28 de Septiembre 2020

Regreso al asfalto con tres rallyes en uno

Infomotor, 15 Agosto 2018

La novena prueba de la temporada, el Rallye de Alemania, es el regreso al asfalto después de cuatro rallyes sobre tierra. Los representantes oficiales del Citroën Total Abu Dhabi WRT: Craig Breen-Scott Martin y Mads Ostberg–Torstein Eriksen, tendrán que enfrentarse a unos tramos llenos de dificultades, y esperan seguir con el buen estado de forma que mostraron en Finlandia.

PISTAS DE MUCHOS TIPOS

Los participantes del Rallye de Alemania se enfrentan al importante desafío de tener que hacerlo bien en tres tipos de terreno totalmente diferentes. Esta prueba estival, la segunda de la temporada que se disputa en su totalidad sobre asfalto después de Córcega, comenzará con una jornada en la que predominarán las especiales estrechas y técnicas en las que los participantes subirán y bajarán por los campos de viñedos de Mosel. El sábado los WRC se transformarán en “panzers” o “tanques” al pasar por las bases militares más inhóspitas, mientras que el resto del rally se disputará en los campos de Saarland, donde el asfalto estará muy sucio. Muchos y complicados desafíos junto a un clima impredecible, pero el Citroën Total Abu Dhabi WRT conoce bien este terreno en el que ha ganado en 12 ocasiones desde 2011y 11 de ellas fueron en WRC. El equipo ha querido transmitir toda esa experiencia a Craig Breen y Mads Ostberg, los dos pilotos que disputan este año el rally, especialmente por las cinco jornadas de test intensivos realizados sobre una gran variedad de especiales. Después de terminar quinto el año pasado en una carrera que fue “in crescendo” para terminar con un scratch, el irlandés sabe que con el C3 WRC, cuenta con un vehículo con el que no solo se clasificó segundo en esta prueba la última vez, sino que también consiguió tres mejores tiempos en Córcega, lo que le permite mostrar su predilección por este tipo de superficie. Mads Ostber, tras su reciente hazaña en Finlandia, intentará volver a puntuar a pesar de su falta de experiencia sobre asfalto con este coche.

UNA DURA ÚLTIMA JORNADA

Aunque la súper especial del jueves por la tarde se disputará en St. Wendel en lugar de Saarbrücken, el resto de las dificultades seguirán más o menos su patrón tradicional. Sin embargo, se han realizado algunos cambios, incluido el regreso de la especial de Stein Und Wein el viernes, que se disputó por última vez en 2015, y la inclusión de la cronometrada de Grafschaft el domingo. Este recorrido de 29,07 km a través de los viñedos de Mosel, predecerá a la Power Stage de Bosenberg, que también estuvo en el programa de 2015.

Pierre Budar, Director de Citroën Racing: “Después del podio conseguido en Finlandia, el objetivo será continuar donde lo dejamos y demostrar, como hicimos en Córcega, lo bueno que es el C3 WRC sobre asfalto. Sabemos que la meteorología jugará de nuevo un papel crucial en la prueba, pero hemos hecho todo por llegar a este rallye de la mejor forma posible, con una gran sesión de pruebas en la zona de los viñedos del Mosel, en la base militar y en el Saarland”.

Craig Breen: “Tengo ganas de volver a corer sobre asfalto. Ha pasado un año desde la última vez que competí en un rallye cien por cien de asfalto. La etapa del sábado será de nuevo decisiva, con las dos pasadas por la base militar de Baumholder. Pero antes de eso, espero sobre todo que no llueva el viernes, para que podamos comenzar la carrera en condiciones ideales, a pesar de nuestra retrasada posición de salida. Desde nuestros test en Alemania al comienzo del verano, he podido contra otra jornada de pruebas en Alsacia para volver a acostumbrarme al pilotaje sobre asfalto, y voy a dar todo de mi para volver a subir al podio”.

Mads Ostberg: “Exceptuando el año pasado, he corrido este rallye desde 2010, así que lo conozco bien y siempre me han gustado sus especiales diferentes, a pesar de las dificultades. Tendré que volver a acostumbrarme a pilotar en este tipo de superficie, pero sé que podré contar con la gran experiencia del equipo sobre asfalto y en este rallye en particular. He contado con dos días de test con el C3 WRC para trabajar sobre todo tipo de tramos con los que me podré encontrar, así que finalizar entre los cinco primeros sería un buen resultado”.

LA ESPECIAL DE LA BASE MILITAR DE BAUMHOLDER O PANZERPLATTE

Algunas de las especiales cronometradas del campeonato han adquirido un estatus legendario. La de Panzerplatte es una de ellas. Al pasar por la base militar de Baumholder, en caminos de hormigón con grandes bordillos para que los tanques no se salgan del trazado, en el pasado esta especial ha resultado decisiva en varias ocasiones. Debido a su longitud (38,57 km este año) y a la naturaleza de su superficie, irregular y particularmente abrasiva para los neumáticos, se requiere una gran habilidad de conducción para tener una buena actuación y evitar un pinchazo. Y la tarea se hace aún más difícil por el hecho de que el tramo rara vez está seco por todas partes. Mientras que la especial de Baumholder se ha acortado en unos tres kilómetros y medio este año, la súper especial conocida como Panzerplatte Arena, que le sigue, ha triplicado su recorrido hasta los 9,43 km, y de esa forma se disputará solo dos veces, comparado con las tres de 2017.