Noticias | Rallyes

Rallye de Cerdeña sin suerte para Jan Solans

Aunque las expectativas eran altas y en realidad la actuación de Jan Solans y Mauro Barreiro (Ford Fiesta R5) estuvo en buena línea mientras los problemas les respetaron, el resultado final en el Rallye de Italia-Cerdeña de los actuales Campeones del Mundo Júnior no fue ni el esperado ni el merecido.
Jan Solans culminó la primera especial sarda en la 3ª posición de su categoría WRC3, sin duda un buen comienzo, pero ya en la segunda cronometrada empezaron los problemas: un pinchazo le relegaba a la 8ª plaza del tramo y 6ª de la general.
En todo caso, nada estaba perdido ya que algo más de medio minuto era una distancia recuperable. Pero la suerte no estaba del lado del piloto español, ya que en el tercer tramo problemas irresolubles de suspensión le obligaban a la retirada. Los cuatro tramos que no pudo completar en esta jornada de viernes le retrasaban sin remedio a las últimas posiciones. Solans, no obstante, tenía toda la intención de proseguir con su actuación en la jornada del sábado, una vez el Fiesta estuviera arreglado por M-Sport.
En la especial con la que se iniciaba el segundo día, Solans-Barreiro daban alcance al coche que les precedía, el Fiesta de Heller-Martí, y al no poder superarles debido a la estela de polvo perdían algunos segundos, si bien el 5º lugar del tándem español era un buen resultado parcial. Llegaban así al siguiente tramo, segundo del día y octavo de la carrera. A través del directo que ofrecía la televisión se pudo comprobar la excelente prestación del Ford Fiesta nº 39, que acababa segundo absoluto a tan sólo 8 décimas del mejor tiempo. Sin nada que esperar de cara a la general, quedaba claro que Jan Solans estaba demostrando una excelente velocidad punta, peleando de tú a tú con los líderes de la categoría.
Pero la mala suerte volvía al lado del piloto catalán. En el tercer tramo del día pinchaba y en el siguiente, al tocar el interior de la pista en un sector diseñado en un circuito de tierra, volcaba. Sincero y sin excusas, Jan Solans comentaba que “volcamos en la décima especial y eso significó el final de nuestra actuación en el rallye. Admito por completo mi error y pido disculpas a todos, no puedo decir más. Por otra parte, estoy satisfecho porque a lo largo del día pudimos rodar siempre en tiempos de cabeza pese a los problemas. Queda una oportunidad en Bélgica, que espero poder aprovechar al máximo y devolver la confianza a todos”.