Luis Arenas

Infomotor, 18 Abril 2020

El llanisco Luis Arenas, también conocido como "Finu", porque siempre se tuvo que buscar la vida el solo y siempre logró sacar adelante sus proyectos, ha nacido en Suiza y tiene 40 años recién cumplidos. De profesión fue mecánico, y ahora su ocupación es taxista y no se cuida físicamente para este deporte. Lleva disputadas 102 carreras y es el tercer piloto que más veces corrió el Rallye de Llanes (17 veces), por delante tiene a Vallejo con 24 y a Fuster con 22.

¿Cómo te iniciaste en el automovilismo?

En el 98, por cercanía a César Coro que de aquella corría él y me fue metiendo, lo iba a ayudar y al final acabamos montando un Panda para mi.

Trayectoria hasta el momento

De aquella como no había mucho dinero, yo tenía 18 años, montamos un Panda de calle en casa de él para autocross, corrí un año en autocross, al año siguiente volví a correr en autocross y al siguiente compré un Cinquecento que había traído Roberto Flórez para él, que no tenía carnet, entonces se lo compré, después compré el de Aníbal que estaba allí también en casa de César, ese ya era 1300, ya corría más y luego ya a la Auto Nalón. Luego paré, corrí un año en kart porque fue cuando hice la casa, luego compré un Saxo y luego ya todo Copas Colón hasta la Suzuki.

¿Con qué medios contabas en tu primera carrera?

Ya trabajaba de aquella de mecánico en la Renault, en Llanes, por los veranos. Al día siguiente de acabar las clases iba a la Renault y terminaba en octubre y con ese dinero podía pagarme las carreras.

¿Cuál fue la primera carrera que hiciste?

El slalom de Unquera. Como muchos de Llanes, Fredy y todos estos, por cercanía íbamos todos.

¿Qué meta te has fijado y qué proyectos tienes?

Meta ninguna. Pasármelo bien. Yo salgo a la Suzuki y no salgo a mirar la scratch. Salgo a divertirme y a ver como estoy con el grupín mío pero en ningún momento se me pasa por la cabeza ni ganar la Suzuki ni nada serio.

¿Y en el Trofeo Autocolón?

En la Colón si, pero el primero de la Colón es el séptimo de la Suzuki, hay un cambio enorme.

¿Hiciste algún cursillo de conducción?

Muchos. Estuve con Quique Ojeda dos o tres veces. Con Romaní uno que hacía bueno de 4 días, allí en Cataluña, también estuve en la APT de Galicia también…

¿Lo consideras positivo?

Si

¿E imprescindible?

Si ya tienes rollo de correr no, un chaval que ya haya corrido un año, dos años, pues igual no. Pero cuando empiezas a querer ir rápido igual si que te adelantan muchas cosas. Sobre todo para alguien que empieza si lo haría, ahora un tío que lleva dos o tres años corriendo pues igual ya no.

¿A cuantas puertas has llamado solicitando patrocinio?

Oficiales o grandes al Ayuntamiento de Llanes y siempre nos dieron algo. Todo lo demás compromisos del pueblo.

¿Los patrocinadores que tienes cubren los gastos?

Desde que corro la Suzuki es la única vez en mi vida que no gasté dinero en correr en rallyes. Siempre perdí dinero corriendo, desde el primer coche hasta el último, hasta que llegué a la Suzuki que no gasté dinero.

¿Qué presupuesto calculas que es necesario?

21.000 euros aproximadamente. Sobre 3.000 euros por carrera. Lo que pasa que yo lo hago por 700 euros. A mi la inscripción me la paga el copiloto. La condición mía siempre es que los copilotos me pagan la inscripción.

Como comparativa siempre pongo como ejemplo cuando vas a jugar a pádel y si la pista cuesta 10 euros ponemos 5 euros cada uno, entonces ¿por qué aquí no?

Es súper estricto el pádel, el tenis pagar a medias y resulta que aquí hay unas diferencias de dinero de 3.000 o 4.000 euros y los copilotos no quieren pagar nada, quieren ir a comer y no pagar.

Mis copilotos siempre me pagaron las inscripciones, sus hoteles, sus comidas, sus desayunos y sus cenas.

Yo nunca fui a correr un rallye y comer dos menús y pagar más que mi parte. No quita que luego salgamos de comedia y le pague la comida pero el tema de los rallyes siempre fue a medias.

¿Qué coche te ha producido mejores sensaciones?

El último el Peugeot 205 Rallye que tenía en la Autocolón, 140CV, con el que gané el último año. No porque fuera un 205 sino porque iba tan armado que era un juguete.

¿Conservas los anteriores?

Medio 205 lo tengo plantado en casa. Cortado el lateral y lo fui montando, lo rotulé como cuando corrí el último año, con el dorsal número 3 que llegué a salir, que fue mi mejor salida.

¿Ahora en que estás involucrado?

En la Copa Suzuki.

¿Te gustaría poder volcarte más en la especialidad?

No, no quiero complicarme más.

¿Qué prueba te trae mejores recuerdos?

Tineo del 2017, porque salí con el número 3, salía Oscar Palacio detrás de mí. Ese año se empezó en Cangas de Onís y fueron muy pocos coches y yo quedé cuarto y el tercero era el cántabro Dani Peña, entonces no fue a Tineo y me pasaron a mi al tercero, me hizo mucha ilusión.

¿Y peor?

El golpe de Pravia con Juan Luis García. Ese fin de semana corrí dos rallyes, el sábado en Cóbreces con el padre, con Juanci porque Juanlu no podía y el domingo corrimos el Rallye de Pravia y en el último tramo, la última curva, la última bajada, que hay allí, lo que sé es que nos pegamos una hostia y el coche para tirar.

¿El automovilismo te ha proporcionado buenos amigos?

Si, todos.

¿Y enemigos?

Que yo sepa no. Seguramente que alguno habrá.

¿Te has planteado alguna vez dejarlo?

Muchas. Yo en esa época, en noviembre llegue a vender cinco Peugeot 205 y en febrero, marzo, abril volver a comprarlos.

¿Recuerdas alguna anécdota en el entorno de las carreras?

Una vez mi copiloto y yo compramos siete parrillas de led en China, para vender por ahí, pero las pusimos y no alumbraban nada. Tuvimos que decir toda la temporada que era una pasada, que se hacía de día con ellas, pero logramos venderlos.

¿Con quién consultas a la hora de elegir neumáticos?

Con los que me ayuden ese día, por hacerles partícipes de la situación.

Cuando empiezas una carrera ¿llevas un planteamiento previo o improvisas sobre la marcha?

El día antes a lo mejor cenando hablamos de cómo va a ser, vamos a poner esto, vamos a poner aquello…

¿Cómo elegiste a tu copiloto?

Era el salto al nacional y necesitaba gente con tiempo y me había hablado Dani Cué muy bien de este chaval que no lo conocía y así fue.

¿Cómo lo describirías?

Un chaval con mucha ilusión y muy bueno. Conmigo quedó campeón de España los dos últimos años.

¿Con qué copiloto te has sentido más compenetrado?

Con Jimi pero claro con él corrí 10 años y era copiloto, amigo, mecánico y estaba conmigo todo el día. Me rotulaba el coche, había que cambiar la caja de cambios y estaba allí, aunque no hiciera nada, el estaba allí por el roce que había con Jimi. A éste lo veo en las carreras y ya no le veo más, igual pasan tres meses y no nos vemos.

¿Te gustaría llevar a alguno en especial?

No.

¿Si tiene algún fallo os enfadáis?

No, no, los caracteres nuestros no son de enfadarse.

¿Cuántas pasadas de reconocimiento necesitas dar?

En el regional cuatro o así, en el nacional empecé dando siete, o las que me diera tiempo porque eran todo rallyes nuevos, pero en un rallye que haya corrido ya cuatro o por ahí.

¿Te gustan más las pruebas largas o cortas?

Largas, de hecho este año o el pasado, no estoy seguro, en el nacional empezamos en el Cocido y eran tramos de 9 km y la sensación era: joder! ya?

¿Qué tramo te gusta más?

Miravalles-Carrandi. De hecho lo corrí hace 15-20 años y este año se corría en el Príncipe parte y quedé segundo de la Copa y había dado dos pasadas.

¿Y menos?

Los del Rallye del Ferrol que son muy rápidos.

En caso de abandonar en una carrera ¿prefieres hacerlo al principio o al final?

A última hora, yo voy a disfrutar.

¿Te gusta la noche?

Si.

¿Y el agua y la niebla?

No, el agua no me gusta ni a mi ni a la gente que va a ver el rallye.

¿Te preocuparía que te doblaran en un tramo cronometrado?

No porque sería porque habría pasado algo.

¿Te asusta el público mal colocado?

No, no, para mi son árboles.

¿Qué ambiente encuentras con el resto de participantes?

Bueno, lo que pasa que venía de una situación muy buena, veníamos de la Colón y aquí son más fríos. Aquí hay gente en la Suzuki que ni hablé con ellos, que me cruzo con el buzo y no sé quien es. Entonces esto es más frío porque hay dinero de por medio también, es otro rollo. En la Colón éramos todos amigos y había hasta un grupo, igual si hubiese un grupo de la Suzuki uniría más.

¿Abandonarías por dejar una pieza a alguien?

No.

¿Alguna vez en carrera necesitaste algo y al pedírselo a alguien te lo negó?

Siempre me lo dieron.

¿Tuviste alguna faceta más en las carreras?

Fui de mecánico con mucha gente, por ejemplo cuatro años con Roberto Méndez a todos los rallyes.

¿Reclamarías a otro participante?

Si fuera necesario si, porque no.

¿Tuviste alguna salida de carretera en la que te hicieras daño?

Nunca.

¿Quién te hace las asistencias?

Me la hizo mucha gente, va por rachas, si que es verdad que Ricardín siempre me sacó de todo, igual estábamos sin hablar un año pero se enteraba que pegaba y me llamaba para preguntar y reparármelo, pero luego muchas veces no podía ir de asistencia. Este año empezó pero luego no pudo seguir por un trabajo. Entonces este año va José Ramón Sierra.

¿Y el mantenimiento?

Yo siempre.

¿Qué cambiarías en el automovilismo?

Que están acabando con el monopiloto, están acabando con gente como yo que por ejemplo voy a los rallyes, yo reviso el coche, lo cargo en el camión, lo descargo yo, monto la carpa yo, lo hago todo yo…

¿Qué pasa? el año pasado por ejemplo, me apunté al shakedown de Orense y no lo podía hacer porque coincidía con las verificaciones de la Suzuki. Entonces ahora tengo que ir a los rallyes y llevar gente y no puedo ir a verificar, porque me gusta y no puedo porque tengo que estar entrenando. Es decir, están acabando con el tío que podría hacérselo él solo. Y a mi me da pena, porque a mi me gusta ir a las verificaciones.

A mi eso de que me lleven el coche no me gusta, es parte del rallye. Entonces eso me da pena y se lo dije a Manuel Aviñó, estáis acabando con la gente que tiene la ilusión de hacerlo todo él. Yo ya tengo que traer a José Ramón el jueves para que me verifique el coche porque no me da tiempo a entrenar lo suficiente para poder hacerlo.

¿Qué opinión te merece la federación?

Bien, bien, creo que hizo cosas muy buenas este año. Con los chavales Junior y con Efrén y con el catalán… Creo que muy bien. A mi no me afectó para nada porque no estoy a ese nivel, pero bien.

¿Y los organizadores?

También. Bastante tienen ellos. Bien, yo lo sé desde dentro además, la gente piensa, todavía este verano me decían que Adrián vaya chollo que tenía con la escudería, porque piensan que cobra por el trabajo que hace, que se benefician económicamente y no cobran nada, pierden todo.

Los organizadores me parecen un diez todos.

¿Qué opina tu familia?

Ya se cansaron de pelear. Siempre me pusieron pegas y zancadillas. Yo el coche que tenía era el de casa y si lo necesitaba a lo mejor ese día no había coche o si había que llevar el coche remolcado me decían que el coche hacía falta el fin de semana.

¿Conservas los trofeos?

Ninguno. Por ejemplo la escudería de Cangas de Onís cuando abrieron les regalé 36 o los tiro.

En casa puede haber 3 ó 4 trofeos, no digo que no, pero porque no vino nadie para decirle, toma te regalo esto.

¿Te queda algún proyecto por hacer?

No, de ahí viene lo de Finu porque todo lo que quise hacer lo hice. Me dices ¿quieres ir a la nieve a Andorra? No, que hace mucho frío. ¿Quieres ir a correr el Campeonato de España de tierra? No, porque sin entrenar allí, y he corrido tres carreras con el Cinquecento. No me gusta ir por ahí a la aventura con una pasada, vas a bulto.

No me queda nada y lo que me quede por hacer ya lo haré.

Cita alguna persona de la que hayas recibido un apoyo especial.

Mucho se lo debo a César Coro, porque cuando yo no tenía nada el me abrió las puertas de su casa, y me dijo, este es tu garaje, haz lo que quieras y allí hicimos dos o tres coches, que eso hoy no te lo hace nadie.

Por otro lado Ricardín siempre me ayudó a lo que me hizo falta.

Luego hay gente como Aquilino también y ahora Félix que nos ayudó a dar el gran paso a meternos en el nacional.

Para alguien que quiera hacer el nacional ¿cuál crees que es la mayor dificultad?

Tiene que tener tiempo, porque echamos casi una semana por rallye y dinero. Un tío que tiene mucho dinero si tiene un trabajo que no le van a dejar salir no puede hacerlo y al revés igual.

¿Cómo ves al aficionado en general?

Cada vez veo menos, el otro día en Madrid daba pena, en el Jarama algo más pero por la Sierra nada.

En Galicia todavía hay algo pero no hay gente.

Ayer buscando las fotos, encontré una de Cangas del Narcea de la curva mítica y eso si eran rallyes.

Un consejo para alguien que quiera empezar.

Que haga copas, Eco Modular o la que sea, que no corra por libre. Aunque empiecen de 0 que hagan una copina, la Beteta o la que sea y así se miden a iguales con otros.


COPILOTO

ANGEL VELA, nacido en Ribadesella hace 21 años, y estudiante, lleva cinco en las labores de copilotaje y es un aficionado al ciclismo y a los deportes del motor.

¿Te cuidas físicamente?

Lo intento, aunque con el poco tiempo libre que tengo me cuesta. En un deporte como éste es importante mantenerse en forma para afrontar todas las pruebas.

¿Cómo te iniciaste en el automovilismo, en que año? Trayectoria hasta el momento.

Debute con 16 años junto a Jorge Santoveña, que es el que me dió la oportunidad de probar. Hasta ahora no he parado, llevando ya alrededor de 40 carreras y 3 campeonatos de España Junior y un subcampeonato.

¿Qué meta te has fijado y que proyectos tienes?

Ninguno en especial, aunque está claro que todos intentamos llegar lo más lejos posible.

¿Has realizado algún curso de copilotaje?

Si, realicé dos. Uno con Dani Cué cuando estaba empezando, y después el curso del Solo Escort, el cual gané en 2017.

¿Cuál es el vehículo que mejores sensaciones te ha producido?

El Peugeot 309 GTi grupo A.

¿En que especialidad o Campeonato te encuentras ahora participando?

Este año participé en el Súpercampeonato de España de rallyes, en el Cto. de España de Rallyes de Asfalto y Tierra, y en el Cto. de Asturias de Rallyes.

¿Cuál es la prueba que te trae mejores recuerdos?

Orense de 2017 junto a Jorge Santoveña, donde conseguía mi primer podio, con un tercer puesto en la Copa Dacia Sandero, o la victoria en el rallye de tierra de Astorga junto a José Álvarez en el Desafío Kumho N3.

¿Y peores?

El abandono del Rallye de Extremadura Histórico junto a Manuel Muniente, donde se nos rompía el motor a falta de 7 km para acabar el rallye, teniendo la victoria en el bolsillo.

¿El automovilismo te ha proporcionado buenos amigos?

Si, creo que lo mejor que me llevo de las carreras son todas las personas que he encontrando.

¿Y enemigos?

Afortunadamente puedo decir que ninguno.

¿En algún momento te has planteado dejarlo?

Nunca, y espero no planteármelo.

¿Cuál ha sido la situación más apurada que has vivido en el entorno del automovilismo?

La peor situación fue durante el Cocido 2018 en el que en el segundo tramo nos encontramos con el grave accidente de David Cortés.

¿Cuando empiezas una carrera llevas un planteamiento previo o improvisas sobre la marcha?

Siempre intento llevarlo todo bajo control, pero la improvisación es fundamental en las carreras.

Describe a tu piloto.

Luis Arenas es un piloto muy tranquilo y con muchas tablas, ¡ya que lleva compitiendo desde el año en el que nací yo! Sabe muy bien analizar la carrera y no asumir más riesgos de los necesarios y eso le hace tener una gran regularidad.

¿Con qué piloto te has sentido más compenetrado?

Creo que con todos he llevado una gran relación, y siempre me entendí muy bien dentro del coche. Con José Álvarez tengo una relación especial ya que los dos somos muy jóvenes y con ganas de crecer en las carreras.

Si tiene algún fallo ¿os enfadáis?

No, los fallos son parte de las carreras. Unas veces fallan ellos y otras fallamos los copilotos.

¿Cuantas pasadas de reconocimiento necesitas dar a un tramo cronometrado? Depende de la especialidad y de la reglamentación. En tierra corremos con una única pasada y en asfalto no soy partidario de dar más de cinco.

Qué prefieres las pruebas largas o cortas?

Las pruebas largas y exigentes.

¿Qué tramo te gusta más?

El tramo de casa como Carmen-Torre en cualquiera de sus variantes, la Tornería o tramos como Villaviciosa en Córdoba o Toén en Orense.

¿Y menos?

Gamoneu.

¿Te gusta la noche para correr?

Me encanta. La noche trasmite unas sensaciones diferentes y muy bonitas.

¿Qué ambiente encuentras con el resto de participantes?

En general tenemos un gran ambiente. Todos nos llevamos bien y procurarnos ayudarnos siempre.

¿Has tenido alguna salida de carretera en la que te hayas hecho daño?

Afortunadamente no, y espero que así siga siendo.

¿Que cambiarías en el automovilismo?

Preferiblemente los costes de este deporte.

¿Qué opinión te merece la Federación?

Creo que la FAPA ha hecho una gran apuesta con el "Volante" y la recompensa esta ahí. En cuanto a la española, me parece que las apuestas que están haciendo por la gente joven son una gran ayuda para todos los que soñamos con algo en este deporte.

¿Y los organizadores?

Está claro que sin ellos no habría carreras. Son una parte esencial, y no siempre se les da la importancia que tienen.

¿Qué opina tu familia de esta afición?

Mi fan número uno es mi padre, mientras que a mi madre le da más respeto, pero siempre me ayudaron y entendieron esta afición.

¿Conservas los trofeos?

Todos los que voy ganando los guardo como oro en paño.

¿Te queda algún proyecto que hubieras querido hacer y no has podido?

Acabar la Sandero en el año 2017 junto a Jorge Santoveña, cuando íbamos en segunda posición a falta de tan solo dos carreras y por falta de presupuesto tuvimos que parar.

Cita alguna persona de la que hayas recibido un apoyo especial.

Mi familia siempre me ha apoyado en todo lo que me propuse. También le estaré siempre agradecido a todos los pilotos que confiaron en mí, en especial a Jorge, a Luis y a José, que son los tres con los que más carreras compartí, y que sin su confianza yo no estaría aquí.

Desde tu perspectiva ¿Cómo ves al aficionado?

Me gustaría que se recuperase la afición de tiempos pasados y se volvieran a vivir las carreras como en los años 80 y 90.

Un consejo para los que quieren empezar.

Tener dedicación y que te encante todo el papel que desarrolla el copiloto en un rallye. Trabajo y constancia.