodríguez (BMW 320i), y para dar continuidad entre las diferentes mangas, se encontraba el asturiano Pablo Puertas, que estrenaba un BMW M1, así como Dani Sordo Sr, con el Peugeot 205 Proto de Yacar.

Por la mañana se celebraba una sesión de toma de contacto con el trazado, que fue el mismo de otras ocasiones, al igual que los recorridos cronometrados, donde el más rápido era Pablo López, seguido de Txus Jaio, Julien Bidaud e Iván Rodríguez, para en la tarde realizar los diversos enfrentamientos.

Del primero entre Pablo y Pinheiro, el resultado fue muy claro para el asturiano, como el segundo entre Jaio y Urdanoz que se decantó de la mano del vasco. Para en el siguiente duelo dominar el francés Bidaud sobre el portugués Freitas, y en el último, el asturiano Iván Rodríguez hacía lo propio con Olabe.

De esta forma en las nuevas eliminatorias, el primer enfrentamiento fue entre los dos asturianos, donde Pablo dominó sin mayores problemas inicialmente, y tras la rotura del grupo del BMW hizo que tuviera que abandonar Iván, con lo que Pablo pasaba a la final.

En la otra semifinal Jaio se deshizo del francés, el cual rompió en los últimos compases también dejando una interesante final, entre el vasco y el asturiano, que se decantó definitivamente del lado de Pablo que con ésta suma cinco victorias entre las ocho ocasiones que se lleva celebrando el “Duelo de Traseras”, el cual se clausuraba con la entrega de trofeos en el recinto de la feria del motor “Exporacing”.