07 de Diciembre 2021

El equipo Toyota listo para darle al Yaris WRC una despedida con título

El equipo Toyota Gazoo Racing World Rally Team tiene como objetivo hacerse con los títulos del Campeonato del Mundo de Rallyes cuando se despide del Toyota Yaris WRC en la prueba final de la temporada 2021, el Rallye de Monza.

Con ocho victorias de las 11 pruebas celebradas hasta ahora, ésta ha sido la temporada más exitosa hasta la fecha para el Yaris WRC en su quinto y último año de competición. En 2022 será reemplazado por el GR Yaris WRC Rally1 cuando el campeonato entre en una nueva era híbrida. En el campeonato de constructores, el equipo tiene una ventaja de 47 puntos con un máximo de 52 puntos disponibles en la prueba final, lo que significa que la corona estará asegurada si alguna de sus tres tripulaciones nominadas termina el rallye dentro de los siete primeros puestos.

Toyota Gazoo Racing tiene garantizado el ganar los títulos de piloto y copiloto por tercer año consecutivo. Al igual que en 2020, Sébastien Ogier y Elfyn Evans lucharán por el campeonato en Monza. En el evento final de sus carreras de rallyes a tiempo completo, Ogier y su copiloto Julien Ingrassia intentarán hacerse con su octavo campeonato juntos. Disponen de una ventaja de 17 puntos sobre sus compañeros de equipo Evans y Scott Martin, quienes tienen la oportunidad de lograr su primera corona.

Kalle Rovanperä y Jonne Halttunen también aspirarán a terminar su temporada de la mejor manera posible, con sus primeras victorias en el WRC en Estonia y Grecia y unirse a sus compañeros de equipo entre los tres primeros. El piloto del TGR WRC Challenge Program, Takamoto Katsuta, conduce un cuarto Yaris WRC, copilotado por Aaron Johnston, en el lugar donde obtuvo su primera victoria de etapa en 2020.

Este rallye que cierra la temporada 2021 que se celebra en el icónico circuito de carreras de Monza, cerca de Milán, se disputó por primera vez en el calendario del WRC hace un año. El evento presenta tramos en Monza, haciendo uso de la pista de carreras, las históricas carreteras de servicio ovaladas y de superficie mixta, así como secciones en desafiantes carreteras de montaña alrededor de Bérgamo. El clima invernal afectó el evento de 2020, e incluso si la nieve y el hielo se mantienen alejados, la lluvia y el barro podrían reducir el agarre disponible. Los dos primeros días del rallye, el viernes y el sábado, contarán con un par de tramos de montaña que se repetirán por la mañana, seguidas de especiales en la pista por la tarde. Un trío de treamos en Monza completan el programa el domingo.

Jari-Matti Latvala (director del equipo) ha comentado: “Estamos emocionados de ir a Monza con una gran oportunidad de asegurarnos los tres títulos del campeonato, algo que ha sido nuestro sueño. Sería la manera perfecta para nosotros de terminar la era del World Rally Car y la última carrera para nuestro Yaris WRC que debutó en 2017, cuando yo era uno de los pilotos. Espero que todo salga según lo previsto y podamos ganar el campeonato de constructores, pero en el automovilismo sabemos que nada es seguro hasta que llegas a la meta. También esperamos ver una pelea justa entre Sébastien y Elfyn para decidir el título de pilotos. El Rallye de Monza fue un evento muy difícil el año pasado con la nieve y la lluvia, y ya durante nuestras pruebas previas en Italia la semana pasada, las condiciones fueron complicadas con bastante lluvia, por lo que espero que proporcione una final desafiante una vez más".