Alberto Monarri

Infomotor, 28 Abril 2020

El madrileño Alberto Monarri, de 37 años, es posiblemente uno de los pilotos españoles más prolíficos en el número de diferentes monturas con las que ha participado, de innumerables cambios, pasando de un coche importante a uno más modesto de una copa y volver de nuevo a empezar.

Por tanto ha sabido adaptarse al presupuesto y no ha tenido ningún problema en correr con un Dacia o hacerlo como oficial de Mitsubishi.

Además ha sido ganador de Copas y Trofeos como la Citroën C2, Desafío Peugeot, Suzuki, Twingo o la Dacia.

Monarri que es aficionado al motocross, el snowboard, el fútbol, o jugar a la Play, no tiene vehículo propio ya que por su negocio de venta de coches puede disponer de alguno de la empresa, además se cuida físicamente, tratando de ir 3 veces por semana al gimnasio, y mínimo un día de motocross, a lo que está bastante enganchado.

 

¿Cómo te iniciaste en el automovilismo?

Fue en el año 2001, empecé por mi padre, el corrió en su día. Me compro un kart siendo yo muy pequeño, sobre 4 años o así tendría, nunca llegué a correr, sólo entrenaba, me llevaba con sus amigos a ver los rallyes de Madrid, y en cuanto tuve la edad, di el primer paso, recuerdo que estuve a punto de comprar un Hyundai Accent para circuitos, por suerte al final adquirimos un Peugeot 205 rallye.

¿Cómo ha sido tu trayectoria hasta el momento?.

Buff es larga, resumiéndola mucho, la verdad que nunca habría pensado llegar a conseguir todo lo que he conseguido, sobre todo con unos medios tan limitados, pero bueno, como decía debuté en el 2001 con el Peugeot 205, solo hice dos carreras y no acabé ninguna... jajaja.

En el año 2002 compramos un Fiat Punto para la copa regional zona centro de la que fui campeón. En el año 2003 me presenté a la selección que Ford hacía para el reto Ka, fui uno de los 5 pilotos seleccionados para ser piloto oficial Ford, de este año guardo muy buen recuerdo, conocí muchos amigos que a día de hoy son de los mejores, era un programa mixto de 4 carreras de asfalto y otras 4 de tierra, no era una copa como tal, era un año de formación, yo gané dos carreras ese año y las dos en tierra. Pasamos al 2004 dentro de la copa Fiat Punto de nuevo, atraídos porque la pasaban a esta misma especialidad, la tierra. La verdad que fue un año desastroso, volqué en la primera carrera, numerosos abandonos por avería mecánica, conseguí una única victoria, viendo que no funcionaba, a final de año y con el apoyo de Chefo Sport, que era la persona encargada del proyecto de Ford con los KA, nos propuso comprar un Citroën C2, que había muchas ayudas, muchos premios, que iba a ser muy interesante.

Tuvimos el coche listo para la última carrera de ese año que era la de Madrid como siempre, y la ganamos, por lo que llegamos a 2005 con la moral por las nubes para hacer la copa completa, fui el campeón Junior y absoluto en aquel 2005.

2006 y 2007 alternamos carreras de asfalto y tierra con diferentes Citroën C2, eran años de trámite ya que no disponíamos de presupuesto para dar un salto cualitativo en cuanto a vehículo.

2008 hacemos el Desafío Peugeot, no era la idea inicial aquel año, por lo que empezamos en la segunda carrera del campeonato, tuvimos que correr muchísimo para lograr ser campeones, lo recuerdo con especial ilusión, pues yo creo que era de las copas mas competidas que podía haber en aquel entonces, gente como Vallín, Víctor Senra, Miguel Arias, Emilio Segura, Iván Ares.... todos gente rapidísima.

2009 iniciamos conversaciones con el equipo oficial Subaru España, pero al final se decantaron por otro piloto con un patrocinador potente, nosotros iniciamos el año con un Evo 9 de Vidal, solo teníamos presupuesto para 3 carreras y el regional madrileño con el Corsa S1600. Fuimos campeones madrileños aquel año y acabe el año como oficial Subaru en el Campeonato de España ya que no les salió muy bien la relación con el otro piloto. Si no recuerdo mal fuimos terceros de Grupo N+ aquel año, por detrás de Ojeda y Pons.

2010 no teníamos programa, hicimos carreras sueltas, con el Corsa, con el Ferrari de Chefo Sport, alguna con un Evo X de RMC y el Rallye de Madrid con el Subaru que estuvimos a punto de ganar, nos salimos en el último tramo yendo primeros. Fui el encargado también de hacer debutar el nuevo Twingo R2, gracias a Renault para el Rallye Príncipe de Asturias, vino un equipo francés, Chazel, con una unidad de este coche, acabamos sextos absolutos si no recuerdo mal, fue una bonita experiencia.

2011 no queríamos que fuera como 2010, queríamos centrarnos en un programa y nos decantamos por la Suzuki, fue un año donde todo lo que podía salir mal, salió mal. El coche no iba bien, a mi me costó mucho hacerme a él, fue como retroceder 3 escalones de lo que estaba acostumbrado. En fin, un año para olvidar, conseguí algún podio y una victoria pero fue desastroso en todos los apartados.

2012 Hicimos la copa Twingo, que ganamos con cuatro victorias, un segundo puesto y un abandono.

2013 Renault nos ofreció el programa del Renault Mégane N4 pero los números eran desorbitados, teniendo que rechazarlo. Hice carreras sueltas, pero quizá sea uno de los años más flojos que he tenido.

2014 empezamos con la andadura de Dacia, de la mano de Renault, fui el encargado del desarrollo del coche y de su puesta de largo. Al final hicimos todas las carreras ese año con el pequeño Dacia, y para el Rallye de Madrid, Renault me puso el nuevo Clio R3T, era el debut nacional de ese coche, y haciendo unos test la semana del rallye, choque fuerte y no pudimos salir. Fue un momento muy duro para mi aquel golpe.

2015 decidimos hacer la Copa Dacia, ya como un simple participante más, logramos la victoria en todas las carreras que disputamos, siendo campeones antes de final de año, y para el Rallye de Madrid alquilamos un Evo X a RMC obteniendo mi primer podio absoluto y siendo terceros del rallye.

2016 es el año que fui oficial Mitsubishi-Repsol, he de agradecer a Roberto de RMC su ayuda ese año, él fue muy claro conmigo, me dijo que mi coche no sería top top, yo lo acepté y lo volvería a hacer. Creo que hice un año buenísimo, varios podios y la tan esperada primera victoria absoluta que fue en el Rallye de la Nucia. Para el equipo y la marca creo que fue un año inmejorable, campeones de marcas, de pilotos, de copilotos, de Grupo N.... creo que desde el área de comunicación, no se supo sacar provecho a todo esto.

2017 volvimos a la Copa Suzuki dado el fin del programa de Mitsubishi, pudiéndome quitar la espinita del 2011, y lograr ser campeón de otra copa de promoción más.

2018 empieza mi relación con Abarth España, siendo piloto oficial de la marca durante 2018 y 2019, logrando los campeonatos de 2RM y RGT ambos años.

2020.......¡¡ ya veremos!!

¿Con qué medios contabas en la primera carrera?

Poquísimos, nos hacía la asistencia un amigo, íbamos con un Ford Granada de coche de asistencia y un carro. Para que os hagáis una idea, nos fallaron las bujías del coche, y abandonamos porque no teníamos otras.

¿Qué meta te has fijado y qué proyectos tienes?

Me gustaría tener la oportunidad y el material para optar al Campeonato de España absoluto, creo que podría estar en la pelea por obtener el título.

¿Has realizado algún curso de conducción?

No, ninguno, nunca, ni para tierra, ni para asfalto.

¿A cuántas puertas has llamado solicitando patrocinio?

Buff... muchísimas, muchas reuniones, muchas llamadas, muchos dossieres y casi siempre con el mismo resultado.

Los patrocinadores que ahora tienes ¿cubren los gastos de las carreras?

En 2018 y 2019 si, por ser piloto de marca, en 2020 veremos que proyecto podemos cerrar y en que condiciones.

¿Tus patrocinadores siguen las carreras?

Si claro, lo primero que son aficionados a las carreras, de ahí su involucración, porque realmente la repercusión que se les da ahora mismo, en relación al desembolso que hacen, creo que no es demasiado interesante para ellos.

¿Qué presupuesto calculas que necesitas para una temporada? ¿Y realmente cuánto gastas?

Depende, al nivel que te quieras mover, son números que asustan, la verdad que se ha disparado todo muchísimo, incluso en una Copa para ganar tienes que gastar bastante, y ni con los premios cubres los gastos.

Con un R5 te mueves en unos 20.000 € por carrera y, con un Suzuki unos 5.000, más los gastos de inscripción, hoteles, reconocimientos... así a grandes rasgos son los números.

¿Qué vehículo es el que ahora tienes?

Ahora tengo un Ford Fiesta ST Grupo N que adquirí este año, para no estar parado e intentar hacer algo por Madrid como complemento a un programa mayor.

¿Cuál es el vehículo que mejores sensaciones te ha producido?

El Evo X, era impresionante ese coche, no destacaba en ningún terreno especialmente, pero no iba mal en ninguno, coche muy equilibrado.

¿Conservas alguno de los anteriores?

No, ninguno.

¿Cuál es el coche que te gustaría pilotar?

Cualquier R5.

¿En qué especialidad o Campeonato te encuentras ahora participando?

La vista está puesta en el CERA, pero todo dependerá de que consiga un programa.

¿Te gustaría volcarte más en esta especialidad o quisieras cambiar a otra?

Soy bastante purista de los rallyes, he probado circuitos, la gente me anima a los raids, pero son especialidades que no me llaman nada, me gustan los rallyes.

De todas las pruebas en las que has participado ¿cuál es la que te trae mejores recuerdos?

Alicante 2016 por supuesto, mi primera y única victoria absoluta hasta el momento.

¿Y peores?

Esas hay muchas, jajaja... intento borrarlas de la cabeza rápidamente, hay que mirar para adelante.

¿El automovilismo te ha proporcionado buenos amigos?

Siii... mis mejores amigos son de las carreras, es lo que más me gusta de ellas, toda la gente que he tenido oportunidad de conocer.

¿Y enemigos?

Pues alguno que otro habrá también, jajajajaja...!!!

¿En algún momento te has planteado dejar esta afición?

Si, en los momentos duros, de rachas malas, o pretemporadas que no sale nada, o el programa que quieres. Mi trayectoria ha sido un poco montaña rusa, pasando de un coche bueno, y teniendo que volver a los escalones mas bajos del Campeonato.

Seguro que te ha ocurrido alguna anécdota significativa en todo este tiempo.

En el Rallye Príncipe de Asturias de 2009, cuando Renault trajo el Twingo R2 para estrenarlo en España, casi acabando el rallye, le pregunté al responsable de Renault Sport Francia que si querían probar algo más en setup del coche. Su respuesta fue que probara a mantenerme en el asfalto. Íbamos sextos del rallye, era el mejor resultado del coche en Europa.

¿Cuál ha sido la situación más apurada que has vivido en el entorno del automovilismo?

En el Rallye de Santander de 2008, en el Desafío Peugeot, faltando 30 segundos para entrar al control, el coche se paró. Conseguimos arrancarlo penalizando 10 segundos. Cuando nos iban a dar la salida, Borja Rozada se dió cuenta de que no podía cerrar la puerta. No tenía ni las notas en la mano, y decidió ir aguantando las notas con una mano y sujetando la puerta con la otra. Yo iba preocupado, porque le oía que lo estaba pasando mal, y le preguntaba que cómo estaba, y él solo respondía cuanto más corras, antes llegamos.

¿En caso de duda a la hora de elección de neumáticos con quien consultas?

Sobre todo con el equipo y con mis mecánicos, pero tomo yo la última decisión.

Cuando empiezas una carrera ¿llevas un planteamiento previo o improvisas sobre la marcha?

Improviso.

¿Cómo elegiste a tu copiloto?

Intento elegir a alguien que forme parte de mi entorno, que sea amigo y con el que tenga una relación más allá de las carreras. Alberto es un perfil perfecto.

Descríbelo

Es una persona muy formada en todos los ámbitos de la competición, que conoce bien los reglamentos. Es muy perfeccionista, siempre saca el lado positivo de las adversidades. Es un auténtico profesional.

¿Con qué copiloto te has sentido más compenetrado?

He tenido la suerte de llegar a un punto de compenetración muy alto con todos.

¿Te gustaría llevar alguno en especial?

Tengo la suerte de haber corrido siempre con amigos, con personas de mucha confianza que también forman parte de mi vida personal. Me valdría cualquiera de ellos.

Si tiene algún fallo ¿os enfadáis?

No es lo habitual. Puede haber un momento de tensión, pero dentro de la normalidad de la carrera.

¿Cuántas pasadas de reconocimiento necesitas dar a un tramo cronometrado?

Intento que sean las menos posibles. Primero porque me aburre mucho entrenar, y segundo porque confío mucho en mis notas y creo que es la mejor forma de demostrar que soy un buen piloto. Lo ideal son tres.

¿Prefieres las pruebas largas o cortas?

Largas.

¿Qué tramo te gusta más?

Me gustan varios: Morcín, Cañón do Sil, Canencia

¿Y menos?

Los tramos urbanos.

En el caso de abandonar una carrera, ¿cuándo prefieres hacerlo al principio o al final?

Abandonar nunca me gusta.

¿Te gusta la noche para correr?

Si. Es la esencia de los rallyes.

¿El agua... y la niebla?

Con el agua no tengo problema siempre que lleve un buen compuesto.

Nadie va cómodo con niebla.

¿Te asusta el público situado en las cunetas?

La gente suele estar bien ubicada. A veces alguno se sale del guión, pero son los que menos. Tampoco me da tiempo a fijarme demasiado.

¿Qué ambiente encuentras con el resto de participantes?

El ambiente es muy bueno. Quizás en el Campeonato de Tierra es más familiar y es más fácil sentirse a gusto. Pero lo cierto es que tengo bastante buena relación con todo el mundo.

¿Abandonarías por dejar una pieza a otra persona?

En carrera sinceramente no.

Alguna vez, en carrera ¿has necesitado algo y al pedírselo a uno de los participantes te lo negó?

No, la verdad es que solemos ayudarnos entre todos.

¿Reclamarías a otro participante?

Si. Hay un reglamento que debemos cumplir.

¿Has tenido alguna salida de carretera en la que te hayas hecho daño?

En el Princesa de Asturias 2018. Nos salimos en el tramo espectáculo y nos dimos por el lado de mi puerta contra una farola. La verdad es que no recuerdo mucho del golpe porque me quedé inconsciente unos momentos, pero si recuerdo estar dolorido varias semanas después de aquel golpe.

¿Quién te hace las asistencias en las carreras?

Depende del equipo en el que esté en cada momento, igual que el mantenimiento del vehículo.

¿Que cambiarías en el automovilismo?

Más ayudas, más repercusión, más marcas Es fácil decirlo, pero difícil ejecutarlo.

¿Qué opinión te merece la Federación?

Están haciendo una gran labor apoyando a que los jóvenes puedan prosperar. Y para mi, son mucho más accesibles para todo que los anteriores mandatarios.

¿Y los organizadores?

Tenemos un nivel muy alto de organizadores en el Campeonato de España

¿Qué opina tu familia de esta afición?

Les gusta tanto como a mi. Siempre han venido conmigo a las carreras, sobre todo cuando empezaba, y ahora le están pasando esta afición a mis sobrinos.

¿Y en el trabajo?

Al ser una empresa familiar no suelo tener problemas. Procuro faltar lo menos posible e intentar recuperar los días que no estoy para no dejar desatendido el trabajo.

¿Conservas los trofeos?

Casi todos. Entre mi casa, mi oficina y la casa de mis padres los tengo repartidos.

¿Te queda algún proyecto que hubieras querido hacer y no has podido?

Me gustaría llegar a competir por ser Campeón de España de Rallyes absoluto con un coche puntero.

Cita alguna persona de la que hayas recibido un apoyo especial.

Mi padre. Antes de la primera carrera me dijo que si despuntaba me apoyaría en todo lo posible, y aquí estoy 19 años después.

Desde tu perspectiva ¿cómo ves al aficionado?

Parecía que los aficionados habían abandonado un poco la cuneta. También la crisis hizo mucho daño. Ahora parece que nos vamos recuperando todos y cada vez veo más gente en las carreras.

Un consejo para los que quieren empezar.

Que sean humildes y conscientes de donde se meten. Es un deporte caro que puede convertirse en un martirio si no se gestiona bien

Les aconsejaría que empezaran con la máxima ilusión posible pero sin pretender querer ser Sebastien Loeb en dos años. Hay que hacer todos los pasos en orden para tener una carrera deportiva con sentido y destacable.