Un interior de película para el Kia Ceed

Infomotor, 12 Abril 2019

El interior del Kia Ceed ha experimentado tantos cambios como su diseño exterior desde que se desarrolló el primer modelo hace 12 años. Con la incorporación de las nuevas tecnologías a la movilidad, las necesidades y gustos de los clientes han cambiado. Por su parte, Kia ha pasado de ser un fabricante de coches estrictamente utilitarios a ofrecer una gama de productos más deportiva y juvenil. Además, los nuevos procesos de diseño y las herramientas digitales han revolucionado el modo en que se diseña el interior de los automóviles.

En 2006, cuando el primer Kia cee'd salió al mercado no era habitual que los coches incorporasen sistemas de conectividad e infoentretenimiento por pantalla táctil. Por tanto, las indicaciones que recibió el equipo de diseño de interiores de Kia fueron muy distintas, pues se centraban en crear un interior racional, de primera calidad, que hiciese a los consumidores europeos de Kia confiar en la marca y que reflejase cuáles eran sus necesidades y expectativas. Aunamos ambas cosas, e introdujimos una característica fundamental que se ha mantenido en todas las generaciones siguientes: el cuadro de mandos está ligeramente inclinado hacía el conductor. Este diseño hace que sea más fácil acceder a los controles del cuadro de mandos y refuerza, de forma sutil, pero efectiva, la sensación de estar conectado al automóvil y controlarlo por completo.

Con la llegada de la segunda generación del cee'd en 2012, Kia potenció el carácter deportivo del interior, creando un diseño que recuerda más a la cabina de un coche de carreras. El cuadro de mandos estaba aún más orientado hacia el conductor.

Mientras que el segundo modelo supuso un cambio radical en relación al diseño y la distribución del primer cee'd, con el Ceed de tercera generación quisimos subir todavía más el listón de la calidad. Conservamos el diseño deportivo y orientado al conductor del cuadro de mandos, pero incluimos detalles nuevos, materiales de mayor calidad y las últimas tecnologías de Kia.

Las nuevas herramientas digitales de modelado (que antes no existían o tenían un funcionamiento más limitado) han desempeñado un papel esencial en la creación del nuevo interior. Gracias a ellas, resulta más fácil crear propuestas iniciales basadas en los bocetos de los diseñadores y adaptarlas rápidamente cuando hay que introducir cambios. Además, el diseño digital ha ayudado a conseguir la mejor arquitectura posible para el interior, ya que permite al equipo técnico del vehículo acceder y validar las modificaciones de la estructura del habitáculo en tiempo real.

Los materiales premium y los detalles sofisticados, como los suaves «pespuntes» sintéticos de la parte superior del cuadro de mandos, los embellecedores cromados satinados y la tapicería de alta gama, contribuyen a incrementar la calidad del nuevo automóvil. El clásico diseño en zigzag del salpicadero del lado del copiloto ayuda a aumentar el atractivo visual del panel de control para los demás viajeros. Además, el proceso de diseño digital -- combinado con el gusto tradicional de Kia por los prototipos de arcilla manuales -- mejora, asimismo, la ergonomía.