Noticias | Rallyes

Vinyes-Mercader plantan cara a los favoritos en Osona

Los pilotos del equipo Suzuki Ibèrica estuvieron en todo momento en posición de podio absoluto.

Joan Vinyes - Jordi Mercader, al volante de una mecánica que vivió sus momentos más dulces hace 25 años (Seat Ibiza Kit Car - Baporo Motorsport) completaron la 52a edición del Rally Osona, en una excelente segunda posición de la clasificación absoluta de la prueba. El tándem de Suzuki se situaron en la mencionada segunda plaza después del primer paso por La Trona, primera especial del día, y la mantuvieron hasta que situaron su Ibiza en el parque cerrado final ubicado en el karting Osona.

En el podio final de la prueba organizada por la Escudería Osona estuvieron, como vencedores del rallye, el equipo local, Albert Orriols-Lluis Pujolar ( Skoda Fabia Rally 2), mientras que al tercer cajón subieron Oscar Palomo-Brais Miron (Peugeot 208 GT Rally4).

El calor también estuvo presente este año, ¿la lluvia? casi

Es habitual en la prueba de la comarca del mismo nombre, se dispute en condiciones climatológicas de pleno verano, con un calor que hace sufrir a todos los que participan o se acercan al escenario de la prueba.

Este año no ha sido una excepción, incluso la lluvia ha puesto un punto de incertidumbre antes de iniciarse el último bucle de la prueba cuando todo estaba decidido. Finalmente la amenaza no se confirmó y el asfalto de las especiales siguió seco.

El Ibiza Kit Car se comportó de manera impecable.

Joan estaba muy satisfecho de como había transcurrido el día, así lo explicaba: “Tal como dije en la previa, vinimos a Vic con la idea de probar el Ibiza, ver hasta donde podíamos llegar y sobre todo ... pasarlo bien. La respuesta de la mecánica de 25 años ha sido excelente y hemos podido competir con rivales y coches actuales. Lo de pasarlo bien, casi podríamos decir que, si podíamos competir estaba asegurado y así ha sido. No teníamos que preocuparnos de clasificaciones y aunque siempre gusta ganar, esta segunda posición con el Ibiza es sin duda para estar satisfecho”.

Otro de los objetivos de la prueba era mantener el ritmo de una jornada de competición y según el piloto de Suzuki también lo ha conseguido: “Sin duda, aunque estás compitiendo por placer no puedes desatender la puesta a punto del vehículo, el estado del asfalto en fin, cualquier detalle por insignificante que parezca para el mejor desenlace de una prueba de estas características.

Mantener esta concentración es de vital importancia pensando, sobre todo, en el próximo compromiso, dentro de tres semanas, el Rallye Roma al volante del Swift R4lly y válido para el ERC. En este caso si que estarán en juego unos puntos muy valiosos, tanto a nivel de marca (Suzuki) como individuales, para un campeonato y hay que ir a por todas por conseguirlos.

Así pues, una vez finalizado el Osona tocará cambiar el chip y empezar a pensar en una prueba de mayor exigencia, Rallye Roma Capital (ERC), que disputará el último fin de semana de este mes de junio al volante del Suzuki Swift R4lly S”.