Noticias | Seguridad vial

¡Ponte el cinturón!

Ir demasiado rápido, hacer maniobras imprudentes, las distracciones con el móvil… Aunque a menudo nos parezca cómoda y placentera en el día a día, la vida al volante comporta peligros y riesgos a evitar. Los hábitos de los conductores han mejorado mucho en las últimas décadas, pero aún hay camino que recorrer, según señala la nueva edición del “Observatorio del Comportamiento de los Conductores en la Red de Autopistas” publicada este verano por el Grupo Abertis.

El nuevo estudio apunta que el uso del teléfono móvil durante la conducción multiplica por 23 el riesgo de sufrir un accidente, ya que implica apartar la vista de la carretera.

Una llamada de un minuto y medio, aunque se utilice el manos libres, tiene un fuerte impacto en la capacidad de atención del conductor, que deja de percibir hasta un 40% de las señales. A 120 km/h, si escribimos un mensaje breve recorremos 660 metros sin mirar la carretera, y si seleccionamos un número para llamar circularemos una distancia equivalente a unos cuatro campos de fútbol sin prestar atención.

NO SOMOS MÁQUINAS

El cuerpo humano está hecho de carne y huesos. Aunque las preocupaciones cotidianas y el placer de conducir puedan a veces hacernos olvidar, es responsabilidad del conductor recordar lo vulnerables que somos los humanos y tomar las medidas adecuadas.

Sistemas de frenado automático, alerta de salida involuntaria de carril, control de crucero… En las últimas décadas, Honda ha desarrollado un gran número de sofisticados sistemas de seguridad activa y pasiva para proteger a los ocupantes de sus vehículos. Pero todas estas tecnologías modernas parten de un supuesto clave: los ocupantes del automóvil llevan el cinturón de seguridad abrochado.

Uno de los datos más sorprendentes publicados por Abertis es que, a pesar de ser obligatorio para todos los pasajeros desde hace años, un 27% de los pasajeros que viajan en la parte trasera sigue sin usar el cinturón de seguridad. Es importante recordar que este sigue siendo uno de los dispositivos de seguridad más efectivos: reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente. Como explicamos en el post ¡Ponte el cinturón! Historia de un invento genial que sigue salvando millones de vidas, este dispositivo clásico sigue siendo imprescindible.

VELOCIDAD E INTERMITENTES, ASIGNATURAS PENDIENTES

En España, aún hay muchos coches que circulan sin respetar los límites de velocidad (un 38% de los conductores de vehículo ligeros, según Abertis), un factor que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que incrementa la probabilidad de sufrir un accidente, y agrava su gravedad y consecuencias.

Otro gran problema son los intermitentes. A pesar de las muchas campañas de concienciación por parte de los gobiernos, el Observatorio de Comportamiento en las carreteras de Abertis revela que el 53% de vehículos no señaliza correctamente con el intermitente que va a realizar un adelantamiento. Señalar todas las maniobras es fundamental para que el resto de conductores puedan predecir los movimientos de nuestro vehículo.