Sordo vuelve a Grecia con energías renovadas y Cándido Carrera al lado

El español de Hyundai Motorsport reanuda este fin de semana su temporada mundialista en el Rallye Acrópolis, al que regresa después de ocho años, motivado para concretar con un resultado satisfactorio el debut del copiloto gallego en la máxima categoría, acompañando al cántabro por primera vez a bordo del Hyundai i20 Coupé WRC.

Dani Sordo está de vuelta en el WRC dos meses y medio más tarde de su última participación, nuevamente con motivo de una de las citas por excelencia de esta especialidad. El Rallye Acrópolis regresa a lo más alto ocho años después de su última edición mundialista, en la que el piloto español estuvo cerca de poder coronarse sobre el rocoso y polvoriento terreno que caracteriza a los caminos griegos, donde se estrena este fin de semana como integrante de Hyundai Motorsport el nuevo copiloto del cántabro, Cándido Carrera.


La presencia de ambos en el Rallye de Ypres, al que acudieron a mitad de agosto para llevar a cabo los reconocimientos de unos tramos que desconocían los dos, y, al mismo tiempo, la participación conjunta que completaron con éxito hace dos semanas, en el Rallye Memorial Cristian López de la Copa de España de Asfalto, ha sido de gran ayuda tanto al piloto de Puente San Miguel como al navegante de Salvatierra de Miño a la hora de acoplarse mutuamente, antes de encarar el Acrópolis con las máximas garantías.


La prueba cántabra resultó muy provechosa para el pontevedrés, que fue perfilando cada vez más detalles de su ritmo y entonación a bordo del Hyundai i20 R5 con el que debutó a la derecha de Dani Sordo, nada más completar con él en Grecia el primer ensayo oficial para el gallego a bordo del Hyundai i20 Coupé WRC.
La montura con la que Dani Sordo y su nuevo copiloto encaran juntos los exigentes caminos del recuperado Rally Acrópolis, al que el español concurre con energías renovadas, gracias a la llegada de Cándido Carrera, y el objetivo de rentabilizar su postrera posición de salida en la jornada inaugural para extraer el mejor resultado posible de la quinta participación mundialista que afronta esta temporada.


Dani Sordo ha declarado: “Las veces que lo corrí hace años, el Acrópolis tenía fama de ser uno de los rallyes más duros del campeonato, pero en general los tramos estaban bien. El mayor inconveniente suelen ser las piedras que te encuentras sobre la pista, lo que unido a las altas temperaturas hace que el recorrido sea muy exigente para los neumáticos. Puedes tener percances de todo tipo en este rallye, como pasa en Portugal o Cerdeña, que también son terrenos muy selectivos. De entrada, nos debería favorecer salir atrás, vamos a intentar aprovechar al máximo esa ventaja. Tengo muchas ganas ya de empezar, es mi primer rallye con Cándido en el Hyundai i20 Coupé WRC y espero que podamos conseguir un buen resultado”.