Nueva victoria del campeón del mundo, que consolida firmemente su apuesta por la renovación de un nuevo título, en la que podría ser su última temporada completa en el WRC, mientras Dani Sordo lo intentó pero acabó fuera de la carrera y, entre los WRC3 sobresaliente carrera de Pepe López y Jan Solans. 

UN RALLYE BRILLANTE

Con una puesta en escena totalmente nueva y con la asistencia de público autorizada, la prueba regresaba a sus inicios en la capital de la Costa Esmeralda, con base en el puerto de Olbia y muchas novedades, consolidándose como uno de los mejores rallyes del campeonato. 

LAS PIRELLI EN EL PUNTO DE MIRA

Han sido muchos los pilotos que han asegurado que, con los nuevos compuestos de Pirelli, los neumáticos son los que deciden las carreras, mientras la marca asegura que sigue siendo un serio problema de adaptación y mala gestión de los mismos pero, lo que realmente es cierto es que la FIA ha tenido que meter baza y ya está empezando a multar a los que hablan demasiado mal de la marca y lo que si es verdad, es que para todos es lo mismo. 

DURO, DURISIMO

Como ya había ocurrido hace unos días en Portugal, desde los primeros compases, Hyundai se mostró intratable en la tierra, donde Tanak se hacía con el liderato a las primeras de cambio, limitándose a aumentar más y más su ventaja, hasta que una piedra le arrancaba una rueda y tenía que abandonar, cuando ya Neuville había pinchado y se descolgaba por la lucha de la cabeza y Dani Sordo, que se quejaba de una mala elección de neumáticos, era el único que seguía manteniendo el tipo, hasta que cerca del final de la segunda jornada, en plena lucha con Ogier, tocaba una arqueta de hormigón, dejando el camino libre a los Toyota que les permitía conseguir un magnífico doblete, con Ogier y Evans en lo más alto. 

Así las cosas, Neuville aprovechaba que la dureza de los tramos llevaba al abandono a Rovanpera y a unos Fiesta lamentables, lo que le permitía asegurarse el lugar más bajo del pódio, a los que había que sumar el buen bagaje de la Power Stage. 

WRC 3 HABLA ESPAÑOL

En WRC3 y después de una carrera para olvidar, en tierras portuguesas, Pepe López con Diego Vallejo y Jan Solans con Rodrigo Sanjuán, consiguieron la segunda y tercera posición final respectivamente, mientras Fau Zaldivar y Carlos del Barrio finalizaban inmediatamente detrás, en la cuarta posición, mientras el chileno Emilio Fernández ocupaba la quinta plaza que, en el último tramo perdía su compatriota Heller, copilotado por Marc Martí, al sufrir un vuelco, que les obligaba al abandono… La categoría fue ganada por Rosell, mientras en el WRC2 se impuso Huttunen al noruego Ostberg que pudo sobreponerse a varios pinchazos y a una penalización de un minuto. 

Texto y fotos: Luis Eiriz

-CLASIFICACION FINAL