Noticias | Fórmula 1

¡¡¡Objetivo alcanzado!!!

Cuando se suspendió el Gran Premio de Australia en marzo, un día antes de iniciarse los entrenamientos libres del viernes, muchos pensamos que el mundial 2020 había terminado antes de iniciarse. Por aquel entonces la incertidumbre de lo que nos esperaba y los palos de ciego que se daban desde los organismos oficiales, hacían prever que este sería un año en blanco para la categoría reina del automovilismo. Sin embargo, la Fórmula 1 volvió a reinventarse, inició la temporada en julio con tan solo ocho citas confirmadas, redujo la marabunta que reina en el paddock a menos de dos mil personas y consiguió sacar adelante un mundial que nos ha hecho vibrar, aunque haya sido a través del televisor.

Ahora, tras haberse disputado 17 carreras con tres citas dobles, debemos reconocer los méritos de los equipos de la FIA y Liberty Media. Si Bernie Ecclestone reinventó este deporte tal y como lo conocemos ahora, podemos decir que tanto Jean Todt como Chase Carey han demostrado dotes suficientes para ganarse un sitio en el salón de la fama de la F1 junto al “pequeñín”. Nos han dado además carreras para recordar como las de Monza, el Algarve, o la segunda de Sakhir. Mucho de lo que hablar y disfrutar, aunque salvo raras excepciones, hayamos visto las gradas siempre vacías de aficionados.

Y si algo hay que destacar esta temporada son los números de récord de Lewis Hamilton. El británico ha pulverizado el récord de victorias y ha igualado el de títulos mundiales de Michael Schumacher. Y lo más importante, ha dejado claro que su techo no ha llegado aún. Él es el elegido para dejar grabados a fuego los números con los que se compararán las siguientes generaciones. Algo que parecía imposible de conseguir cuando el “Kaiser” se retiró por primera vez en 2006 ha ocurrido 14 años después. Ahora tan solo una firma le separa de una temporada 2021 en la que volverá a ser el máximo favorito al triunfo. Ayer se publicó la lista de equipos y pilotos inscritos para la temporada que viene y, aunque el británico vuelve a salir por novena temporada consecutiva con el equipo de Brackley, realmente aún no ha firmado su renovación con Toto Wolff, algo que tampoco ha hecho el austríaco. Obviamente no se espera ninguna sorpresa y el resto de la parrilla volverá a tener como pesadilla al defensor del “Black Lives Matter”.

 

 

Hamilton ha vuelto a no tener rival esta temporada. Su compañero Bottas, que tan solo brilla en algunas calificaciones, se desinfla por completo en las carreras, sobre todo cuando no parte primero y debe adelantar a sus rivales. El finlandés puede sentirse afortunado de haber firmado su renovación antes de la segunda carrera disputada en Bahréin donde un joven George Russell le sacó los colores en la primera vez que se subía al Mercedes. El positivo por COVID del heptacampeón hizo que el primer piloto de Williams tuviera la primera oportunidad de subirse a un coche puntero de la parrilla y no la desaprovechó. Una simple actuación y un currículo envidiable le han garantizado un puesto en el equipo Mercedes en 2022. Mientras tanto, deberá seguir peleando en Williams el año que viene por colarse en las Q2 el sábado.

Pero si Bottas no ha plantado cara a Hamilton, tampoco lo han hecho Red Bull y Max Verstappen, o al menos como esperábamos que lo hicieran. El holandés se ha llevado dos victorias con una auténtica exhibición este fin de semana en Abu Dabi, pero poco más hemos visto en él que merezca la pena resaltar este año. Los tres han formado el triunvirato que ha dominado los podios, pero los de la bebida energética no se han ganado en la pista poder ser una alternativa real al dominio del binomio Mercedes – Hamilton. En un año en el que han visto que su socio Honda los deja solos ante el peligro, los de Christian Horner no acaban de ser un equipo que pueda luchar por el título.

Ahora, su dilema pasa por bajar una vez más a su segundo piloto del monoplaza del garaje vecino de Verstappen. En esta ocasión el que va a ver como lo echan es Alex Albon, que salvo en las dos últimas carreras no ha demostrado en todo el año ser merecedor de pilotar un Red Bull. Y aunque Helmut Marko parecía ya decantado por fichar a Nico Hülkenberg, parece que las últimas actuaciones de Sergio Pérez pueden dar con el mexicano en Milton Keynes. Sin duda una ruptura con la idea del austríaco de dar sus volantes a jóvenes promesas, pero que una vez que se ha demostrado que no encuentran el contrapunto a Max Verstappen, y cansados de que solo uno de sus pilotos aporte puntos en la lucha por el mundial de constructores, parece que por fin van a apostar por alguien con experiencia que sirva de complemento al holandés.

Y fuera de estos dos equipos tenemos el abismo que los separa del resto de la parrilla. Este año los que se han borrado de los podios han sido los chicos de Maranello. Han logrado pasar del todo al nada en un invierno. La “pillada” el año pasado por la FIA de sus pequeñas trampas en el propulsor les ha hecho pagar cara la afrenta al reglamento. Sin que nada se haya hecho público, lo cierto es que el Ferrari no ha ido bien en todo el año. Con un Sebastian Vettel totalmente anulado, y un Charles Leclerc que solo ha brillado en ocasiones puntuales y siempre lejos de la victoria, los italianos deben reinventarse este invierno.

Sin embargo, cuando el año que viene tenía que ser el de los grandes cambios en la normativa, la pandemia ha traído también una congelación en la mayoría de novedades que íbamos a tener desde marzo. De hecho, tan solo la congelación de presupuestos va a marcar alguna diferencia con lo visto hasta ahora. Y eso teniendo en cuenta que en los 145 millones de dólares de límite presupuestario no entran ni los motores, ni el sueldo de los pilotos, ni el marketing, ni el sueldo de los tres primeros ejecutivos. Vamos, que habrá más de un equipo que tenga más presupuesto en estos apartados que en los limitados.

Con todo esto, Ferrari no podrá dar el gran salto que necesita para salvar la desventaja que tiene ahora con los Mercedes. Deberá pelear antes con los gallitos de la parte media de la parrilla donde McLaren se ha llevado este año el gato al agua. Ellos, los nuevos Aston Martin que heredan la estructura de Racing Point, y los Alpine que hacen lo mismo con Renault, serán los tres equipos a batir por los italianos, ya que esta temporada las tres formaciones han quedado por delante suyo. Eso sí, habrá que ver si los cambios de pilotos surten efecto con Carlos Sainz en Ferrari, Daniel Ricciardo en McLaren, Sebastian Vettel en Aston Martin, y Fernando Alonso en Alpine.

Ese precisamente fue uno de los bombazos mediáticos de esta temporada. El anuncio en el verano de Renault de recuperar a Fernando Alonso ha hecho correr ríos de tinta en los medios. Pocos dudan del talento del asturiano, pero no es menos cierto que es 14 años más viejo que cuando consumó su segundo título mundial, que ahora mismo lleva dos años fuera de la Fórmula 1, y que las 4 temporadas anteriores no tuvo un monoplaza que le permitiera luchar por los podios. Su rendimiento será una incógnita y más aún lo será el de su Alpine, que este año aún bajo la matriz Renault ha dado alguna alegría a Ricciardo, pero nunca le ha permitido luchar por una victoria, siendo al final el quinto equipo de la parrilla.

En resumen, una temporada que nos sabe a poco por el stress vivido con carreras casi todos los fines de semana y que nos deja con ganas de que se inicie la próxima temporada para ver que nos deparan los numerosos cambios de pilotos que vamos a tener. Eso sí, nos espera un invierno largo porque tras el test de jóvenes y “veteranos” pilotos que habrá esta semana en Abu Dabi, tan solo tendremos tres jornadas de test en Barcelona, la pretemporada más corta de la historia. Sinceramente me gustaría darle al botón de avance en el televisor y plantarme ya en marzo 2022 con Russell de compañero de Hamilton, o con Sainz y Leclerc en un Ferrari capaz de ganar, pero eso señores, no está a nuestro alcance, así que paciencia, y disfrutemos de lo que nos depara el 2021.

@luismanuelreyes

CLASIFICACION
1.-Max Verstappen (Red Bull/Honda) 55 - 1:36'28.645
2.-Valtteri Bottas (Mercedes) 55 - 1:36'44.621
3.-Lewis Hamilton (Mercedes) 55 - 1:36'47.060
4.-Alexander Albon (Red Bull/Honda) 55 - 1:36'48.632
5.-Lando Norris (McLaren/Renault) 55 - 1:37'29.374
6.-Carlos Sainz (McLaren/Renault) 55 - 1:37'34.307
7.-Daniel Ricciardo (Renault) 55 - 1:37'42.393
8.-Pierre Gasly (AlphaTauri/Honda) 55 - 1:37'58.363
9.-Esteban Ocon (Renault) 55 - 1:38'09.714
10.-Lance Stroll (Racing Point/Mercedes) 55 - 1:38'11.383
11.-Daniil Kvyat (AlphaTauri/Honda) 54 - 1:36'31.445 - 1 vuelta
12.-Kimi Räikkönen (Alfa Romeo/Ferrari) 54 - 1:36'34.174 - 1 vuelta
13.-Charles Leclerc (Ferrari) 54 - 1:36'42.721 - 1 vuelta
14.-Sebastian Vettel (Ferrari) 54 - 1:36'51.876 - 1 vuelta
15.-George Russell (Williams/Mercedes) 54 - 1:37'01.030 - 1 vuelta
16.-Antonio Giovinazzi (Alfa Romeo/Ferrari) 54 - 1:37'02.381 - 1 vuelta
17.-Nicholas Latifi (Williams/Mercedes) 54 - 1:37'11.562 - 1 vuelta
18.-Kevin Magnussen (Haas/Ferrari) 54 - 1:38'00.387 - 1 vuelta
19.-Pietro Fittipaldi (Haas/Ferrari) 53 - 1:36'38.988 - 2 vueltas

ABANDONOS

Sergio Pérez (Racing Point/Mercedes) 8 - 14'13.035 - Transmisión