Llevamos seis carreras este año y por el momento hay una cosa muy clara, nadie puede afirmar que la Fórmula 1 este siendo aburrida. Lo de este fin de semana en Bakú ha sido como saltar de sorpresa en sorpresa sin que nadie entendiese nada. En poco más de cinco vueltas pasamos del puñetazo encima de la mesa de Max Verstappen que se colocaba cómodamente en lo alto de la clasificación con su casi segura victoria, a un resurgir de Lewis Hamilton que amortiguaba el mal fin de semana con un podio seguro y su máximo rival fuera de los puntos, y finalmente a una situación kafkiana en la que los dos aspirantes al título se marchaban a sus casas con un cero en su casillero. Y, por si fuera poco, los tres veteranos campeones mundiales, que en las últimas carreras rondaban los puestos de atrás en el pelotón, entraron en el top 10 para sumar puntos y rebelarse ante los que quieren jubilarlos.

Sabemos que es pronto aún para que fusilen a Pirelli por lo ocurrido en la recta de 2,2 kilómetros a Lance Stroll y al hijo de Jos, pero todo parece indicar que sus “neumáticos con carcasa reforzada” han sido los culpables de sendos accidentes. Aunque habrá investigación, lo más posible es que se acabe echando la culpa a algún trozo de fibra que hubiera en la pista y que pudiese haber dañado las gomas italianas. Algo por otra parte no descartable con la gran cantidad de accidentes que hubo en todas las sesiones.

Sin embargo, no somos personas de creer en las casualidades y que los reventones hayan sido cuando ambos juegos rondaban las treinta vueltas, en la zona rápida, y en el mismo neumático, el trasero izquierdo, el que más sufría en Bakú, coloca a los italianos en el punto de mira. Veremos que pasa en los circuitos rápidos como Monza, o Spa. Aquí la FIA decidió cortar por lo sano, parar la carrera y dar así opción a todos los equipos a retirar los neumáticos duros de sus monoplazas para montar gomas blandas y frescas. Algo que no gustó a todos pero que nos brindó una mini carrera de dos vueltas que dará mucho que hablar.

Con dos vueltas por delante el heptacampeón lo tenía todo a su favor. Su único rival este año estaba fuera de carrera, y por fin tenía la opción de adelantar a Sergio Pérez, algo a lo que no había aspirado en las otras 49 vueltas del gran premio. Pero en este caso, esa tecnología que ha catapultado en la era híbrida a los Mercedes por delante de sus rivales solo sirvió para aguar la fiesta al británico.

 

 

Tras arrancar, Hamilton tocó un botón en su volante que solo debe usar en los “safety car” o los “virtual safety car”, el “brake magic” o freno mágico. Por todos es sabido que en circuitos como el de Bakú, los frenos son uno de los elementos más eficientes para calentar los neumáticos ya que el calor que mana de ellos es absorbido en parte por las llantas y a su vez por las gomas. Lo que nos sabíamos los mortales que no integramos el equipo de Brackley es que tienen desde hace tiempo un sistema que se acciona desde el volante, y mediante el cual alteran el frenado que se realiza por la regeneración del motor híbrido y el balance que se aplica en el repartidor de frenada, consiguiendo calentar los frenos y a su vez los neumáticos. Ese “brake magic” explica por ejemplo por qué en la primera resalida tras el accidente de Stroll los Red Bull se empeñaban en calentar las gomas con el ya conocido baile a derechas e izquierdas de sus monoplazas mientras justo detrás de ellos Hamilton avanzaba recto sin balancear su coche.

Pues bien, al activar dicho botón por error, el Mercedes ya no era un elemento que se pudiera frenar en la primera curva, y aunque el británico llegaba a ella habiendo ganado la posición al mexicano, sus opciones se iban al garete al hacer un recto y ser superado por toda la parrilla. No cabe duda que es un error del piloto, algo a lo que no nos tiene acostumbrados el británico, pero no se trata de un error de pilotaje como se adelantaron a calificar algunos creyendo que había bloqueado sus neumáticos en la frenada por no haber sido fino.

Sea como fuere, el Gran Premio de Azerbaiyán será una carrera que no contará en la lucha que mantiene con el holandés. Ninguno se lleva un punto, pero si hay que señalar un beneficiado, este debe ser el heptacampeón. Verstappen hizo un fin de semana soberbio, y los Mercedes no encontraron su sitio en un trazado que antes dominaban con comodidad. De hecho, solo la descarga de aerodinámica que hicieron en el coche del británico el sábado sirvió para poder colocarse justo detrás de los chicos de la bebida energética mientras que Valtteri Bottas pululaba por la parte trasera de la parrilla.

Pero si algo nos llamó poderosamente la atención fue la reivindicación que hicieron al unísono los tres veteranos de la parrilla con el permiso de Hamilton. Algo que no esperaba ver nadie era a Sebastian Vettel de nuevo en el podio con Aston Martin. El alemán ya había demostrado el sábado que se encontraba mejor que en anteriores carreras al quedarse a las puertas de la Q3, pero de ahí a acabar segundo hay un trecho. El tetracampeón mundial demostró tener ritmo en las calles de la capital de Azerbaiyán y no le pesó la responsabilidad de pelear con los gallos del corral.

Ese ritmo fue precisamente el que no consiguió Fernando Alonso que, aunque partía noveno tras un buen sábado, arrancaba la mini carrera décimo tras haber estado la mayor parte de la prueba fuera de los puntos. Sin embargo, el asturiano tiró de galones y en dos vueltas locas supo doblegar a Yuki Tsunoda, Daniel Ricciardo y a Carlos Sainz. Sin duda unas vueltas que demuestran que aún tiene cosas que ofrecer en la Fórmula 1, aunque las prestaciones de su Alpine no estén a la altura de lo que le gustaría a la hinchada española.

El tercero en apuntarse a la fiesta de los “abuelos” fue Kimi Raikkonen, precisamente el mayor de todos con 41 años. El finlandés no entró en los puntos hasta la última vuelta, pero con ese resultado consigue igualar el casillero de su compañero de garaje, justo en la misma carrera en la que han empezado a sonar los rumores de que esta podría ser su última campaña en la categoría reina.

Para cerrar tenemos que analizar un par de cosas. Por una parte, los continuos fallos que ha tenido Carlos Sainz en Bakú. El madrileño ha pasado de ser el héroe de Ferrari en Mónaco a perder todas las opciones de pelear el podio por sus continuos errores bloqueando el eje delantero en las frenadas. Al final se lleva un octavo puesto que tiene que saberle a poco habiendo tenido opciones de subirse al podio, sobre todo con las ausencias de Hamilton y Verstappen.

Y por otro lado, no podemos cerrar el billete sin hablar de Mercedes. Desde que en 2014 empezó la era híbrida es la tercera vez que el equipo de Brackley se queda sin puntuar en una carrera. La primera fue la del famoso choque de Nico Rosberg con el británico en la curva cuatro de Montmeló. La segunda, en Austria 2018 cuando Bottas y Hamilton abandonaron por avería. Por el momento los chicos de Toto Wolff no están brillando este año como nos tienen acostumbrados y, aunque resta mucha temporada, no son ahora mismo los grandes favoritos al título de constructores. Si bien puede haber muchas dudas de quien será el campeón del mundo de pilotos, la igualdad se rompe en cuanto a los equipos por la desastrosa temporada que está realizando el finlandés frente al mexicano, los dos comparsas que deben apoyar a sus líderes sumando puntos para obtener el mundial. Veremos si tras las tres carreras seguidas que nos esperan en Francia y Austria, donde volverá a haber doblete, nos aclaran que ocurrirá este año en el mundial.

@luismanuelreyes

 

CLASIFICACION
1.-Sergio Pérez (Red Bull/Honda) 51 - 2:13'36.410
2.-Sebastian Vettel (Aston Martin/Mercedes) 51 - 2:13'37.795
3.-Pierre Gasly (AlphaTauri/Honda) 51 - 2:13'39.172
4.-Charles Leclerc (Ferrari) 51 - 2:13'40.238
5.-Lando Norris (McLaren/Mercedes) 51 - 2:13'41.164
6.-Fernando Alonso (Alpine/Renault) 51 - 2:13'42.792
7.-Yuki Tsunoda (AlphaTauri/Honda) 51 - 2:13'43.034
8.-Carlos Sainz (Ferrari) 51 - 2:13'44.119
9.-Daniel Ricciardo (McLaren/Mercedes) 51 - 2:13'45.284
10.-Kimi Räikkönen (Alfa Romeo/Ferrari) 51 - 2:13'45.986
11.-Antonio Giovinazzi (Alfa Romeo/Ferrari) 51 - 2:13'46.664
12.-Valtteri Bottas (Mercedes) 51 - 2:13'47.674
13.-Mick Schumacher (Haas/Ferrari) 51 - 2:13'50.651
14.-Nikita Mazepin (Haas/Ferrari) 51 - 2:13'50.725
15.-Lewis Hamilton (Mercedes) 51 - 2:13'54.078
16.-Nicholas Latifi (Williams/Mercedes) 51 - 2:14'18.789
17.-George Russell (Williams/Mercedes) 48 - 1:33'22.206
18.-Max Verstappen (Red Bull/Honda) 45 - 1:25'35.564 - Neumáticos
     Lance Stroll (Aston (Martin/Mercedes) 29 - 52'15.262 - Neumáticos
     Esteban Ocon (Alpine/Renault) 3 - 6'01.705 – Unidad de potencia