Noticias | Rallyes

Ares y Pernía ante el primer asalto sobre la tierra

Llega la tierra al nuevo Campeonato de España. La segunda prueba de la temporada, el Rallye Tierras Altas de Lorca, será el primer asalto sobre esta superficie, novedad desde esta temporada en el nuevo formato mixto de la contienda.

Tras el asfalto de Córdoba, los caminos de tierra de la localidad murciana albergan el segundo enfrentamiento del año. Iván Ares- David Vázquez y Surhayen Pernía-Alba Sánchez defenderán los colores de Hyundai en busca de dejar de lado la mala suerte que les persiguió en el Rallye Sierra Morena.

El Tierras Altas de Lorca debía haber abierto la temporada en marzo, pero tuvo que ser aplazado por recomendación de las autoridades sanitarias. Pasa por tanto a ser el segundo combate del año, en una de las citas de más solera entre las de tierra, y va a contar con una impresionante inscripción con más de un centenar de participantes entre los que habrá cuatro Hyundai i20 R5. Además de Ares y Pernía, Francisco López, que corre en casa, y el francés Jean-Marc Manzagol también competirán con respectivas unidades de la mecánica coreana.

Ares, que se retiró en el primer tramo del Rallye Sierra Morena, explica que: "llegamos a Lorca con muchas ganas. Excepto una corta prueba que corrí en Madrid, no tengo ninguna experiencia en tierra y es un reto nuevo para mí. Es como cuando pasé del campeonato gallego al nacional. Siento nervios y es un aliciente. Hicimos el pasado fin de semana test en Fafe, y me siento cómodo y piloto tranquilo el coche. Pero soy consciente de que hasta que no veamos el tiempo del primer tramo no vamos a saber dónde podremos llegar. A pesar de que tengo experiencia en tierra con el kart cross, esto es totalmente diferente y lo normal es que me cueste coger el ritmo y el feeling con el coche", comenta el gallego.

Pernía, que estuvo luchando por el triunfo en Córdoba hasta que la suerte le dejó de lado, asegura que "afronto Lorca un poco más tranquilo. En Córdoba echábamos a rodar el equipo, y ahora ya todo está bajo control. Me hace ilusión correr en tierra, pero al mismo tiempo tenemos poca experiencia en este terreno. Por ello partimos sin objetivos claros, a hacer kilómetros y ver dónde estamos sin volvernos locos. En Córdoba estuvimos peleando arriba pero no sumamos puntos, y sabemos que tenemos que correr cuatro pruebas en tierra, por lo que hay que tomarlo con calma. Ya corrimos este rallye el año pasado y por ello conocemos el tipo de grip y eso nos va bien. Además, es el rallye de casa para el equipo, algo que nos da una motivación extra, aunque, insisto, el objetivo es puntuar", asegura el cántabro.