Alberto Ordóñez

Infomotor, 18 Abril 2020

Alberto Ordóñez, natural de Bimenes, y de profesión fontanero, a sus 31 años presenta ya una dilatada trayectoria en el mundo de las carreras de coches, donde ha participado prácticamente en la mayoría de especialidades, aunque la montaña y los rallysprint, centran en esta temporada su actividad. También quiere medirse en los rallyes que se celebren en Asturias del nacional con vehículos similares al suyo, que es un VW Polo N5, con el que está logrando unos resultados muy satisfactorios.

 

¿Te cuidas físicamente?

Debería cuidarme más.

¿Cómo te iniciaste en el automovilismo y en que año?

Fue en el año 2006, hacía poco que tenía el carné, tenía 19 años y fue con un 205 que armamos a la carrera para un slalom que había en La Florida (El Entrego). De ahí al GT Turbo en el año 2007 que debuté en montaña en la Subida a Pravia y lo tuve hasta el 2009. Después 2010-11 un Clio Williams. 2012 un Clio Sport. En el 2013 ya compré el Mitsubishi, corriendo con el en el 2014, 15, 16 y 17 y ya en él 2018 tuve el Polo. Con coches que no eran míos hice una Subida a Castrillón en el 2012 con el 205 de Alberto Redondo. También salí en una Subida a la Faya con un Bango en el 2015 y en un Cierru los Pinos con un Kart Cross en el 2016.

¿Con qué medios contabas en tu primera carrera?

Muy pocos. Lo lógico cuando empiezas. No estaba muy asesorado por nadie, fue un poco a la aventura, que no sabes muy bien lo que tienes que hacer ni nada.

¿Qué meta te has fijado y qué proyectos tienes?

Salir al nacional es una cosa de las que me gustaría pero hoy en día ya no solo por el presupuesto que es muy difícil de conseguir, pero yo creo que ya por la empresa de mi padre se me hace muy cuesta arriba perder tantos días tanto a mi como a Nacho. Lo único que me haría ilusión por tener otro campeonato diferente sería un año ganar el campeonato de rallyes y yo creo que los años van pasando ya, ahora mismo no me quejo ni del nivel que tenemos ni del coche con el que podemos competir pero si que podemos hacer alguna prueba del nacional suelta y que siga todo así.

¿Hiciste algún curso de conducción?

Ninguno.

¿A cuántas puertas llamaste para solicitar patrocinio?

Muchísimas. De ahí si que hay una parte fundamental de Nacho, por que se mueve mejor en el tema de picar por ahí, a mi me da bastante rabia porque ahora no tanto pero al principio era gente conocida y fue más por compromiso lo que te pueden ayudar. Donde más he picado es en la VW aquí en Asturias para este último coche pero ya llevamos dos años que no logramos nada.

¿Cubren los gastos de las carreras los patrocinadores?

Que va. Ayuda mucho y si que alguna prueba que alquilé coche ayuda mucho más al no tener que poner tanto dinero, casi cubrir, pero estos años de atrás por la empresa de mi padre y por la empresa de Nacho que eran básicamente los patrocinadores que ponían el dinero que hacía falta de verdad.

Los que tienes ¿siguen las carreras?

La verdad es que si. Por ejemplo Prenava tengo que agradecerle porque me ayuda desde el 2010 y siguen conmigo. Después aparecieron muchos más y por ejemplo Gaisven que es un patrocinador que vive las carreras por Ares, porque esta metido de verdad en el mundo y ese si que de verdad sigue las carreras y está pendiente de todo.

¿Qué presupuesto necesitas para una temporada?

Un rallye del nacional calculo que entre gasolina, ruedas sobre 7.000-8.000€. Del regional sobre 2.000-3.000 € por carrera sin contar el desgaste del coche.

¿Qué vehículo te ha dado mejores sensaciones?

Lo lógico es que dijese el Polo pero creo que cada época y cada coche me dió algo diferente. Por ejemplo con el GT Turbo casi ganamos el Campeonato de Asturias de Rallysprint con 23 años. Después el Clio también era un coche muy bueno. Luego el Mitsubishi porque gané la primera carrera con él, aunque después fue un desastre la última temporada, porque era rotura tras rotura. Pero sensación de carrera de verdad el Volkswagen.

¿Conservas alguno de los vehículos anteriores?

No. Los tengo localizados pero no conservo ninguno.

¿Hay algún coche que te gustaría pilotar?

Un R5 por probar y saber la diferencia que hay de verdad con un N5, aunque no me gustaría quedar con las ganas de probar un Porsche.

¿Te gustaría más volcarte en alguna especialidad?

Me gustan los rallyes que es donde de verdad disfrutas del coche, pero aún así la montaña siempre me gustó mucho, creo que me ayudó a mejorar la conducción, el trazar, el aprovechar bien la carretera... Este año en el Fito disfruté mucho, se dieron circunstancias, es una subida tipo tramo, llovió, se me puso muy de cara y, disfruté.

¿De todas las pruebas, de cuál guardas mejor recuerdo?

Nava, por ser el rallysprint que más cerca me queda. Tengo el recuerdo de ganar con el Mitsubishi cuando nadie contaba porque era el año que Oscar estaba con el Porsche, y Jonathan Pérez con otro Porsche. Al año siguiente volvimos a repetir la victoria así que tengo buen recuerdo.

¿Y peor?

El Sueve, un año en que perdí el campeonato, al romper el coche, cuando solo tenía que terminar.

¿El automovilismo te ha traído buenos amigos?

Aparte de buenos amigos, conoces a mucha gente, te abre muchas puertas, de cara a la vida laboral…

¿Y enemigos?

Creo que la típica piquilla, por que todo el mundo quiere ganar, pero creo que enemigos los justos.

¿Te has planteado dejarlo?

Si, en la época del Mitsubishi, ya no era yo el que me lo planteaba, es que se lo planteaba todo el mundo.

¿Cuál ha sido la situación más apurada por la que pasaste?

Cuando apague el coche de Oscar en un rallysprint de Vegadeo, ahí si que ves las cosas de otra manera, yo llegaba detrás de él y aunque no era mío el coche, la reacción fue como si fuera mío. Ahí es donde ves la parte mala de las carreras.

En caso de duda ¿con quien consultas a la hora de elegir neumáticos?

Consulto con mucha gente, doy muchas vueltas pero al final prefieren que tome la decisión yo. Suelo preguntar bastante a Ricardo Villa porque me ayuda bastante con los reglajes, y después un poco entre todos, pero la verdad es que siempre intento ser un poco diferente a los demás y jugármela, aunque no siempre salga bien.

¿Llevas planteamiento previo o improvisas sobre la marcha?

Más o menos siempre hay un planning de la semana, de lo que hay que hacer, preparar todo un poco. Si que es verdad que ahora le dedico más tiempo al coche y organizo mucho más todo.

¿Cómo elegiste al copiloto?

Lo conocí por un mecánico mío que trabajaba en la Mercedes, Roberto, me lo presentó, fue patrocinador mío, empezó a correr alguna carrera y en una cena me comentó que le apetecía salir conmigo a probar, fue cuando la época del Mitsubishi y ahí empezó todo.

¿Cómo lo describirías?

En las carreras supongo que por los nervios tengo bastante mal humor, pero me entiende y sobre todo cuando voy tirando un pelín demasiado ya sabe cual es el límite y hasta donde puedo llegar.

¿Con cuál de los copilotos te encontraste más compenetrado?

Con cada uno en su época. Con Nacho no me gustaría cambiar porque tenemos una compenetración, que tiende a la perfección, tenemos mucha confianza.

Con Salva de aquella era mucho más joven, no pensaba tanto las cosas, me ayudó mucho y tampoco es fácil que se monte alguien de las características de Salva con un chaval como quien dice que empieza a correr. Con Guti lo pasé muy bien, el único problema era que los dos éramos muy atrevidos.

¿Te gustaría llevar a alguno en especial?

Estoy muy a gusto con Nacho por eso a día de hoy cuando él no puede prefiero no correr.

¿Si tiene algún fallo os llegáis a enfadar?

No, porque a veces también los tengo yo. Creo que lo que va dentro del coche tiene que quedar dentro del coche, sobre todo los problemas que puedan surgir. Un día puede tener un fallo él y otro día puedo tenerlo yo y chocar.

¿Cuántas pasadas das de reconocimiento?

Depende, 8, 10, por ahí. La verdad es que no hago muchas más ya que con el tiempo me gusta menos entrenar porque cada vez mejoro más las notas . En montaña este año fue el que menos entrené porque ya las llevo corriendo muchos años.

¿Te gustan más las pruebas largas o cortas?

Prefiero los rallyes precisamente por los kilómetros que se hacen.

¿Qué tramo te gusta más?

Piedrafita de Tineo, después el que mejor se me dá es Morcín, sobre todo la versión Carbón. En los rallysprint Nava o Carbayín, como se hace ahora. En la montaña La Faya que es la subida de casa, aunque realmente la subida que más me gusta es el Fito.

¿Y el que menos te gusta?

Espinos del Carbón, y eso que es muy largo y allí vive mi tía. Lo tengo atravesado.

¿Qué prefieres abandonar una carrera al principio o al final?

Fríamente al principio, porque al final una rotura ahorras riesgos, ruedas, gasolina

¿Te gusta la noche para correr?

Si que me gusta.

¿Y el agua?

Siempre que hay duda de si lloverá o nó, prefiero que llueva y si lo hace cuanto más mejor.

¿Te asusta el público mal situado?

No me suelo fijar mucho pero lo que si me asusta es un día tener un accidente y atropellar a alguien.

¿Qué ambiente encuentras con el resto de los participantes?

Pasa como en la vida cotidiana que siempre hay gente con los que tienes mas roce y otros menos.

¿Abandonarías por dejar una pieza a alguien?

Depende de la carrera y de la circunstancia, pero en ese sentido siempre fui muy de dejar lo que tengo, si puedo, no tendría problema.

¿Alguna vez necesitaste algo y te lo negaron?

Normalmente en las carreras si tienes algo siempre intentas ayudar entre unos y otros, más que nada porque mañana te puede pasar a ti.

¿Reclamarías a otro participante?

No me gustaría la verdad.

¿Tuviste alguna carrera en la que te hayas hecho daño?

Daño de pasar por el hospital no, si algo del cuello y demás, como me pasó con el GT Turbo en Castrillón que pegué con un árbol en mi puerta y en el momento no, pero al día siguiente estaba bastante magullado.

¿Quién te hace las asistencias?

Estoy orgulloso y agradecido que tengo un grupo de amigos que van conmigo desinteresadamente y que trabajan en el coche. De todas las piezas mecánicas se encarga Adrián el hermano de Nacho con el taller y, después lo demás, tanto mis amigos como mi tío y yo somos los que pasamos allí horas con el coche y los que preparamos todo.

¿Y el mantenimiento?

Lo básico lo hacemos nosotros menos cuando hay que revisar motor, caja o demás, que lo hace Vidal.

¿Qué cambiarías en el automovilismo?

Que subieran los premios en metálico, no solo para el ganador de la prueba, para todo el mundo, porque ahora mismo es muy difícil cubrir gastos y por eso yo creo que se va a acabar muriendo esto. En Asturias no es una de las regiones en que las empresas se vuelquen mucho , comparado con Galicia, por ejemplo, aunque sea más grande que Asturias, y al final allí todos tienen patrocinadores. Por otro lado los neumáticos se están yendo por las nubes con los precios.

¿Qué opinión te merece la federación?

Lo está haciendo bien. No tengo ninguna queja de Márquez. Se que es imposible hacerlo bien para todo el mundo pero gracias a él se mejoraron muchas cosas, volvieron los premios en metálico lo que se pudo por carrera, hay premios a final de año, el autocross volvió a resurgir…

¿Y de los organizadores?

Hay organizadores que se ve que tienen más presupuesto, otros menos, pero cabe decir que muchas veces te tratan mejor donde más apretada esta la cosa. El presupuesto no es fácil conseguir por eso bastante hacen con intentar sacar la prueba adelante.

¿Qué opina tu familia de esta afición?

No les gusta nada. Mi tía viene conmigo a todas las carreras y si lo vive tanto como yo. Mi padre lo vive ahora porque no le queda más remedio después de tantos años, siempre por el miedo a que pueda pasar algo.

¿Conservas los trofeos?

Ahora ya regalo casi todos a no ser algún trofeo que me haga mucha ilusión. Llegué a contar entre casa de mi padre y mi casa sobre 200.

¿Te queda algún proyecto que hayas querido hacer y no pudiste?

Creo que el error más grande que tuve siempre fue no haber intentado salir al nacional. Ya no con un coche como el que tengo, sino una copa como la Suzuki o un R2, porque al final viendo lo que se gasta en un regional, con un coche de esos si que podíamos haber intentado sacar el proyecto antes. Ahora con la edad que tengo ya se que no vamos a vivir de esto, ni tampoco nunca fue la intención, así que seguiré aquí en el regional y si que tengo ilusión en realizar una buena carrera en el Princesa y hacerse notar, sobre todo el coche, ya no de cara a mi, sino de cara a Vidal.

¿Cuál es la persona de la que hayas recibido un apoyo especial?

Mi madrina, Any, es la que siempre me apoya incondicionalmente en todo, no falla. Después también la gente del desguace de Crash Center, tanto Borja como su hermano Iván, siempre me ayudaron, sobre todo en momentos difíciles, incluso económicamente. Luego todos los amigos que tengo que gracias a dios se vuelcan conmigo.

¿Cómo ves al aficionado?

Bien, aunque la afición cada vez baja más, no se la razón, porque al final es un deporte gratuito y ya sea un partido de futbol, sea una carrera de motocross, por todo se paga y no se porque que cada vez hay menos gente en las pruebas. Una carrera que me sorprendió fue Llanera, estaba lleno de público, tanto en la ceremonia de salida y en el tramo, pero después vas a sitios que piensas que si te sales no te va a sacar nadie, porque no hay nadie viéndolo.

¿Qué consejo darías a quien quiera empezar?

Por ejemplo alguien al que intento ayudar desde el principio, es a mi primo Iván, quiero darle el apoyo que no tuve yo al empezar, se de sobra que con el tiempo va a dar que hablar porque es un chaval que tiene dotes y que va a ir muy rápido, entonces intento ayudar a dar los pasos precisos y a mejorar las notas.

Por eso creo que es necesario que pregunten a la gente que corre, porque cuando llegas así sin conocer nada, es todo muy complejo, como reglamentos, ruedas, y a veces hay tanta piquilla insana, que yo creo que si tienes a alguien de confianza cercano que te pueda asesorar es lo más recomendable.

 

 

COPILOTO

Nacho García, copiloto de Alberto Ordóñez, ha nacido en San Martín del Rey Aurelio hace 44 años, profesionalmente se dedica al sector de la construcción y sus aficiones son el fútbol y los rallyes.

¿Te cuidas físicamente?

Menos de lo que debería, no hay tiempo para más.

¿Cómo te iniciaste en el automovilismo?

Comencé en el 2012 como piloto, en 2013 hice tres carreras ya de copiloto con Canilla y en 2014 ya me senté con Ordóñez hasta hoy.

¿Qué meta te has fijado y que proyectos tienes?

La verdad que voy día a día, me gusta ganar siempre que corremos, pero no pienso en proyectos a largo plazo.

¿Has realizado algún curso de copilotaje?

No.

¿Cuál es el vehículo que mejores sensaciones te ha producido?

El Mitsubishi Evo IX en la época buena de la brida 36, fue brutal y, desde luego el Polo N5.

¿En qué especialidad o Campeonato te encuentras ahora participando?

Rallyes y rallysprint.

De todas las pruebas en las que has participado ¿cuál es la que te trae mejores recuerdos?

Cada una tiene lo suyo, hay muchas de las que tengo buenos recuerdos.

¿Y peores?

Tineo, con el rallye ganado se paró el coche en medio del último tramo.

¿El automovilismo te ha proporcionado buenos amigos?

Muchos.

¿Y enemigos?

Algunos, jejeje

¿En algún momento te has planteado dejarlo?

En bastantes, pero se me pasa rápido.

Seguro que te ha ocurrido alguna anécdota significativa en todo este tiempo.

Muchas buenas y malas, pero se quedan en el baúl privado.

¿Cuál ha sido la situación más apurada que has vivido en el entorno del automovilismo?

Ver quemar un coche de correr, sea tuyo o de un compañero es algo que impacta mucho.

¿Cuando empiezas una carrera llevas un planteamiento previo o improvisas sobre la marcha?

El planteamiento es correr desde el primer momento y luego ya vas estudiando cada situación según va avanzando la carrera.

Describe a tu piloto.

Nada que no sepáis ya, es un chaval con muchas ganas de hacerlo bien, que lo vive al 300% y con un poco de exceso de fogosidad, aunque para eso estoy yo aquí para echarle el freno, jejeje. Es muy rápido y con unos recursos al volante que muy pocos tienen, sin duda de lo mejor que hay actualmente en las carreras.

¿Te gustaría llevar alguno en especial?

No me lo he planteado.

Si tiene algún fallo ¿os enfadáis?

Los fallos son cosa de dos, unas veces falla uno y otras el otro. Todo queda en el coche y no hay enfados.

¿Cuántas pasadas de reconocimiento necesitas dar a un tramo cronometrado? Depende del tramo y lo largo que sea, pero, sacar notas y 4 más ya se va bien en muchos.

¿Qué prefieres las pruebas largas o cortas?

Largas.

¿Qué tramo te gusta más?

Uno que aún no corrí y espero hacerlo pronto, Santa Bárbara, arranca en mi pueblo (San Mamés).

¿Y menos?

No tengo ninguno en especial.

¿En el caso de abandonar una carrera, cuando prefieres hacerlo al principio o al final?

Al principio, si no vas a acabar al menos minimizas gastos.

¿Te gusta la noche para correr?

No me disgusta, pero prefiero el día.

¿Te asusta el público colocado en las cunetas?

No, siempre que estén bien situados.

¿Qué ambiente encuentras con el resto de participantes?

Muy bueno en general.

¿Has tenido alguna salida de carretera en la que te hayas hecho daño?

Moralmente en todas, jejeje, físicamente ninguna.

¿Qué cambiarías en el automovilismo?

Que la gente entienda el gran sacrificio económico que supone a los equipos y que haya más apoyos de empresas y organismos.

¿Qué opinión te merece la Federación?

Creo que están haciendo cosas buenas, no es fácil contentar a todo el mundo.

¿Y los organizadores?

Con pocos medios hacen milagros, hay que estar agradecidos.

¿Conservas los trofeos?

La mayoría si, otros los regalé.

¿Te queda algún proyecto que hubieras querido hacer y no has podido?

Alguno hay por ahí, pero estamos trabajando en ello. Llegará, espero.

Cita alguna persona de la que hayas recibido un apoyo especial.

Cada miembro de nuestro equipo merece un monumento por lo que trabajan y nos aguantan en cada carrera: Iván, Roberto, Adrián, Ana…

Desde tu perspectiva ¿Cómo ves al aficionado?

Muy bien la mayoría, es una pasada estar corriendo y ver al aficionado de verdad animando en la cuneta aunque esté lloviendo. Luego como en todo, siempre hay grupos que van más a ver si alguien destroza el coche que a disfrutar de los rallyes de verdad.

Un consejo para los que quieren empezar.

Que empiecen desde abajo, la mayoría lo hacen saltándose muchos pasos.