Noticias | Ford

Tecnología deportiva para el nuevo Focus ST

Infomotor, 27 Junio 2019

Doce por ciento más poderoso. Doce por ciento más rápido. Ford ha anunciado  que el nuevo Ford Focus ST de cinco puertas acelera de 0-100 km/h en 5,7”, 0.8” más rápido que el modelo de la generación anterior. Equipado con un motor de gasolina EcoBoost de 2.3 litros y 280 CV, 30 CV más que el anterior Focus ST, el nuevo modelo también consigue una aceleración más rápida que el aclamado RS de la generación anterior.

La tecnología de turbocompresor de doble entrada contribuye a un par máximo líder en el segmento de 420 Nm, y un innovador sistema anti-lag permite una rápida entrega de impulso. La capacidad flat-shift para la caja de cambios manual de seis velocidades y el control de arranque también ayudan a optimizar el rendimiento de arranque.

El turbocompresor EcoBoost de 2.3 litros recoge los gases de escape de forma más eficaz para optimizar la energía transferida a la rueda de turbina, produciendo más potencia y proporcionando una presión de impulso más rápida. Los canales de escape separados transfieren los impulsos de gas de los cilindros 1 y 4, y de los cilindros 2 y 3, minimizando la interferencia de impulsos para un flujo de energía consistente.

La tecnología anti-lag puede mantener electrónicamente el acelerador abierto hasta 3 segundos después de que el conductor levante el pie del acelerador, aliviando la inversión del flujo de aire del turbocompresor para mantener la velocidad de la rueda del compresor.

Al mantener el turbocompresor preparado para una respuesta inmediata y mantener la presión positiva en el colector de admisión cuando no está en aceleración, la innovadora tecnología permite una reanudación más rápida tanto de la presión de sobrealimentación como de la combustión optimizada cuando el conductor vuelve al acelerador. Además, una compuerta de descarga del turbocompresor accionada electrónicamente permite un control más estricto de las presiones de sobrealimentación para mejorar el rendimiento del motor.

La función flat-shift también puede ayudar a proporcionar la máxima aceleración de arranque en reposo emulando automáticamente el antibloqueo y manteniendo el acelerador abierto a medida que el conductor desengancha el embrague para cambiar a través de la caja de cambios manual de seis velocidades y de corto alcance, lo que maximiza la respuesta del turbocompresor. Una luz indicadora de cambio de marcha disponible permite a los conductores saber el punto óptimo para cambiar de marcha, y el control de despegue se puede conectar para maximizar el agarre fuera de la línea y conseguir arranques rápidos y constantes.

La velocidad en línea recta del nuevo Focus ST se ve igualada por su capacidad para tomar curvas, optimizada usando el primer diferencial electrónico de deslizamiento limitado de Ford para un modelo de tracción delantera. Equipado en las transmisiones manuales de seis y siete velocidades para los modelos EcoBoost de 2.3 litros, el sistema utiliza embragues activados hidráulicamente para redistribuir hasta el 100 por ciento del par disponible a la rueda con más tracción para evitar que estas patinen. El resultado es una mayor agilidad y una reducción significativa del subviraje durante la aceleración en las curvas y fuera de ellas.

Más rápido de activar y con mayor precisión que un diferencial mecánico de deslizamiento limitado tradicional, el sistema puede ajustar de forma preventiva la distribución del par utilizando los datos de los sensores dinámicos del vehículo, y puede aplicar un bloqueo gradual del diferencial para obtener un rendimiento más preciso.

Además, los modelos de cinco puertas Focus ST cuentan con tecnología de Control de Amortiguación Continuo que monitoriza la suspensión, el chasis, la dirección y la activación de los frenos cada 2 milisegundos para ajustar las respuestas de amortiguación y ofrecer así una mayor calidad de conducción. El sistema cuenta con tres niveles preestablecidos de amortiguación complementarios a los modos de conducción seleccionables del Focus ST; uno para los modos Resbaladizo/Húmedo y Normal; otro para el modo Deportivo; y otro - que ofrece hasta el doble de resistencia a la carga vertical que el modo Deportivo - para el modo Pista.

El Focus ST también ofrece una mayor potencia de frenado que la generación anterior del Focus RS, con discos delanteros de 330 mm y pinzas delanteras que cuentan con dos pistones de 44 mm de diámetro cada una. El sistema de frenado transmite al pisar el pedal una sensación más conectada, segura y consistente, apoyada por un sofisticado reforzador de freno eléctrico que aumenta la presión de frenado más rápidamente y, en el modo Pista, puede mejorar el rendimiento de frenado en situaciones en las que se desarrolla una fuerza de 0.7 g o más.

El nuevo Focus ST está disponible desde su lanzamiento en versión de cinco puertas y familiar con motores de gasolina EcoBoost 2.3 litros y 280 CV y diésel EcoBlue 2.0 litros de 190 CV con transmisiones manuales de seis velocidades. A partir de otoño de 2019 también se lanzarán las versiones EcoBoost 2.3 litros de cinco puertas y familiar con cambio automático de siete velocidades.