Rafael Guardiola, que nació en Gijón hace 46 años, es un comercial que tiene en el mundo del motor, el surf y su hija, sus principales ocupaciones, y al que le gustaría coleccionar coches, de momento tiene un Peugeot 205 GTI y un Clio Williams y los guarda como "oro en paño"...

¿Te cuidas físicamente?

Si, trato de cuidarme físicamente, principalmente hago bicicleta y algo de gimnasio

¿Cómo te iniciaste en el automovilismo y en que año?

En el año 98 en los Slalom que hubo en el Circuito de Asturias

¿Cuál ha sido tu trayectoria hasta el momento?

Mi primer contacto fue en los slalom, y en aquella época trabajaba en Automercado, y en el 2000 me dejaron un kart con el que empecé a correr en montaña, que lo hice en el 2000, 2001 y algo del 2002. Luego, en el 2005, compré el primer fórmula y pude empezar a correr con él. A partir de ese año tuve el primer fórmula con motor de moto que hicimos nosotros y en el 2008 lo cambié por el Reynard que fue con el que más corrí. Al principio tuvimos algún problema con el Fórmula 3 pero en el 2010 le pusimos motor de moto y a partir de ahí llevo ininterrumpidamente hasta estas dos últimas temporadas que corrí menos carreras, compré la barqueta, otro fórmula y quise hacer algún rallye.

¿Con que medios contabas en la primera carrera?

La verdad que medios siempre muy pocos. También es una manera de entender el deporte, no que tengas pocos medios sino no poner el carro delante de los bueyes o no tirar la casa por la ventana.

Nada, los amigos y poco más. En los primeros slalom con Pablo (el hijo de Monchu), juntos allí con el coche.

¿Qué meta te has fijado y que proyectos tienes?

Nunca me había fijado ninguna meta para correr, entonces llegar a ganar dos campeonatos de Asturias fueron más premio del que nunca hubiera imaginado. O llegar a ganar algunas carreras que me gustó mucho.

Ahora mismo las metas son tratar de correr lo máximo posible y disfrutarlo, sinceramente, es decir, con lo que logré ya llegué más allá de lo que había imaginado, pero si vuelvo a ganar evidentemente no me importa.

¿Has realizado algún curso de conducción?

No

¿A cuantas puertas has llamado solicitando patrocinio?

No es mi fuerte, me da vergüenza ir a pedir y si que algo busqué, pero siempre con casi todos los patrocinadores hubo una involucración personal y por eso apoyaron.

¿Los patrocinadores que ahora tienes cubren los gastos de las carreras?

No, muy justo, toda esta época en que no hay premios, si quieres estar arriba al final hay que gastar, no cubren toda la temporada y por supuesto ni en broma cubren las horas de trabajo que yo personalmente aporto siempre.

¿Tus patrocinadores siguen las carreras?

Si. Lo que pasa que en principio me quedé sin el principal patrocinador por temas personales, tengo que reconvertirlo un poco este año. Un problema grave que está viviendo y no se por donde irán los tiros.

¿Qué presupuesto calculas que necesitas para una temporada?

Depende de lo que vaya a correr evidentemente. Para hacer el Campeonato de Asturias de Montaña con un fórmula, depende también del número de pruebas. pero se puede hacer entre 6.000 y 10.000 €, siendo un campeonato corto como el de estos últimos años.

¿Qué vehículo es el que ahora tienes?

Hay sorpresa.

El año pasado compré una barqueta porque era la número uno de Norma y yo la encontré a un precio muy bueno, sabía que deportivamente no era el coche, pero la manera a veces de financiarme en carreras también es esa y quise correr con ella, pero había muchísimo que trabajar para hacerla rápida y no me interesó el proyecto y se vendió. La verdad se vendió bien.

El año pasado quizás fué mi mejor año de carreras de toda la historia, no deportivamente, pero si económicamente y el proyecto era hacer otro fórmula porque me gusta tanto correr como hacer el proyecto en si, me gusta hacerlo y trabajarlo y se encaprichó un chaval del fórmula, de fuera de Asturias, le puse precio y me dijo que lo compraba, y se lo llevó, con todo lo que llevaba trabajado y me quedé sin él.

Y nos surgió ahora un tema guapo, iba a hacer el campeonato con otro coche pero surgió una Norma, que es un coche con el que ya corrí y que conozco y me gusta, me lié la manta a la cabeza y está en casa.

¿Cuál es el vehículo que mejores sensaciones te ha producido?

Diría que el fórmula, el Reynard, por lo rápido que llegó a ir, por los tiempos que llegué a hacer y por los campeonatos y victorias. Ahora, a lo mejor, con el que más disfruté en mi vida fue con el kart en montaña.

¿Conservas alguno de los anteriores?

No, eso es para otras economías.

¿Cuál es el coche que te gustaría pilotar?

Me gustaría pilotar no uno, muchísimos coches, sinceramente, si me tengo que quedar con algo, no me gustaría retirarme sin probar una barqueta gorda de verdad, una V8 con caballos, pero me encantaría cualquier coche de rallyes.

¿Descartas definitivamente el tema de los rallyes?

No, para nada. Cuando gané dos campeonatos de montaña, que era más de lo que yo pensaba, mi objetivo era nada más que divertirme y tratar de disfrutar. Ya había corrido mucha montaña y no había hecho nunca ningún rallye, entonces me apetecía hacerlo. Al final ves que es más dinero, más tiempo y que para mi es inviable económicamente principalmente, entonces me vuelvo a la montaña, por lo menos ya lo probé e hice alguna cosa, pero ojalá pudiera.

¿En qué especialidad o campeonato te vas a involucrar ahora?

Este año vamos a volver a hacer el Campeonato de Asturias de Montaña con un coche que creo es competitivo, no se si llegará a hacer los tiempos del Reynard, pero un coche competitivo y guapo.

¿Te gustaría volcarte más en la especialidad y hacer algo de mayor empaque?

Ahora igual ya me pasaron un poco esos años, concretamente con la federación española estoy muy quemado en general, tanto con la anterior como con la nueva, porque es el único sitio de toda Europa donde no pueden correr los fórmulas. De hecho el año pasado con la barqueta desistí de salir en el campeonato de España en el Fito, dije que no quería correr el campeonato de España. Y este año, este invierno, hemos hecho una propuesta a la federación muy trabajada con el hijo de Abraham, para que volvieran a meter a los fórmulas en el campeonato de España, porque no lo entendemos, y nada, se negaron.

De todas las pruebas en las que participaste ¿cuál es la que te trae mejores recuerdos?

Tendría que decir tres pruebas: Pravia 2001, que gane con el kart y además hice el mejor tiempo de la subida, que resultó un día muy bueno, la primera victoria absoluta que fue en Ribadesella, en una carrera muy difícil y, ganar en Muncó, que siempre se me dió bien, pero a veces no tuve suerte, algún año lo perdí por muy poco, otros años teniendo muy buenos tiempos hice tercero, así que cuando lo conseguí, que no fue el mejor año, fue una satisfacción muy importante.

¿Y peores?

Las carreras me han dado más satisfacciones que otra cosa. Peor pues los golpes que tuve, por ejemplo uno fuerte en kart en Grado y quizá la Faya, que pegué con el Reynard. Y es que cuando pegas no es buen día nunca.

¿El automovilismos te ha traído buenos amigos?

Si.

¿Y enemigos?

Que yo sepa no. Me llevo bien con todo el mundo, con alguna persona tengo menos afinidad y menos trato pero no, que yo sepa no.

¿En algún momento te has planteado dejarlo?

No, lo que trato es de alargarlo.

Seguro que te ha ocurrido alguna anécdota significativa en todo este tiempo

En Galicia, nos llevaron el coche de remolcar el kart la grúa, porque lo habíamos aparcado mal, darnos cuenta a última hora, llegar a correr por los pelos, estropearse el kart. En definitiva fue un día larguísimo, para al final acabar ganando.

¿En caso de duda a la hora de elegir los neumáticos con quien consultas?

Lo mejor de las carreras ha sido la gente que me ha ayudado todos estos años, que es lo típico decirlo pero es verdad, sin ellos no se puede y dos personas que me han ayudado mucho son Pepe Alonso que está muy vinculado ahora a las carreras y Gelo, otro de mis mecánicos que son con los que más comento las cosas.

¿Cuándo empiezas una carrera llevas un planteamiento previo o improvisas sobre la marcha?

Las carreras las tomo muy en serio y las trabajo muchísimo, tanto en el planteamiento de las mismas como en entrenarlas, ver como va a estar el día, etc. Es decir trato de trabajarlas lo máximo posible.

¿Cuántas pasadas de reconocimiento sueles dar?

Ahora muy pocas pero las que haga falta. No me avergüenza, en montaña hay que entrenar, y hay que conocerla como si fuera la de tu casa. Depende, generalmente con 20 ó 30 pasadas voy bien, pero si hay que dar 50, se dan.

¿Y en los rallyes?

En los rallyes traté de salir con muy pocas pasadas, y cuando no corriste ningún rallye, aunque creas que lo sabes de toda la vida, me costó. Y luego entrenamos un poquitín más pero nunca salí con menos de 6 pasadas o por ahí.

¿Prefieres las pruebas largas o cortas?

De montaña largas.

¿Cuál es la subida que más te gusta?

Me gustan las subidas malas o subidas tipo rallye, en ese sentido La Faya y el Fito probablemente sean mis preferidas por el trazado. Pero luego también le tengo cariño al Sueve por ser de allí, me gusta Muncó... Es que me gustan tanto las carreras que me gustan casi todas.

¿Y menos?

Quizá la que menos me gusta es la subida a Santo Emiliano.

¿Cómo te encuentras si el asfalto está mojado?

Bien, siempre me gustó más que el seco. Siento que con el agua es más fácil todo, el coche te avisa mucho antes de las cosas que va hacer. Me gusta el agua y aunque sea un poco raro respecto el fórmula, me gusta y me siento muy bien.

¿Te asusta el público mal situado en las cunetas?

Probablemente es uno de los mayores miedos que tengo en las carreras, el poder mancar a alguna persona. No me sentiría culpable pero creo que lo llevaría siempre conmigo y realmente cada vez me obsesionan más los temas de seguridad del público y, no me gustaría nunca hacerle daño a ninguna persona.

¿Qué ambiente encuentras con el resto de los participantes?

En montaña el ambiente es muy bueno, luego seguramente habrá rencillas por detrás, pero es muy bueno. Yo gané campeonatos ayudándome Albino, un ambiente bueno, sano, de colaboración y de competitividad.

¿Encuentras diferencia con el ambiente de los rallyes?

Digamos que en montaña estoy ya como el abuelo casi y, en rallyes no te sabría decir porque tengo muy poca experiencia para juzgarlo.

¿Alguna vez en carrera has necesitado algo y al pedírselo a uno de los participantes te lo negó?

La verdad que no, a lo mejor supe a quien ir a pedir, pero siempre en ese sentido igual que yo hice lo mismo la gente siempre me contestó igual.

¿Reclamarías a otro participante?

Llevo 20 años corriendo y no reclamé nunca. No sé si alguna vez lo haría pero si no lo hice en todos estos años... lo dudo.

¿Has tenido alguna salida de carretera en la que te hayas hecho daño?

Mínimo, si me manqué algo en la mano, en los dedos, pero nada grave.

¿Quién te hace las asistencias en las carreras?

Pues ahora me las está llevando profesionalmente Caldevilla Motor, y siempre he tenido un equipo de amigos, al que estoy híper agradecido que son Pepe Alonso, Gelo y Kike, que aunque Fran me lleve el coche, siguen viniendo a las carreras conmigo.

¿Y el mantenimiento en general del vehículo?

Lo hago yo siempre, de hecho me cuesta mucho subirme a un coche en el que no haya metido yo la mano, para bien o para mal.

¿Qué cambiarias en el automovilismo?

Lo principal y básico es que es el único deporte en que el que dá el espectáculo es el que paga todo. No tiene mucho sentido, y al final como nos gusta y lo que queremos es correr lo hacemos, pero no sé la manera de cambiar eso, es muy difícil porque llevamos tantos años así y no se ha cambiado, pero es un poco incomprensible. Yo conocí otras épocas en que no era así y evidentemente para mi eran mejores.

¿Qué opinión te merece la federación?

Necesitaba una renovación y creo que esta haciendo muchas cosas interesantes y muchas cosas bien, evidentemente todo se puede mejorar, pero creo que Carlos está poniendo todo el empeño y todo el esfuerzo en hacer las cosas lo mejor posible.

¿Y los organizadores?

De las 4 patas del banco son una parte muy parecida a la de los pilotos. El 99% de los organizadores se pasan todo el año trabajando y esforzándose para sacar una prueba adelante, la mayoría no tienen ningún beneficio de eso y lo veo muy sacrificado, es otra de las cosas que no encaja en que esto aguante muchos años.

¿Qué opina tu familia de esta afición?

No he tenido nunca especial apoyo de la familia a pesar de la vinculación de mi padre con las carreras. Lo que es mi núcleo familiar no tiene mucha afición a las carreras, bueno van a alguna. También yo cuando estoy corriendo no soy el mejor marido ni compañero, estoy a lo mío y de hecho lo manifiesto bien claro antes de salir de casa, entonces eso igual tampoco ayuda, pero nadie está en desacuerdo.

¿Conservas los trofeos?

Si, menos los que regalé, que regalo bastantes, conservo los trofeos desde las primeras épocas.

¿Te queda algún proyecto que hayas querido hacer y no has podido llevarlo a cabo?

Si, me hubiera gustado hacer rallyes no de manera puntual, sino haber hecho un campeonato o haber corrido más asiduamente, haber corrido el Príncipe o Llanes, que a lo mejor llevo viéndolos 30 años, pero estoy satisfecho con lo que he logrado hacer.

Cita alguna persona de la que hayas recibido un apoyo especial

Pepe Alonso, que ha estado conmigo desde el principio, Gelo, Cristóbal y Kike Castro, mi asistencia en los momentos más importantes, mi compañero de equipo Angel Candás y, en los últimos tiempos, Fran Caldevilla.

Desde tu perspectiva ¿cómo ves al aficionado?

Creo que ha decaído el número principalmente de aficionados, es un dato obvio, cada vez hay menos gente en las carreras y creo que cada vez hay menos gente entendida o por lo menos como los que nos vamos haciendo mayores, que antes entendíamos las carreras. Cuando yo iba a las carreras de crio con gente mayor y hablaban de cómo trazaban y demás y solo querías aprender eso. A veces voy a las carreras y veo que la gente va allí como si fuera a ver cine o no sé, podrían estar viendo coches pasar o helicópteros dar vueltas, entonces creo que hay menos gente y menos entendida pero siempre es respetable, el público hace lo que le da la gana.

Un consejo para los que quieran empezar.

Explicarle como es este mundo para que no haga castillos en el aire. Hay que ser realista porque si llegas a este mundo ciego te vas a llevar un golpe importante. Si te explican bien las dificultades, el trabajo, el dinero que te va a llevar, pues ya eres libre de asumir si te quieres meter o no. Que lo aconsejo a cualquiera, que nadie haga el mono por la carretera, que se saque un licencia y se ponga a correr, pero siempre sabiendo que tal y como son las cosas no es fácil, requiere o mucho dinero o mucho trabajo y sacrificio personal.