Noticias | Mercedes-AMG

Renovación a fondo del E 63 4Matic+ en versión berlina y Estate

Desde la aparición del legendario «Hammer» en el año 1986, la Clase E ha contribuido de forma esencial al plantel de modelos de la marca Mercedes-AMG con sus modelos de potencia aumentada. La generación más reciente de esta gama combina el dinamismo deportivo de los modelos de altas prestaciones de Affalterbach con un confort claramente superior, que se completa con un diseño ampliamente renovado. El frontal presenta ahora una configuración totalmente nueva, en la que destacan la toma de aire central, de mayor tamaño que hasta ahora, y la calandra del radiador específica de AMG, con doce lamas verticales y estrella central también más grande. La combinación de los faros Multibeam con técnica LED integral y diseño aplanado con los pasarruedas más resaltados característicos de este modelo y el capó integrado, de forma redondeada y con resaltes longitudinales, compone una imagen nueva y mucho más dinámica.

El nuevo faldón delantero en diseño Jet-Wing con tres grandes tomas de aire funcionales y splitter frontal influye en las proporciones del vehículo en su conjunto, a la vez que reduce sensiblemente las fuerzas ascensionales que actúan sobre el eje delantero. El interior ha experimentado también una profunda revalorización. El puesto de conducción widescreen, el nuevo volante AMG Performance y el sistema de infoentretenimiento MBUX con funciones e indicadores específicos de AMG subrayan la pertenencia a la familia AMG.

La impactante estética de los modelos E 63 4Matic+ renovados se debe en gran medida a cuestiones de orden técnico. Con el fin de asegurar un caudal de aire óptimo para el motor V8 biturbo de 4,0 litros y el intercooler se han configurado tomas de aire situadas especialmente grandes en los extremos del Jet-Wing. A esto se suman dos lamas transversales que dirigen el flujo de aire de forma precisa hacia el lugar donde se necesita.

Los diseñadores han cooperado estrechamente con los especialistas en aerodinámica durante la fase de desarrollo. Sus conocimientos se han plasmado, no sólo en el inconfundible kit estético AMG, sino también en un balance aerodinámico optimizado. El resultado es un comportamiento ágil en carretera, unido a una estabilidad sobresaliente al circular a alta velocidad en autopista. Los expertos en aerodinámica han conseguido además una nueva disminución de la resistencia del aire a la marcha del vehículo.

Otro rasgo estético que llama la atención es un flap en color negro de alto brillo, integrado de forma armónica, que recorre transversalmente la totalidad del faldón delantero hasta los extremos del Jet-Wing, enmarcándolos hacia los laterales. El splitter frontal está disponible en el color de la carrocería (modelo básico), en silver shadow (modelo S), en negro de alto brillo (con el paquete AMG Night opcional) o en fibra de carbono (con el paquete exterior de fibra de carbono AMG I). Los pasarruedas más vigorosos y ensanchados en 27 mm a cada lado crean el espacio necesario para el mayor ancho de vía y para las ruedas de mayores dimensiones en el eje delantero, lo cual representa también una ventaja funcional.